Bajo los portales que circundan el zócalo capitalino, entorno repleto de turistas de distintas nacionalidades y de capitalinos que por esta zona suelen desarrollar su cotidianidad, surge atormentado el lamento de un violín.

Ahí está Ricardo Márquez, un joven que despliega su virtuosismo lo mismo en obras del barroco que en música popular mexicana, repasa tarantelas y hasta algunas joyas del rock clásico adaptadas en su acompañamiento mediante pistas midi.

violinista1violinista2violinista3violinista4violinista5violinista6

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s