Feminismo en tiempos de pandemia

Qué complicado escribir unas cuantas líneas sobre feminismo cuando pareciera que estamos teniendo un back in time hasta ese punto de partida en el que la mayor preocupación del ser humano era simplemente sobrevivir, nos vemos nuevamente agrupados por clanes, desconfiando del Otro, por miedo a que te infecte o quiera despojarte de tu limitados recursos vitales, pero aún así, en medio de todo este caos, podemos encontrar algo que pueda conectarnos con el mundo a pesar del aislamiento al que hemos sido confinados por ese poder supremo ante el cual, todo ego presunción del ser humano, es una simple falaz.

En este sentido me vienen dos ideas básicas a la mente, la primera es, que, ante el claustro, pareciera que volvemos a ser nosotros mismos. Esto siempre me hace pensar en aquella novela de Robert Louis Stevenson, titulada El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde, y es imposible no cuestionarme quién es quién en qué momento. Lo que la lógica dicta, es pensar que cuando actuamos en sociedad, somos el Dr. Jekyll, el ser de ciencia y razón, aquel qué, ante todo, utiliza la civilidad, usa con destreza los modales, tiene bien practicadas las buenas costumbres y siempre es políticamente correcto, pero como es de suponerse, lo políticamente correcto no hace más que negar esa parte monstruosa del ser, trata en todo momento de minimizarla, eliminarla de ser posible. La teoría de las máscaras sociales no es nueva entre los filósofos y psicólogos, creo que lo destacable en el asunto es cuestionarnos ¿por qué consideramos que el utilizar estas máscaras es, no solo necesario, sino correcto para vivir en una sociedad? Vamos a quedarnos un momento con esta pregunta en nuestra mente para darle paso a Señor Hyde, que según la novela representa la peor parte de nosotros, aquello que debe ser escondido, lo inaceptable.

El Señor Hyde es un monstruo, el ser que cede a sus instintos, que sacia sus necesidades, el que está en contacto con su animalidad, el que no usa las caretas que en la sociedad son indispensables; pensaría que sabe quién es y no tiene miedo de serlo. Tal vez en este aislamiento en el que nos encontramos ya mismo, conozcamos a nuestro propio Señor Hyde, quizás nos demos cuenta qué no hay nada más normal que lo diferente y que está bien celebrar la singularidad, es justo en este punto donde encuentro un punto de convergencia entre la pandemia y el feminismo.

En Ese cuerpo que no es uno, la filósofa Luce Irigaray expresa que una de las complicaciones de ser mujer, es qué, dada la cultura patriarcal impuesta desde el comienzo de la civilización humana, no sabemos ¿qué es una mujer? Como mujeres hemos perdido esa identidad que lo hombre tiene bien establecida y la cual utiliza para desempeñar su rol dentro de una sociedad. Como mujeres no contamos con esta identidad, pues nuestro rol dentro de la sociedad ha sido supeditado a las necesidades y satisfacciones masculinas. Para Irigaray, esta situación, además de ser compleja, no tiene solución, sin embargo, es posible que esto pueda cambiar durante esta cuarentena. Espero qué en este encierro, permitamos que ese Hyde que habita en todas nosotras, salga a flote. Que nos permitamos conocernos, encontrar aquello que nos gusta, nos apasiona, todo aquello que pueda darnos un indicio de quienes fuimos cuando la vida comenzó. Ojalá que en este aislamiento aprendamos a decir “NO”, con tanta fuerza que cimbremos a nuestros verdugos, ojalá que este tiempo sea para nosotras el parteaguas que marque el comienzo de un redescubrimiento de nuestro papel en lo individual y lo social y la construcción de un legado para las que viene detrás de nosotras. Mujer, en esta cuarentena, come lo que te gusta y lo que no, ejercítate o no, lee o no, mira películas y series, descúbrete, experiméntate, ámate por ti y por todas; porque en palabras de San Agustín “volo ut sis” (quiero que seas).

Autor: Paola Licea

Soy amante de las letras y de los pensamientos. Licenciada en APOU Candidata a Mtra. En Humanidades

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s