La desinformación, hoy más que nunca, es poder

CARTAS DESDE MEXICO

Por Adriana Esthela Flores 

La era AMLO inició también un nuevo y muy convulso capítulo en la historia contemporánea de los medios de comunicación en México.

Por un lado, en los “medios tradicionales”, asistimos al relevo generacional en las empresas mediáticas que hoy más que nunca, ante el recorte en el presupuesto para publicidad gubernamental, se ven obligadas a asumir nuevos desafíos, entre ellos el mantener sus audiencias o conquistar otras, a través de la recuperación de su trabajo esencial: la investigación y el análisis.

Las primeras versiones ya no son suficientes y están al alcance de muchas personas a través de las redes sociales. Tan es así, que en muchos medios tradicionales, la información predominante es la que “se ha vuelto viral” o la que difunden portales de grupos vecinales o de contenidos muy focalizados.

Es justo aquí, el lado de las redes, el que resulta más interesante por ser el terreno más fértil para democratizar la información y también para intensificar la guerra mediática.

La muestra más reciente es el capítulo del llamado “LordMamón”, Francisco Quiroz Sandoval, quien desató una nueva polémica tras decidir bajar del vuelo donde viajaría el presidente Andrés Manuel López Obrador. Su acción desató acusaciones de inmediato: que si se trató de un montaje, que si es panista, que si trabajaba en Aeroméxico y por ello decidió armar todo un teatro para descalificar al mandatario. Hubo información falsa, como la que publicó el exsubsecretario de Turismo, Simón Levy, al acusar al pasajero de tener antecedentes de secuestrador, cuando en realidad el acusado era otro, con los mismos apellidos, pero invertidos.

Del lado de los defensores de la 4T, también llegó la contraofensiva, comparando al avión con México y señalando, como hizo la académica y esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Muller, que “es un honor” viajar con AMLO.

Este lunes, Quiroz,  integrante de la firma de auditoría Mazars Group (https://www.mazars.com/Users/Our-team/Francisco-Javier-Quiroz-Sandoval), respondió a toda la polémica a través de un mensaje en su cuenta de Twitter FJQuirozS: “Vaya momento para volver a Twitter! Lo hago para aclarar que no trabajo para Aeroméxico ni  me regalan vuelos. Tampoco tengo antecedentes penales…Podré ser #LordMeBajo pero la 4T No podría caer más bajo”.

El problema de las “tormentas” en Twitter es el río revuelto. ¿Quién gana con las confrontaciones en redes? La polarización. ¿Quién pierde? La información.

¿En dónde debemos concentrar la mirada? Justo en los puntos ocultos bajo la marea mediática:  el entorno económico,  la violencia y los focos de corrupción. Lo demás, diría Eclesiastés, es vanidad.

Nos vemos la próxima semana, con café y  más poesía

Autor: Arturo Rodriguez García

Creador del proyecto Notas Sin Pauta. Es además, reportero en el Semanario Proceso; realiza cápsulas de opinión en Grupo Fórmula y es podcaster en Convoy Network. Autor de los libros NL. Los traficantes del poder (Oficio EdicionEs. 2009), El regreso autoritario del PRI (Grigalbo. 2015) y Ecos del 68 (Proceso Ediciones. 2018).

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s