#Maldito2020: El soundtrack de un año perdido

Foto Kelly Sikkema en Unsplash

DE UN MUNDO RARO / Por Miguel Ángel Isidro

Pues bien, por increíble que parezca, estamos llegando al final de un año inédito en la historia moderna de la humanidad, marcado por la pandemia del COVID19, turbulencias políticas y una crisis económica que parece estar aún lejos de alcanzar su peor momento.

Difícil, muy difícil establecer cuál será la referencia de estos aciagos días en el futuro; lo cierto es que por múltiples razones, encabezadas por las elevadas cifras de fallecimientos alrededor del mundo producto de este nuevo y desconocido padecimiento, para muchos éste 2020 quedará en el almanaque como un año digno de olvidarse.

Claro que hacer un recuento de la música que ha marcado este pandémico  año podría parecer un ejercicio banal e incluso irrelevante, pero lo cierto es que a pesar de las dificultades, el 2020 ha sido un año plagado de novedades musicales, reminiscencias y de usar a la música como una válvula de escape ante el confinamiento forzado.

Una vez más, utilizaremos este espacio que generosamente nos abre el maestro Arturo Rodríguez para hacer una reseña musical del año que agoniza, con la advertencia que no se trata, ni con mucho, de un “top ten” o una pretendida curaduría de “Lo mejor de”… es tan sólo un puñado de canciones que nos han acompañado a lo largo de este periodo del calendario, con algunos apuntes al margen para recrear su tiempo y contexto. Para otros argumentos y estadísticas están las listas y charts de los medios y plataformas especializadas.

Tampoco referiremos los temas en base a una numeración, porque no se considera a ninguno de ellos mejor o peor que el otro. En gustos se rompen géneros, pero por supuesto que toda retroalimentación será siempre bienvenida.

También aprovecho para anunciar que una vez completado este recuento, se creará la respectiva playlist en Spotify, que compartiremos con las lectoras y lectores de Notas Sin Pauta.

Sin más preámbulos, comencemos….

“Tusa”

Karol G y Nicky Minaj (Colombia-Trinidad y Tobago- Estados Unidos)

Si, sabemos que muchos puristas dirán que éste pegajoso tema de reggaetón fue lanzado a finales de 2019 -concretamente el 7 de noviembre-, bajo la producción de Daniel Echavarría, mejor conocido por su alias “Ovy On The Drums”. Pero lo cierto es que el tema se viralizó a nivel mundial en los primeros meses de 2020.

En redes sociales la popularidad del tema explotó no solamente por el decadente videoclip -cargado de un glamour kitsch, intoxicado de tonos rosas y violetas en la fotografia- sino también por la enorme cantidad de personas que compartían historias o segmentos de video coreando la canción en antros y reuniones con tragos en mano cantando a todo pulmón. Sobresalieron las imágenes de hombres cantando y contoneándose al ritmo de la rola, y ésa parecía ser la promesa del 2020; un año para el desenfado y la celebración.

Creo que de haber sabido lo que vendría meses después, muchas personas más hubiésemos deseado soltarnos la tienda y corear la”Tusa”, esperando que la fiesta no terminase nunca. 

Aún así, es de llamar la atención que un tema bilingüe haya alcanzado tan importante connotación, incluso en países donde no se habla español o inglés, tales como Bélgica, Suecia o Portugal. Probablemente muchas personas- hombres y mujeres por igual- se sintieron identificados con el significado del título de la rola, que en jerga colombiana se utiliza para definir el sentimiento de decepción, amor y deseo de venganza que sobreviene tras una ruptura amorosa.

Por algo será:

“Chéni (Miedo)”

La Bruja de Texcoco (México)

La Bruja de Texcoco es el alter ego de Octavio Mendoza, una cantante transgénero que mezcla en su propuesta musical un rescate de la música mexicana tradicional, el misticismo y la reivindicación de la diversidad.

Más allá de lo vistoso de su performance, que mezcla la firme presencia de un hombre barbado de casi dos metros de altura enfundado en huipiles de alta gama artesanal y con su larga cabellera adornada con llamativos tocados a la usanza tehuana, la lírica de La Bruja de Texcoco envuelve un sentimiento de calidez, nostalgia y espiritualidad. 

En su historia personal, Mendoza relata que su personaje nació como una revelación durante un acto chamánico enmedio de una fiesta a la que había acudido como músico, y de la que salió transformado como un nuevo ser bajo los vapores del copal, el incienso, el mezcal y la marihuana.

“Miedo” es un tema balsámico que nos lleva a reflexionar sobre la ínfima connotación de la presencia humana en el concierto de la energía universal. Y también representa una luz de esperanza en el escenario de la música independiente hecha en nuestro país.

Necesitamos muchos y muchas artistas como La Bruja de Texcoco.

“Dance of clairvoyants”

Pearl Jam (Estados Unidos)

Hay ausencias que triunfan, y definitivamente es el caso de la legendaria banda originaria de Seattle.

Poco antes de que la pandemia del COVID19 reventase a nivel mundial, fue lanzado el onceavo trabajo discográfico de Pearl Jam, “Gigaton”, siete años después de su anterior disco, “Lightning bolt” (2013).

Para sorpresa de propios y extraños, y para beneplácito de sus verdaderos seguidores, el grupo lidereado por Eddie Vedder no se conformó con manufacturar un puñado de temas que hicieran una fácil y barata reminiscencia a sus grandes éxitos de la década de los noventas, sino que Pearl Jam se aventuró a explorar nuevas probabilidades sonoras. 

Mientras que  para muchas bandas de la era grunge ha sido como bastante complicado encontrar  su transición a la era adulta, Pearl Jam sigue mostrando su vena creativa, lanzando una docena de temas que en poco más de 57 minutos de contenido nos nuestran  a un grupo de músicos que siguen siendo congruentes con sus principios, capaces de generar música emotiva y personal, pero a la vez todavía rabiosa y cargada de intencionalidad política.

Aún cuando debido a la pandemia fue obligada la cancelación de la gira promocional de “Gigaton”, queda la certeza de que Pearl Jam será uno de los actos más esperados cuando los conciertos puedan retomarse. Esperamos estar ahí para atestiguarlo.

“Dreams”

Fleetwood Mac (Estados Unidos)

Los fenómenos provocados por estos tiempos pandémicos son sumamente curiosos.

Nathan Apodaca, un mexico-americano oriundo de Idaho, saltó a la fama en este otoño merced a un video de TikTok donde aparece montado en una patineta y bebiendo jugo de arándano, teniendo como fondo musical una pegajosa tonada de Fleetwod Mac: “Dreams”, originalmente incluida en el álbum “Rumors” de 1977.

Son de esos momentos donde todos salimos ganando algo: Apodaca capitalizó su repentina popularidad como “el cholo de TikTok” y recibió como regalo una camioneta nueva por parte de la compañía embotelladora del jugo al que dió visibilidad de marca; el público pudo revivir un tema de magistral manufactura pop, que recibió el beneplácito del propio Mick Fleetwood; y los internautas pasamos un  rato agradable con la gran cantidad de réplicas, parodias y memes a la hazaña del tiktokero también conocido como @420doggface208.

Así de fácil.

“So we won’t forget”

Khruangbin (Estados Unidos)

Este peculiar trío oriundo de Texas resulta un maravilloso descubrimiento en una época en la que todas las frecuencias y plataformas se encuentran saturadas por el pop plástico de manufactura coreana o el reggaetón en sus distintas vertientes.

El guitarrista Mark Speer, la bajista Laura Lee y el baterista DJ Johnson Jr han logrado recrear una prodigiosa mezcla de psicodelia, soul y dub, que se acompaña de sutiles líneas vocales, que vuelven a su música un producto atemporal. De plano no espere escucharlos en la rotación de la radio tradicional.

“So we won’t forget” es una pieza a la que puede usted recurrir como una bocanada de oxígeno puro en el contaminado entorno de la industria musical. Mención aparte merece el video producido para ésta pieza: emotivo, estremecedor y dotado de un bizarro candor que lo hace único.

Afortunadamente la música todavía nos puede brindar nuevas opciones.

Éste recuento continuará.

Twitter: @miguelisidro

miguelaisidro

Periodista independiente radicado en EEUU. Más de 25 años de trayectoria en medios escritos, electrónicos; actividades académicas y servicio público. Busco transformar la Era de la Información en la Era de los Ciudadanos; toda ayuda para éste propósito siempre será bienvenida....