Tal parece que la escasa retención es contagiosa. Los desbarres discursivos del presidente Enrique Peña Nieto son ya tan numerosos que resultaría una tarea titánica recuperarlos todos.

Para nadie es desconocido que Peña Nieto suele cambiar nombres de personas, ciudades, instituciones, profesiones, objetos y un largo etcétera.

Pero esta vez, su equipo de comunicación presenta síntomas de contagio, y pues el anuncio no pasó desapercibido al periodista @RockoLopez, y si hemos de creerle a la información oficial, difundida la tarde del miércoles en Facebook, el presidente de México, en realidad se llama: Enrique Iglesias.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s