Cumpleaños 32

Fotografía: Nick Stephenson / Unsplash

En palabras de un Underdog

Por Luis Manuel Muñiz Sandoval

La vida cambia en un abrir y cerrar de ojos, lo que un día parecía una realidad absoluta a la vuelta de la vida tiene un significado distinto, a veces opuesto a lo que creíamos de inicio.

¿Edad? ¿Experiencia? ¿Camino recorrido? ¿Iluminación?

¿Qué es lo que nos hace cambiar?

Cumplí años los primeros días de mayo; 32 de mis muchos años que me quedan por vivir  ¿verdad? porqué, me quedan muchos ¿no?

Nunca antes me había cuestionado sobre estas cosas existencialistas, ¿viviré mucho? ¿He vivido una buena vida? ¿Fui bueno? – ¡Maldición! – ¿Qué ocurre? ¿Por qué tantas preguntas en mi cabeza?

La ansiedad que me invade no es normal, no una conocida al menos; las ansiedades en tiempos de pandemia son mucho más fuertes, creo yo.

Depende por un lado; de lo que pensamos y cómo fuimos educados para afrontar las adversidades, a algunos nos instruyeron que “al mal tiempo buena cara” no importa que tan mal la estés pasando, tú sonríe (cosa que no es del todo cierta ni sana).

Otro factor involucrado en cómo entendemos la crisis; los medios y formas de comunicación no son de fiar; encender la TV (o medios digitales) y buscar noticias objetivas es un problema grande en México, mientras que por un lado se alaba con exageración cada paso que dan los gobernantes, por otro, se busca manchar y deslegitimar lo que dicen las autoridades sanitarias.

Si pretendemos buscar “mejores” fuentes y acudimos a las redes sociales y la mirada de nuestros contactos, la cosa no cambia, quizá empeora.

Algunos dicen que todo es un invento para fines truculentos y oscuros por parte de los gobiernos alrededor del mundo, otros hablan desde el pánico que les significa la contingencia y también están esos vídeos de gente desesperada irrumpiendo en hospitales acusando de malas prácticas a los profesionales de la salud.

Desde que todo inició me he encontrado con gente diciendo que sería mejor si todos volvemos a nuestras vidas “normales” y que pase lo que tenga que pasar. El desasosiego nos nubla.

En el cuento – I Hope Shall Arrive Soon – (1980) (quisiera llegar pronto) Philip K. Dick dice “La realidad es aquello que, incluso aunque dejes de creer en ello, sigue existiendo y no desaparece”

Mi subconsciente me susurraba “a mí no me va a tocar”; pero esta vez la bala rozó el lóbulo de mi oreja derecha; esa fue la sensación que tuve cuando me dijeron:

“falleció C…, dicen que de COVID”; ¿QUÉ? – ¿Falleció un conocido?, un compañero de la oficina enfermó y murió; ¿pero? sí lo vi hace unas semanas, lo saludé alzando mi mano y me respondió moviendo la cabeza.

No podía creerlo, no era mucho más grande que yo, y yo no mucho más saludable que él, esa bala pudo tocarme a mí.

Apenas cumplí 32 años de edad y aún no quiero morir.

*Dedicado a todos quienes lamentablemente han perdido a un ser amado en los últimos meses; mucha fuerza*

Mis redes sociales:

Twitter: @luis_munizs

Instagram: munizsandovaluis

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s