Este 23 de febrero, el estadio albergará un partido de baloncesto en el que se enfrentarán los New York Knicks a los Golden State Warriors (San Francisco). Los organizadores del evento respetarán todas las medidas de seguridad sanitaria: en particular, la capacidad del estadio estará limitada al 10%. Asimismo, todos los visitantes tendrán que mostrar los resultados de una prueba negativa de COVID-19 en la entrada del estadio.La reapertura del Madison Square Garden causó tanto revuelo que las entradas al partido se agotaron en menos de media hora.
[Con información de Sputnik News]

Por

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver