La llegada de una cuarentena anual

Por Rubí Aricel Arellano

(Octava semana de cuarentena)

No es un descubrimiento que el nuevo coronavirus ha traído también una serie de beneficios para quienes habitamos esta Tierra.

Haciendo un rápido recuento, tenemos noticias sobre Asia de la disminuciones importantes en los niveles de dióxido de nitrógeno y carbono en ciertas zonas, o la visibilización de los sistemas montañosos, en lo que respecta al continente europeo, diversos en sus países han manifestado la limpieza de canales y la aparición de diversas especies en lugares poco comunes, principalmente de animales marítimos. Por otro lado, en América del Norte, su población aprecia y puede disfrutar de un aire más limpio, en México, no hay datos precisos, pero ese es otro tema.

Fuera del romanticismo. ¿Por qué importa el medio ambiente?

La respuesta es por la biodiversidad. Al verse alterados, destruidos o fragmentados los ecosistemas, la flora y fauna migra o desaparece. La biodiversidad es garantía de un equilibrio ecológico, del cual dependemos también nosotros, porque esto permitirá que las cadenas alimenticias continúen su curso, que haya agua y suelos fértiles para el cultivo de alimentos.

¿Podemos vivir sin médicos? Claro que sí, guardando la sana distancia, en nuestras casas, sin viajes, aislados totalmente en el peor de los casos, pero no podemos vivir sin comida. Así como antes de la pandemia, estábamos cerca de que la escasez de agua fuera un gran problema, no queremos llegar a que la falta de alimentos sea un problema irreversible.

La naturaleza se desarrolla y florece como lo que es, sin embargo, todavía existe un gran número de personas que culpan a los murciélagos o a las plantas por existir, a la evolución por avanzar y a la historia por llegar inapropiadamente en nuestra época.

Las pandemias han existido antes y seguirán existiendo. Llegará otra en 2029 o unos años después. ¿A dónde nos lleva esto? ¿Qué y cómo enseñaremos en las escuelas? O incluso, ¿Cómo cambiará la cultura en nuestras familias? La organización, la unidad y el respeto. ¿Cómo nos vamos a preparar para enfrentar la siguiente? Para no ampliar la brecha de desigualdad y para mantener una economía sana con sustentabilidad.

Esta es una propuesta simple y sencilla de tomar, que además, está al alcance de todos, sin importar el nivel socioeconómico y se puede por tiempos espaciados.

Quedarse voluntariamente en casa una semana, no significa dejar de trabajar, dejar de hacer llamadas, abandonar el envío de e-mails, abstenernos de redactar en la computadora o dimitir en el diseño de ideas. Pero sí, tal vez, frenar en una gota la economía del consumismo extremo, las compras por impulso, comer más de lo necesario, ahorrar un poco de maquillaje, ropa y la suela de nuestros zapatos, y esto no tiene por qué ser malo, todos saben también que de las crisis nacen las oportunidades, esto impulsaría nuevas formas de hacer las cosas, de utilizar los servicios o implicaría reinventar el mercado constantemente, dirigiéndonos hacia un mundo más armónico.

Significa acelerar el barco, sin cambiar el rumbo que ya todos tenemos claro, es llegar al punto de que un día no necesitemos hacer ninguna cuarentena voluntaria más, a no guardar nuestros autos ni un solo día porque lo que producen es perjudicial. Se trata de forzar el surgimiento de nuevas formas de producir y consumir, pensar no solo en ser más rico, más guapo, más poderoso o incluso más feliz, porque los desastres naturales no hacen distinción de nada de esto, aquí la mayoría de los que sobreviven son los que tienen la capacidad de discernir entre lo bueno y lo mano, los que toman las mejores decisiones adecuadas para sí y para su entorno.

Se trata también, de generar conciencia e impactar en lo más profundo, no de agravar medidas superficiales cada 10 años. Es generar la empatía que debiéramos sentir todos al ver El Golfo de México tan contaminado y feo, digo, tal vez no todos tengan colindancia con él, pero no deja de ser El Golfo de México… no “El Golfo de Veracruz” ni “El Golfo de los Turistas”.

Ahora que estamos en la etapa del durante queda analizar y encontrar las mejores propuestas para el día después de, el cual consistirá en implementar lo aprendido y eso marcará la pauta para nuestro destino o el porvenir para nuestra familia y nación.

Esto que ocurre a nivel mundial, no es algo duradero, sin embargo con la adopción de propuestas de este tipo, lo que comenzaremos a cambiar será en nuestra mente, en nuestra forma de ver y hacer las cosas, eso es lo que permea para la humanidad, cambiar la consciencia de la gente y apostar por un nuevo futuro.

En nosotros está, encontrar los pretextos o argumentos necesarios para quedarnos en casa 7 días como si estuviéramos en cuarentena, una semana más de lo que lo haríamos normalmente, aunque estemos de vacaciones.

La otra es impulsar a políticos valientes, que se atrevan a desafiar la realidad para que regulen cosas que solo la ley o un virus mortal puede hacer, ya que muchas veces, la voluntad humana, es necia y pequeña. No se pudo antes y no se puede durante, pero que el rumbo que tome México para después de terminado el confinamiento sea ejemplo para el mundo.

Estructuralmente, esta propuesta no resuelve el problema pero ayuda a generar conciencia, es la chispa que desencadena mejores soluciones. Porque un virus no es la solución para el cambio climático. La idea es que no nos esperemos a que algo nos obligue a encerrarnos de un día para otro, y el encierro es leve, comparado con guerras de hambre, debemos evitar improvisaciones y planear, prepararnos. Aquí sí, estamos a tiempo. Aprovechémoslo.

0-1

“Si no lo pones en práctica es como si nunca lo hubieras aprendido”.

Qué triste sería darse cuenta de que 4 meses de cuarentena (al menos) y miles de muertes, hayan sido en vano, y le hizo a nuestro raciocinio “lo que el viento a Juárez”. Nada.

Si vamos a volver, volvamos mejores.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s