Arturo Rodríguez García

Con el período denominado de intercampañas, esa simulación que posibilita hacer campaña sin llamar al voto, los candidatos de los tres grandes bloques aliancistas parecen dejar de lado los temas torales del país para ceder a la frivolidad.

Alguien los convenció de que son simpáticos, suspicaces, ingeniosos y que esos son recursos de los que pueden echar mano para posicionarse, mantenerse en las primeras planas y los titulares del día, irrumpir en las redes sociales desde donde actúan otros ejércitos, los de sus simpatizantes y los de robots, unos y otros programados para aplaudir la ocurrencia del candidato o reprobar a su adversario.

Frivolizan los candidatos las problemáticas de un país conflictuado, profundamente desigual, injusto y expoliador de las mayorías, a las que ven como público presto a dejarse convencer por la apariencia de bonomía y singularidad discursiva.

Hace 18 años funcionó con aquel fatuo que hoy propios y extraños repudian por haber enarbolado la bandera del cambio para terminar de matraquero del PRI en 2012 y 2018. Era la ruptura de los usos y costumbres, de lenguajes y símbolos, asociados al monopolio de la política, al autoritarismo simulador de republicanismo, al abandono de las añejas retóricas que daba paso a la narrativa de tepocatas, víboras prietas y otras alimañas.

Pero han pasado los años y es claro que el problema no era la retórica, que el cambio no es mal decir, y que el gran riesgo de eso es que, mientras se frivoliza el debate público, hay quienes sacan tajada de los distractores.

En los últimos tres sexenios, los gobiernos han concesionado la mitad del territorio nacional. Se trata de 98 millones de hectáreas concesionadas a la minería, la mayor parte en los sexenios panistas, que en la mayoría de los casos provocan terribles impactos ambientales por los procesos de extracción, transporte y fundición.

Pero el compromiso de Ricardo Anaya con el medio ambiente es en sí una frivolidad: usar un automóvil híbrido. Y el compromiso se vuelve anécdota de cuando no pudo echarlo a andar. Fue el 22 de febrero y su adversario, José Antonio Meade, se burló del incidente y recibió a cambio un comentario mordaz.

El mismo día se publicó el Índice de Percepción de Corrupción, una medición global que coloca a México en el lugar 135 de 180 países, un retroceso significativo: desde que el PRI, partido que postula a Meade, regresó a la Presidencia. Los escándalos de corrupción para ese partido –del que no es militante pero al que clama “háganme suyo”—están a flote y justo ese día toma fuerza un informe sobre mal manejo de recursos en Sedesol (la friolera de 5 mil 251 millones). Naturalmente, es más cómodo burlarse de Anaya en redes sociales.

Captura de pantalla 2018-02-26 a las 19.56.07Así que el día 22 todos parecen de acuerdo para no abundar en lo trascendente y dar inicio a la tanda de picardías. Andrés Manuel López Obrador ironiza con introducir “en el populismo” a sus vinculadores con las oligarquías, Alfonso Romo y Esteban Moctezuma. Un día después, se muestra con Cuauhtémoc Blanco, candidato a gobernador en Morelos, con quien escribe, combinará “La Cuauhtemiña con la Pejemoña” para golear y finalmente, exhibe un video en el que trío le canta “Morenita mía”, en Nuevo Laredo, una de las ciudades más afectadas por la violencia en un país con alrededor de 250 mil muertos desde que inició la militarización.

Para ellos, hombres del poder, encumbrados, satisfechas sus necesidades indispensables, con aparatos de seguridad y ejércitos de colaboradores que los protegen, arropan y están siempre prestos a sus caprichos, los problemas del país son secundarios. Para el Instituto Nacional Electoral también que ya prohibió los debates para el período.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s