COVID19… y cuando salí del confinamiento, el mundo entero había cambiado (1)

Fotografía: Adriana Esthela Flores

Pido la palabra

Involucramientos y Diversidades

Por Vica Rule

¿Cómo hacer un abordaje serio a la actual coyuntura marcada por la crisis sanitaria del COVID19 en México desde la perspectiva de los movimientos sociales? ¿Cuál será el horizonte posible, en términos políticos cuando regresemos de nuestro actual confinamiento? ¿Asistimos hoy al triunfo del proteccionismo comercial frente al proyecto de globalización neoliberal? 

Un principio básico, de la presente coyuntura sería, en mi opinión, el reconocimiento de lo inestable, de lo contingente y de la conjetura del escenario actual; muchas aseveraciones incluso científicas, en el transcurso de la pandemia, han cambiado de un momento a otro, en unos días o semanas. La misma Organización Mundial de la Salud (OMS) ha caído en contradicciones, al igual que políticos y mandatarios. 

En nuestro país, las declaraciones más polémicas han sido las del propio mandatario Andrés Manuel López Obrador; desde las predicciones fallidas sobre la paridad del peso mexicano frente al dólar y sus atrevidas afirmaciones de no es “tan dañino”, ni “tan fatal” también, cuando ya existía información de la gravedad del COVID19 aseveró: “hay que abrazarse no pasa nada”. En esa antología de ocurrencias y equívocos se auto incluyó, en primera fila, el académico John Ackerman quién califico a López Obrador como un científico en el programa que conduce junto a Sabina Berman en Canal 11. 

Desde una inteligencia colectiva o un sentido común compartido debemos reconocer la gravedad de la situación y el carácter inédito de la actual crisis sanitaria global. No es un razonamiento descabellado y ninguna exageración entender que el COVID19 es uno de los eventos del presente siglo destinado a cambiar y revisar algunos de nuestros referentes civilizatorios: Estado, Sociedad, libertad individual, comunidad, derechos sociales entre otros. La pandemia del COVID19 no destruirá a la especie humana pero, necesariamente, cambiara nuestra propia visión de ella.

Un fantasma recorre el mundo

Es el fantasma de las ultra derechas radicales, fundamentalistas y evangélicas: Vox en España, el partido neo nazi Amanecer Dorado en Grecia, Ukip en Reino Unido, Viktor Orbán en Hungría, Marine Le Pen de la Agrupación Nacional en Francia, el partido Alternativa por Alemania, el Partido de la Libertad en Austria, la Unión Cívica de Bolivia, Jair Bolsonaro en Brasil y otros, a lo que hay que incluir la corriente del feminismo derechista, separatista y trans fóbico en varios países incluyendo México.

El denominador común de ellos es culpar de la actual crisis del capitalismo global no a la naturaleza misma de ese sistema sino a los migrantes, a los homosexuales  o a los derechos sociales,  con la excepción de Alice Widel quien difunde una imagen de feminista y homosexual, todos defienden un discurso de odio frente al Otro. Estas neo derechas le arrebatan a las izquierdas el discurso nacionalista frente a la bandera de globalización neoliberal de las derechas clásicas. 

Neo derechas que tienen en la mira de sus acciones detonar todo dispositivo de contenido democrático, me explico: abandonan cualquier referencia a un proyecto democrático sea liberal, formal o representativo y, sobre todo, atentan contra las potencias plebeyas de las democracias radicales o populares de América Latina. Mediante golpes de Estado de nueva generación, detonados por las redes sociales y sus propagandas negras irrumpen el curso de las democracias populares como el caso reciente de Bolivia que llevo al poder a una de las derechas más violentas y racistas. 

La pregunta es  ¿Cómo aprovecharán esta crisis sanitaria para llevar agua a sus molinos de exclusión y represión? Los actuales despidos masivos de las trasnacionales en México indican la debilidad del Estado Mexicano para defender derechos laborales y la tendencia de profundizar, aún más, la naturaleza explotadora del sistema en crisis. ¿De qué lado se pondrá el proyecto de la 4 T? de los intereses capitalistas nacionales y globales o de los miles de mexicanos que enfrentaran el desempleo, el aumento de precios y la crisis económica en desarrollo?    

¿El actual confinamiento global de las multitudes inconformes será el nacimiento de un sentido común nacionalista y proteccionista inclinado a la neo derecha? ¿Qué papel jugaremos en ese contexto los movimientos populares y las izquierdas sociales? ¿Limitarnos hacer un testimonio simbólico de nuestras luchas y demandas? ¿O sólo esperar el advenimiento de los bárbaros desde nuestro miasma sin capacidad alguna de iniciativa?

¿Desempolvar a Lenin?

Las particularidades de la coyuntura sanitaria cambian, necesariamente, los referentes tradicionales previos a esta crisis. Ayer hablábamos de la crisis del proyecto de la globalización y hoy asistimos a un cierre de las fronteras nacionales producto de la pandemia. El conflicto central era entre globalizadores y el regreso del proteccionismo económico de derecha encabezado por Donald Trump. En la coyuntura del COVID19 es evidente que asistimos al colapso del sistema capitalista dentro de su propio corazón que es Estados Unidos.

Hasta hace poco el concepto de colapso estaba reducido al campo de los estudiosos de la sociología, hoy en las zonas donde la pandemia ha hecho estragos; en la ciudad Wuhan, China, en la ciudad de Madrid o Nueva York, el colapso se vuelve sentido común por las mayorías afectadas directamente por el virus del COVID19 o por la creciente crisis económica.

En nuestro país los movimientos sociales de orientación de izquierda o progresista han permanecido en una creciente parálisis, en un silencio y, lo que es más lamentable, una negación de la gravedad del COVID19. Desde luego,  hay luchas como las de los padres y madres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa quienes suspendieron la pasada acción global del 26 de marzo. Es un gesto de solidaridad significativo porque a más de 5 años de lucha ininterrumpida hacen una pausa que no debe entenderse como una renuncia sino como solidaridad hacia los afectados, como protección a ellos mismos y como una enorme generosidad hacia los Otros. 

Por su lado, los neo zapatistas de Chiapas han sido claros desde el principio al reconocer “la amenaza real” de la pandemia y en hacer un llamado para no abandonar las luchas. Por ello, se abre un escenario diferente para los movimientos emancipadores, de izquierda y de perspectiva anti capitalista en México: defensores de lo comunitario, de lo pro común y de la defensa de la vida.  Hoy tienen la posibilidad de atraer hacia estos bloques populares una multitud creciente de indignados, siempre y cuanto se pase de la negatividad y crítica del orden institucional presente a la posibilidad de proponer algo diferente y alternativo de alcance nacional. 

Esto último antes de la pandemia era lejano y utópico hoy ante el colapso sorpresivo del sistema capitalista y la “tormenta que se avecina” la creación de una alternativa política diferente en México de un proyecto auténtico de izquierda es algo racionalmente posible.  Existe el vacío que cubrir y la necesidad social, falta ver si los sujetos políticos están a la altura del momento histórico. Ante ello sólo nos queda recurrir al clásico que proponía: “ser optimista del corazón y pesimista de la inteligencia”  

Autor: Arturo Rodriguez García

Creador del proyecto Notas Sin Pauta. Es además, reportero en el Semanario Proceso; realiza cápsulas de opinión en Grupo Fórmula y es podcaster en Convoy Network. Autor de los libros NL. Los traficantes del poder (Oficio EdicionEs. 2009), El regreso autoritario del PRI (Grigalbo. 2015) y Ecos del 68 (Proceso Ediciones. 2018).

One thought

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s