Caricaturas Volumen I

CRONICAS CHAVORUCAS

Por Javier Ramírez

De pronto te das cuenta que estás sentado en tu sala, en tu sillón favorito junto a tus bendiciones, sobrinos o algún infante, te piden (en realidad exigen, porque son amos y señores del control de la televisión) que le cambies a Disney (marca registrada) channel, cartoon network, nickelodeon o cualquier otro canal infantil.

Comenzamos a observar El increíble mundo de Gumball, una exquisitez, genios. Cambio a Star vs las fuerzas del mal, no entendí el concepto, siguió El universo de Steven me perdieron, no comprendí nada. No digo que sean malas, obviamente son para niños, no soy el “blanco” de esas caricaturas, lo que me lleva a lo siguiente, sentarme en mi “lugar especial para escribir” y que es básicamente, mi cama.

Este texto viene cargado de nostalgia, hoy hablo de caricaturas.

¿Qué caricatura te marcó? ¿Qué dibujo animado te hacia dejar  las tareas pendientes, arriesgándote a una regañada? ¿Qué dibujito te obligaba a saber todos los nombres, las historias? ¿Una caricatura hizo gastar a tus padres, en navidad, reyes o día del niño?

Siendo un escuincle respondón y mal educado (al menos yo era así) me tenía que portar bien para poder ver en la casa de la abuela La pantera rosa, Scooby Doo y otras clásicas del canal 5; también Heidi, un dramón; no era graciosa, era ver el sufrimiento de una niña, lo mismo con Remi. Esas caricaturas que les gustaban también a las mamás.

Las mañanas cuando no había clases nos abrían un nuevo mundo de dibujos, Don Gato y su pandilla, o el inolvidable, el extraordinario personaje El Marajá de Pocajú;  o saber que es el Ajuma juma nuca nuca apa guapa, las ganas de hacerse millonario fácilmente (como todos).

Los Transformers, Autobots contra Decepticons, una batalla extraterrestre que llega a nuestro planeta y consigo a Optimus Prime y Megatron (últimamente nos bombardean con muchas películas, pero nada superara la caricatura… mi favorito: Soundwave).

Un grito inolvidable: “!Thunder¡,  ¡thunder¡ ¡thundercats! ¡Aaaaah!”. No imagino los tianguis, en la parte de juguetes, donde no vendan la mano de León-O junto con una espada de plástico, siempre quise  el tanque felino. Mi abuela tenía un gato al que le pusimos Snarf.

He-Man no solo nos brindó unos grandes memes, también nos daba consejos al final de cada capítulo. Para recordar quedó aquel episodio donde hacen alusión a las drogas.

Y las patoaventuras, para comer los sábados e ir a sentarse a la sala.

Recuerdo sentarme con mis hermanas y esperar a que comenzaran los Gatos Samurái, y después jugar al episodio que acabábamos de ver era lo mejor del día. Hoy, tristemente, solo convivimos por videollamadas. Esos gatos me enseñaron a amar la pizza (#TeamConLaPizzaNo)

Hablando de pizza, Las Tortugas Ninja, 4 tortugas adolecentes mutantes, que aparte son ninjas, (¿Existe algo más que grite ¡soy de los 80’s!) con ese nombre? entrenados por una rata en las alcantarillas de Nueva York. Una de mis favoritas.

¡Chala Head-Chala! no puedo ignorar en este recuento a Dragon Ball, la historia de un niño despeinado con una cola de mono, que se convertía en un chango gigante, cuando salía la luna, viajaba por el mundo solo para agarrase a golpes con quien se le pusiera en frente. Después nos enteramos que era extraterrestre  y que se transformaba en un rubio de cabellos más alborotados. Lo único que no cambiaba era que siempre buscaba  algún rival para molerse a puños. Todos íbamos corriendo para poder ver a Goku en el canal 5, leche azucarada, ropa cómoda y a ver las aventuras de nuestro greñudo favorito.

Otro personaje de cabello alborotado, más alocado, pero menos conocido, Fenomenoide, un tipo que consigue poderes a través de su computadora (nada más alejado de la realidad, especialmente en Twitter, ya que todos creemos tener el poder ilimitado al teclear por esa red social que, dicho sea de paso, grita por solo tener cuenta nuestro ochenterismo).

Los Simpson merecen un texto exclusivo, ya que soy un gran seguidor de esa serie, y la sigo disfrutando hoy en día. No entraré en polémica de su decadencia, pero en su propio texto ahondaremos en todos esos aspectos.

Esto va para largo, por eso he decidido seccionarlo en volúmenes, para que también me envíen sus aportaciones de caricaturas, sus recomendaciones, sus quejas o alguna que se nos escape. Se recibe de todo en @javier_andaluz.

“Lisa- ¿Quién puso la música?

Marge- ¿Y de dónde sale todo el licor?

Homero- Somos dibujos animados, nada tiene sentido”

javier

Aquí el pequeño Javier y su fanatismo a las tortugas ninja.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s