El malestar de la cultura de Saltillo: violencia e impunidad

Iván Ariel Márquez Morales
Iván Ariel Márquez Morales Foto:Twitter

Por Brenda Macías

Iván Ariel Márquez Morales, Director del Instituto Municipal de Cultura (IMC) de Saltillo, fue denunciado por presuntamente ejercer violencia de género y cometer acoso sexual contra la actriz, directora de teatro y empresaria Andrea Galindo López y contra el actor, director de teatro y psicólogo Luis Mireles Falcón, respectivamente. De acuerdo con los testimonios, los hechos ocurrieron durante una reunión particular a la que el Director asistió –sin invitación– el pasado 23 de agosto de 2020, y a la que según testigos llegó en aparente estado de ebriedad.

Andrea Galindo y Luis Mireles Falcón presentaron sus denuncias ante la Fiscalía General del Estado de Coahuila de Zaragoza, ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, ante el Centro de Justicia y Empoderamiento de las Mujeres, ante la oficina del alcalde de Saltillo, ante la Contraloría Municipal y en redes sociales. Para resarcir el daño, Galindo y Falcón exigen al alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, la destitución de Iván Márquez como Director del organismo descentralizado.

 Asimismo reclaman una disculpa pública, la reparación del daño psicológico, la garantía de no repetición, la realización de talleres para la sensibilización de los funcionarios públicos en las materias de género y derechos humanos, y que se garantice que no habrá represalias contra ellos por ejercer su derecho a la libertad de expresión. Documento.

Cerca de 500 artistas locales y nacionales firmaron una carta de apoyo a las víctimas a la que se sumaron activistas, estudiantes universitarios, empresarios, académicos y periodistas críticos, entre otras personas y entidades. Documento.

El pasado 2 de septiembre, en declaraciones recogidas por el periódico Vanguardia de Saltillo, el alcalde expuso:

Lo que yo siento es que es una cuestión personal, de todos modos estamos atentos para que el actuar personal no afecte su desempeño, no estamos ni a favor ni en contra de Iván ni de los denunciantes.

Como todo ciudadano, pueden acudir a las instancias correspondientes. Yo le pedí al secretario del Ayuntamiento que ahondara en ese tema para ver qué pasó, que escuchara las versiones de los afectados, como atención del Municipio, y ver con el Director (Iván Márquez) qué fue lo que pasó.

Las declaraciones del edil sorprenden en virtud de que el IMC es un organismo descentralizado cuya “máxima autoridad” es una Junta de Gobierno que nombra al Director o en su caso a la Directora, quien en todo momento ostenta la representación de la entidad ante las instancias públicas y particulares.

La titularidad del organismo le obliga legalmente a observar los principios que rigen a la administración pública y especialmente la no discriminación, el respecto a los derechos humanos y garantizar la transparencia. Debido a que el director es el titular del organismo, no está sujeto a un régimen de horario como el resto de los servidores públicos, sino que en todo momento se constituye como el representante del IMC.

La lentitud burocrática, el incumplimiento de los reglamentos y los códigos de ética está gestando una movilización activista que clama un cambio en las formas del ejercicio del poder con los hashtag #IvánNoMeRepresenta #ManoloNoResponde #LoPersonalEsPolítico #NoAlAcoso.

En entrevista telefónica con Andrea Galindo, la directora de la Compañía de Teatro Camaleón, recordó el desencuentro que tuvo con el Director del IMC, Iván Márquez, alrededor de las 2 de la mañana del pasado 23 de agosto, durante una celebración de cumpleaños que se realizaba en una casa de la colonia Los Pinos en Saltillo.

Fue la primera vez que vi en persona al Director del IMC. Él nunca asiste a nuestras obras de teatro y no tenemos amistades en común. Desde que entró a la casa llegó directamente con Luis Falcón, le acarició la espalda, el cabello y le acercó los genitales. Fue súper incómodo ver eso.

Iván llegó alterado y no le gustó la música que estábamos escuchando. Entonces yo le dije que no podíamos cambiar la música porque estábamos escuchando la música que le gustaba a Diego, el festejado. Eso desató el malestar del Director quien respondió:

“Si no sabes, ¿para qué abres el pinche hocico?”.
La actriz relata que el Director se le acercó de una forma invasiva y amenazante.
“Seguro eres de las que no tienen novio”, “sí, no tiene novio”, insistió mirándola fijamente.
“Por eso estás sola, ¿o no?”, dijo mientras buscaba la aprobación de presentes.
Alterado, tambaleándose y sin obtener respuesta, refiere la actriz, el Director del IMC, insistió en violentarla verbalmente:
“Se ve que no te cogen… sí, no se la cogen… si estás mal cogida no es mi culpa… y ahí está, para ver quién se la coge…”.
El Artículo 5. de la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia para el Estado de Coahuila de Zaragoza mandata que “para los efectos de esta Ley, debe entenderse por violencia contra la mujer cualquier acción o conducta, basada en su sexo, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual, psicológico, económico o patrimonial a la mujer, tanto en el ámbito público como en el privado”.

Para consultar la Ley: aquí.

Ninguna persona tiene derecho a acosar, a hostigar o a molestar a otra persona de esta manera y menos si es un funcionario público. Es muy fácil juzgar y minimizar lo ocurrido. Iván dijo que nuestra queja, nuestra incomodidad, es un golpeteo político. Nos relacionan con el PAN, con Morena y no hay un colectivo feminista artístico que nos respalde porque aún no existe.

Me han preguntado que por qué no reaccioné en el instante, que por qué hice pública mi incomodidad y qué quiero conseguir. En Atención a Víctimas me llevaron a desmenuzar ese momento incómodo y he estado pensando mucho en cuántas ocasiones he estado inmersa en algún tipo de violencia. Ahora me doy cuenta que la violencia la tenemos normalizada. La dejamos pasar por temor a meternos en problemas.

Este testimonio nos remite a una infografía del medio AJ+ sobre el libro The 2nd List of Shit That Made Me a Feminist, de Farida D., sobre la criminalización de las víctimas y los micro machismos, la sentencia 309 de la lista indica que la frase “Estaba borracho” son palabras que se usamos para justificar las cosas malas que él hace. Y la frase “Estaba borracha” son las palabras que usamos como la razón por la que a ella le pasan las cosas malas.

La actriz continúa:

Nosotros queremos visibilizar que el Director abusa de su poder. Al parecer cuando bebe alcohol se pone violento. Nos han llegado decenas de denuncias anónimas sobre la impulsividad del Director.

En este contexto, el actor y director de teatro Luis Falcón relata su versión de lo ocurrido:

El machismo es el padre de todos los males. Fui acosado en ese momento. Iván me tocó. No fue la cercanía sino la intención con la que me tocó. En ese momento entré en un estado de camuflaje. Me escindí de mí mismo. Me paralicé. Su cuerpo se pegó a mi cuerpo mientras yo estaba sentado. El Director se tambaleaba. Me frotaba su pene. El Director usó su pene como figura de poder. Se mostró altanero y altivo. Su forma de socializar fue grosera. Esta situación me ha puesto a pensar en los derechos humanos, en los límites y las responsabilidades afectivas que debemos marcar en nuestras relaciones.

Sin embargo, este acontecimiento que incomodó a Andrea y a Luis no ha tenido la repercusión esperada porque el problema no ocurrió en horas laborales a pesar de que, como lo mencionamos en párrafos anteriores, el director encarna los intereses de la Junta de Gobierno de Cultura y de la comunidad artística local las 24 horas, los 365 días del calendario gregoriano.

La respuesta del Director

De acuerdo con información obtenida mediante WhatsApp, el pasado 27 de agosto de 2020, el comunicador Sergio Cisneros, del canal Tele Saltillo, expresó en el noticiero Tele Zócalo Nocturno, un mensaje que le envió el Director del IMC:

“Hermano, como sabrás de antemano como soy (sic) pues está bien pensada para golpear (sic) la que mandaron a todos lados (sic) porque está circulando en redes sociales, en grupos de Whats App aquí en la ciudad de Saltillo. Nos conocemos de toda la vida y pues qué te puedo decir ya mañana haré una declaración. Esto está fuera de lugar. Gracias y sabes que si fuera diferente te lo diría a ti como amigo que me ayudaras (sic) pero no es así (sic) qué lástima que no acepten que alguien avance con su trabajo”. 
Consultar el mensaje aquí.

El 28 de agosto, Iván Márquez, director del IMC, apegándose a la presunción de inocencia, en un comunicado negó, ante la opinión pública, que haya ejercido violencia de género y acoso sexual contra los demandantes. Añadió que está dispuesto a colaborar con las autoridades para aclarar los hechos y que presentará una queja por difamación, ya que sus padres lo forjaron con los valores del respeto y  la honorabilidad. 
Consultar el comunicado: aquí.

Hasta la fecha no ha sido llamado por ninguna autoridad competente.

La Junta

Al realizar una búsqueda para conocer quién forma parte de la Junta de Gobierno de Cultura de Saltillo, de acuerdo con el Acta de la Tercera Sesión Ordinaria del año 2020, realizada el 14 de septiembre pasado, aparecen los nombres de Carlos Humberto Robles Loustaunau, como suplente del Presidente de la Junta de Gobierno, Manolo Jiménez; la comisaria de la Junta Elma Marisol Martínez González; como secretario el Director Iván Márquez; la vocal Dulce María Fuentes Mancillas; el vocal Jorge Alberto Leyva García; la vocal Olivia Strozzi; el vocal José Antonio Gutiérrez; la vocal Dolinka Liliana Martínez; la vocal Lydia María González; el vocal Martín Madrigal Guzmán; el vocal Blas José Flores González; la vocal Leticia Rodarte Rangel; la vocal Mónica García Martínez; el vocal Marco Natanael Espinoza Rincón y el vocal Roberto Esteban Garza Fishburn; quienes tendrían la obligación legal de iniciar el procedimiento administrativo que sancione las omisiones del titular de la dependencia.

En la última sesión de la Junta de Gobierno de Cultura, ningún vocal hizo mención de las denuncias sobre la conducta de Márquez, al respecto de los señalamientos por presunta violencia de género y acoso sexual contra personas de la comunidad artística. 

Transparencia

Al parecer la denuncia de Andrea Galindo y Luis Falcón no será el único problema que deberá enfrentar el Director porque, de acuerdo con una denuncia ante el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), se señala que el funcionario no realiza en tiempo y forma sus obligaciones de transparencia desde hace más de un año, a pesar de que es una responsabilidad directa por ser el titular de la dependencia. Así lo exige la ley general respectiva.

De acuerdo con una solicitud de acceso a la información pública realizada por un ciudadano, la Plataforma Nacional de Transparencia arrojó que no existe información sobre los estados financieros, así como de los contratos en materia de adquisiciones para 2019 y 2020, de acuerdo con lo dispuesto en el Fracción XXVIII del Artículo 70 de la Ley General de Transparencia. 

Las omisiones inician desde el tercer trimestre del año 2019, ya que no ha presentado la información de transparencia que la ley obliga. Por este incumplimiento existe una denuncia ciudadana ante el Instituto Nacional de Transparencia y se espera que el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información (ICAI) haga su labor para determinar y sancionar el presunto incumplimiento y se marque un precedente para que se publiquen en tiempo y forma las obligaciones de transparencia en favor de la ciudadanía.

Otro caso de acoso sexual en el IMC

No es la primera vez que un Director del Instituto Municipal de Cultura de Saltillo es señalado por acosar sexualmente a una persona. En el año 2015, durante la administración de Isidro López Villarreal, el entonces Director del IMC, José Guadalupe Palacios Ortiz, presentó su renuncia luego de haber sido señalado por presuntamente acosar sexualmente a un compañero de trabajo durante un viaje oficial que realizaron a la ciudad de Nueva York y por presunto quebranto a las finanzas del Instituto, según lo consignó en su momento una nota del periódico Zócalo. Sin embargo, el 13 de noviembre de 2017, la Dirección de Denuncias y Responsabilidades de la Contraloría Municipal resolvió que no encontró ninguna responsabilidad e, incluso, Isidro López Villarreal ofreció una disculpa pública al ahora promotor cultural y director escénico José Palacios.

En este nuevo caso, ¿quién se hará responsable?, ¿quién ofrecerá las disculpas públicas a quién?, ¿quién resarcirá los daños?, ¿hasta qué punto las violencias seguirán atravesando la vida pública y privada?…