Arturo Rodríguez García

Las referencias son conocidas. Muchos escucharon hablar de aquel intrépido que trepó la Estela de Luz durante una movilización del movimiento #yoysoy132 hace años. Otros quizás recuerden aquel diciembre que unos manifestantes prendieron fuego al árbol de navidad de la Coca Cola en el Paseo de la Reforma.

Fueron dos de los más de 500 pagadores que el gobierno de Miguel Ángel Mancera encarceló durante el oscuro período 2012-2015.

Por andarse subiendo a estructuras para protestar, hace cuatro años Jessy Alejandro Montaño, conocido como “Jampsa”, fue a prisión. Le fabricaron varios delitos que, sin estar acreditados debidamente, lo mantuvieron en prisión hasta el día de hoy cuando obtuvo su libertad.

“Jamspa” tuvo la idea de trepar la estructura que soportaba la pantalla gigante con la que el gobierno de Miguel Ángel Macera ocupó el Zócalo, para transmitir los juegos del Mundial de Futbol Brasil 2014. Esa fue la hábil fórmula para mantener lejos de la plaza principal del país, toda protesta social tan eficaz que en estos tiempos de 2018 también sirvió para evitar el evento de cierre de camaña de su principal opositor.

Aquella ocasión, Jamspa trepó para exigir libertad de presos políticos, subió hasta lo alto y al bajar ya lo esperaban los policías de la ciudad. Si alguien cree que en México no hay ciudadanos de primera y de segunda está en un error, pues eso mismo hizo Enrique Peña Nieto en campaña y recientemente, Ricardo Anaya, a quien lejos de confrontar policías, sus simpatizantes celebraron.

En este país uno puede ir preso o recibir aplausos de acuerdo a su condición social, política y económica.

Unknown-2Fernando Bárcenas marchó el 13 de diciembre de 2013. Lo acusaron de incendiar el dichoso árbol publicitario de Coca-Cola. No fue detenido en flagrancia, sino que estaba entrando a la Glorieta de los Insurgentes para abordar el Metro, cuando llegaron los policías por él.

Un video editado, en el que no se distinguían rostros y con vestimentas que no necesariamente coincidía con la que llevaba puesta, lo mantuvo preso desde entonces y no hubo recurso que le permitiera salir en libertad.

Con la amnistía promulgada el viernes pasado, ambos obtuvieron su libertad en las primeras horas de hoy.

35078805_459965471093263_7126011198364975104_nAfuera del Reclusorio Norte, lo esperaban amigos, compañeros solidarios, muchos de ellos anarquistas pues ambos se declararon libertarios, para esperarlos en torno a una fogata.

Esta tarde, vi a Jamspa en una fotografía en Facebook. La imagen fue captada por la noche, quizás en horas de la madrugada, momentos después de abandonar el reclusorio. Su primera escala fueron unos tacos callejeros, ese tipo de cosas que se extrañan de tras de tanto encierro.

Ya contarán ambos lo que adentro hicieron, el periódico Canero, que editaban varios libertarios presos, las historia de injusticia que ahí conocieron. Será en otra oportunidad.:.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s