Por José Reséndiz

Necesito escribir un poema

de esos que estimulan la producción

de endorfina y la oxitocina

en el cerebro.
De esos que te despiertan
como el té caliente en la mañana,
y que hacen que se contraigan
tus músculos, henchidos de placer,
que alinean sonrisas, que enfocan miradas.
Que sea lo menos parecido posible
al café soluble que venden en Starbucks,
o a la selfie en el zócalo dando hogazas
a las aves para publicar en Instagram.
Algo así como prepararse para la lluvia,
pero sin paraguas, sin malicia,
con alguien dispuesto a bailar un tango
entre el agua,
hombre o mujer, rico o pobre, hetero o transexual,
de esta o de la otra cuadra,
sin discriminación ni estereotipos.
Algo así quiero escribir, algo así más o menos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s