¡Touch me!

Hace algunos días la filósofa Judith Butler ofreció para la UNAM, una conferencia a través de un medio virtual. Abarcó temas de gran relevancia entre los cuales me llamaron la atención dos puntos específicos en los cuales basó todo el desarrollo: ¿qué hace al mundo un lugar habitable? y ¿qué hace a una vida vivible? El primer cuestionamiento, aborda aspectos que corresponden a la invasión de espacios por el hombre, lo que finalmente ha decantado en los conocidos problemas que nos acosan: el calentamiento global y la pandemia. Ambos aspectos provocados y agravados por el ser humano. El segundo, tema del presente texto, se refiere a qué características debe tener una vida para que, personalmente, decida continuar viviéndola. Este punto aborda todo aquello que se refiere a la nueva normalidad y en este punto, la conferencista, lanza una pregunta que me ha movido y conmovido profundamente: ¿puedo vivir sin qué me toquen?

Para mí, este aspecto particular de esta normalidad pandémica es uno de los que más me ha costado aceptar e incluir en la cotidianidad. Renunciar al contacto humano más allá de las personas con las que se vive, fue lo último a lo que renuncié antes de entrar al confinamiento. Ahora que se establece como una nueva norma de etiqueta me hace pensar acerca: ¿quiero y puedo vivir una vida sin volver a tocar a nadie fuera de mi círculo íntimo?

Parecería algo un tanto frívolo pensar en esto, cuando miles de vidas humanas se están perdiendo, sin embargo, el mundo pospandémico nos ofrece “otras” posibilidades para habitar el mundo, pero la vida pospandémica, ¿cuenta con las características de una vida vivible? Y en ese sentido me perturba pensar que esos besos y abrazos que nos dábamos al encontrarnos en el súper o al reunirnos en algún café, al saludar cuando se llega a algún espacio, se reemplazarán por un saludo simbólico, que evite, a toda costa, el contacto piel con piel. Es decir, ese amigo (a) tan amado (a) por ti, ese familiar que no vive contigo, esa pareja con la que no compartes espacio vital, de alguna forma, te será prohibida.

Esta idea me perturba tanto como pensar en esos impulsos que vamos a sentir de hacerlo, cuando regresemos (si es que se puede regresar de algo así) a los espacios públicos. Estas muestras de afecto que, se ha comprobado científicamente, son imprescindibles para el ser humano pues ayudan a la segregación de dopamina, serotonina, etc., se convertirán en una nueva punción de muerte. Al sucumbir ante el impulso de besar, abrazar o simplemente tocar a otra persona, se estará sucumbiendo ante un impulso que puede arrebatarte la vida. Tocarse en público parecerá tan impúdico como la desnudez en un espacio abierto. Las nuevas tendencias apuntarán a que esta clase de demostraciones deberán reservarse para la intimidad de nuestros hogares; abrazar y besar a alguien públicamente, se convertirá en una nueva forma de anarquismo adoptada por lo “inadaptados” y revolucionarios.

Cada vez que alguien, por accidente o con toda la intención, viole tu espacio personal, lo único que te vendrá a la mente es: ¿esta persona estará infectada? Los salones y espacios de baile y convivencia masiva serán abandonados por largo tiempo así como toda actividad que implique el roce entre seres humanos. Si las relaciones interpersonales en este mundo ya estaban de por sí dañadas, me imagino la deshumanización que nos espera más adelante y vuelvo a preguntarme si esta vida, tal como parece pintar el futuro, es vivible para mí.

¡Qué miedo! tenerte enfrente y no poder tocarte, abrazarte o besarte.

¿Y para ti, el futuro se ve bien?

Autor: Paola Licea

Soy amante de las letras y de los pensamientos. Licenciada en APOU Candidata a Mtra. En Humanidades

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s