La Técnica del Elefante

Por Rodrigo Diaz Montes

Recuerdo que en la preparatoria una maestra nos explicó ésta técnica; dominar un sólo tema y atraer la conversación a éste tema. Por ejemplo, un elefante. Si se habla sobre leones bastará con mencionarlos, para no demostrar ignorancia total, y relacionarlo con el elefante.

Los leones son animales salvajes que habitan las praderas y la sabana, suelen cazar elefantes para subsistir. Los elefantes son animales grandes, que habitan en las regiones tal o cual continente, su gestación es de tantos meses, su clasificación taxonómica es esta o aquella y las especies que existen hoy día son la “A”, la “B” y la “C”, etcétera, etcétera, etcétera…”

Con esta técnica es como el presidente López Obrador se comunica en sus conferencias mañaneras, aunque naturalmente la vida publica se sirve de varios “elefantes”. Cualquier pregunta que le realizan los aún somnolientos periodistas la evade y responde, básicamente, lo que quiere.

El avión presidencial es uno de sus elefantes favoritos, que se va a vender, que se va a rifar, que se va a hacer un sorteo, hay que reformar la ley, van a ser seis millones de boletos a un costo de 500 pesos cada uno, que siempre no, que es mejor dicho una especie de “coperacha” para dar recurso al sector salud. Y a la fecha ni se ha vendido el avión, ni se va a rifar, ni se usa, ni nada.

Son varios los elefantes del presidente, además del avión. La corrupción, los gobiernos pasados, el besiból, el Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (antes SAE), el aeropuerto de Santa Lucía, la Guardia Nacional, el Tren Maya.

Este “trucazo”, sumado al gran dispositivo que ha montado para imponer en la agenda los temas que a el le agradan o interesan nos han logrado distraer de temas mas relevantes. Es cierto que los medios de comunicación hacen su parte tratando de colocar temas en la agenda. La crisis de migrantes, el gris panorama económico que le auguran no solo a la economía mexicana, sino a la economía global, la crisis de seguridad (heredada o no), la latente huelga de la U.N.A.M. y otros temas que podrían y deberían ocupar un espacio mas importante en la agenda pública pasan a ser desplazados por éste u otro elefante.

Los estadounidenses tienen la expresión “elephant in the living room” que se traduce literalmente como “elefante en la sala” y se utiliza como una metáfora sobre un problema que es evidente, pero sobre el cual no se habla. Una verdad incómoda, que se prefiere ignorar. Y el presidente está tapando un elefante gringo, con uno mexicano.

 

 

 

Autor: Arturo Rodriguez García

Creador del proyecto Notas Sin Pauta. Es además, reportero en el Semanario Proceso; realiza cápsulas de opinión en Grupo Fórmula y es podcaster en Convoy Network. Autor de los libros NL. Los traficantes del poder (Oficio EdicionEs. 2009), El regreso autoritario del PRI (Grigalbo. 2015) y Ecos del 68 (Proceso Ediciones. 2018).

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s