Cartas desde México
Por Adriana Esthela Flores

La conmoción le bloqueaba la garganta a Gabriela Díaz Valverde cuando, el sábado pasado, estaba a punto de hablar ante más de 30 personas sobre su hermana Mariela Vanessa, estudiante de Filosofía de la UNAM desaparecida el 27 de abril de 2018.
Fue la conmoción y la memoria de 365 días de luchar porque el aparato de justicia reconociera, primero, que Mariela no escapó ni se fue por voluntad propia, que no era una ausente sino una desaparecida, que no tenía porque justificarse su ausencia con un perfil antropológico que decía que padecía depresión crónica.

Y así la letanía de irregularidades en la investigación de Mariela. Pero quizá, la más grave, fue la del objetivo de su búsqueda: las autoridades no contemplan encontrarla viva, por lo que la buscaron varias veces en cuevas de Iztapalapa; la última, el 20 de marzo. Y no hallaron respuestas.

“El dolor que se siente no te deja pensar bien”, expresó Gabriela en el auditorio del Museo de la Mujer donde se reunieron familiares de otras desaparecidas de la Ciudad de México -activistas calculan que son unas 20 cada día las que se suman al listado de ausencias en la capital-, para hablar del caso de Mariela, emblemático en el abordaje de desapariciones de mujeres.

Allí estaban (yo prefiero hablar de ellas así, en voz activa), Pamela Gallardo, Viviana Garrido y el menor Braulio Bacilio Caballero, quien desapareció hace casi tres años  y por quien apenas las autoridades emitieron la alerta Ámber. Una burla.

Estaban convocados también Willy Zúñiga, fiscal especial para desapariciones de la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México; Nelly Montealegre, subprocuradora de atención a víctimas y Carlos Frausto, de Derechos Humanos de la misma dependencia. Zúñiga no fue , Frausto se retiró al terminar su ponencia (para cuya presentación llegó tarde) y Montealegre sí se quedó a escuchar todos los relatos de les familiares de víctimas y también anunció que se modificará el protocolo de la Alerta Amber, pues dijo que los letreros publicados mediante este mecanismo se convirtieron en parte del paisaje. Igual que las anomalías en los expedientes de desapariciones.

“Nos topamos con que desaparecieron las cámaras, que venga después”, citó Gabriela al denunciar cómo, por ejemplo, el celular de Mariela estuvo activo días después de su desaparición y aunque la familia llevó el mapa de geolocalización a las autoridades, no actuaron de inmediato.

Tiempo valioso perdido en un delito que no prescribe, tal como sus efectos que se prolongan con cada día de ausencia y que la autoridad, al parecer, no toma en cuenta, aún y cuando ahora hay un gobierno en la Ciudad de México que se ostenta verdaderamente de izquierda.

Lo que hacen es administrar el dolor, destacó la abogada Socorro Damián, integrante del Grupo MUltidisciplinario de Acompañamiento que sigue estos casos.
Su compañera de equipo, Rita Canto, habló sobre la responsabilidad que se debe tomar desde la Academia para actuar frente a este escenario de “Emergencia humanitaria” que significan las desapariciones.

“Debemos ejercer nuestro derecho a la fragilidad”, enunció.
Mitzi Robles, académica también, le obsequió a Gabriela el poema “Letanía de la Supervivencia” de la poeta feminista Audre Lorde, que destaca el pronóstico aplicado por la sociedad opresora a quienes condenó a vivir en sus orillas: “No pensaban que sobreviviéramos”.

Fernanda Mercedes, madre de Braulio, pidió a la gente que no tire a la basura los boletines de la Alerta Amber, que también incluyen a su hijo desaparecido en los alrededores del Metro Pantitlán.

Y Juana Garrido, tras anunciar que artistas pintarán 5 murales en la ciudad para plasmar los rostros de las desaparecidas, dejó el mensaje que une las historias de quienes tienen familiares desaparecides: “Que vuelva, que tiene una hija que la espera”.

Nos vemos la próxima semana, como siempre. Con poesía y sin tregua

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s