De un mundo raro

Por Miguel Ángel Isidro

Septiembre. Mes de la Patria. Pretexto ideal para el desahogo y la fiesta, en el intento casi desesperado de los mexicanos por reafirmar nuestro sentido de identidad.

Después de todo, el ser mexicano es algo único y especial.

Infinidad de autores han tratado de explicar el sentido y origen de la identidad mexicana desde las ópticas más diversas ópticas: desde la antropología, la filosofía, la sociología… y al final del día, siempre siguen aflorando las profundas contradicciones que nos hacen dueños de una idiosincrasia irrepetible.

Recojo algunos apuntes acerca de nuestro incongruente sentido de la mexicanidad:

I
¿Alguien podría explicar el qué los mexicanos celebramos el “Grito de Independencia” la noche del 15 de septiembre, si la arenga de Hidalgo fue promulgada la madrugada del 16?

Bueno, pues para quienes no lo sepan, ésta tradición proviene de la época del Porfiriato, donde el Presidente ofrecía una recepción de gala para celebrar su cumpleaños, precisamente la noche del 15. Don Porfirio quiso hacer de su cumpleaños una fiesta popular, y así nació la tradición de dar el Grito en el balcón central de Palacio Nacional.

Para ser precisos, la Independencia de México se consumó el 27 de septiembre de 1821… fecha que es completamente ignorada. De hecho fue erróneo celebrar el Bicentenario de la Independencia en 2010. El cumplimiento de los 200 años de la independencia nacional se concretará el 27 de Septiembre de 2021.

Pero en fin, insistimos en creer que este año nuestra nación llega a los 209 años de vida.

II
Nuestro sistema educativo se ha empeñado en vendernos la idea de que los dos grandes movimientos sociales de nuestra historia fueron de origen eminentemente popular. Sin embargo, ni la Guerra de Independencia ni la Revolución Mexicana nacieron de iniciativas populares.

Miguel Hidalgo y Costilla no buscaba la Independencia de México; él pretendía, junto con otros de los conspiradores de Querétaro, que los hijos de españoles nacidos en México -los criollos- contaran con los mismos derechos que los españoles peninsulares.

Se pretendía derrocar el sistema virreynal para dar paso a la designación de un emperador reconocido por la Corona Española, por lo que no fue de a gratis , que en la arenga de Dolores se incluyeran vivas al rey Fernando VII.

En la Revolución Mexicana sucedió algo similar; Francisco I. Madero representaba a una nueva generación de capitalistas que buscaba la generación de nuevas condiciones para el desarrollo de las actividades productivas y la naciente industria mexicana. Por ello las complicaciones para cristalizar el cambio de régimen; no bastó el autoexilio de Porfirio Díaz y la llegada de Madero al poder; la nueva oligarquía tenía su agenda y las clases populares otra muy distinta. Debido a ello la revuelta se extendió por tanto tiempo y costó tantas vidas, aunque… al final del día los muertos los pusieron en su mayoría los más pobres. Como siempre.

Ambos movimientos culminaron con el surgimiento de nuevas oligarquías políticas y económicas. Viéndolo fríamente… en ambos casos ganaron “los fifís”.

III
Cada vez existen más evidencias de que Los Niños Héroes fueron un mito creado para atemperar el sentimiento anti- yanqui generado por la derrota que México sufrió en la intervención norteamericana.

De hecho, se ha documentado que no hay evidencia científica de que los restos depositados en el Altar a la Patria correspondan a los personajes eternizados en libros y monografías.

Los mexicanos tenemos un gusto indescriptible por tomar atole con el dedo desde nuestra historia más remota.

IV
Se convirtió en lugar común afirmar que la bandera mexicana es “una de las tres más hermosas del mundo”, o que el Himno Nacional Mexicano “es el segundo más bello a nivel mundial, sólo superado por La Marsellesa, el himno francés”.

Lamento contradecir el fervor patrio de quienes siguen reproduciendo ésta leyenda, pero… no existe registro de ningún concurso “mundial” de banderas e himnos.

Imagine semejante iniciativa: ¿quiénes podrían conformar el jurado de una competencia de esa magnitud?

¿Y si algún país se inconformase… qué pasaría? ¿Se irían a ronda de penales, los Presidentes de ambas naciones se agarrarían a madrazos o de plano se declararían la guerra?

Imagínese usted al jurado enviando una respuesta tipo: “Excelentísimo Señor Primer Ministro de Luxemburgo. Le comentamos por esta vía que su bandera es tan simplona que apesta. Gracias por participar”…

¡Congruencia, por favor!
***

Por supuesto que no es la intención de quién esto escribe ser una especie de “grinch” o aguafiestas de nuestras celebraciones patrias. Por el contrario, el llamado es a defender el sentido de nuestra identidad con lo más importante que tiene México: su gente, su cultura, sus tradiciones. Más allá de las mentiras que nos ha inyectado el sistema educativo. Más allá de los mitos construidos en el ánimo de inventar una versión “políticamente correcta” de nuestra historia.

¡¡Viva México, cabron@s!!

Twitter: @miguelisidro

Soundtrack para lectura

-La Banda Bastön (México)
“El País de las maravillas”

-Botellita de Jerez (México)
“La valona de la conquista”

-Instituto Mexicano del Sonido (México)
“México”

-Hernán del Riego y La Bola
“El Barzón”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s