4 razones por las que las acciones de Tesla están cayendo

(CNN Business) — Tesla, la acción más popular del mercado durante más de un año, se ha hundido en el territorio del mercado bajista.

Las acciones de Tesla cayeron un 6% el martes después de cerrar con una baja de 8,5% el lunes, lo que eliminó sus ganancias del año. La acción cerró en un récord justo por encima de los US$ 883 el 26 de enero y desde entonces ha bajado. El martes cayó a US$ 619, y se trata de la primera vez que las acciones de Tesla caen por debajo de los US$ 700 desde el 31 de diciembre.

La fuerte caída ha llevado a las acciones de Tesla por debajo de su nivel cuando la compañía ingresó al S&P 500 el 21 de diciembre. También hizo que su director ejecutivo, Elon Musk, quedara en el puesto número dos en la lista de personas más ricas del planeta, detrás del fundador de Amazon, Jeff Bezos. Los dos han estado intercambiando posiciones en repetidas ocasiones este año.

Las acciones de Tesla se están vendiendo por varias razones:

Bitcoin

Tesla anuncia que aceptará bitcoins como pago 2:34

Tesla anunció a principios de este mes que había invertido US$ 1.500 millones en bitcoin. Eso ayudó a alimentar el reciente repunte del bitcoin y, según algunas estimaciones, Tesla obtuvo un beneficio rápido de US$ 1.000 millones. Esto es más de lo que jamás ha ganado con la venta de automóviles en un solo año.

Sin embargo, el sábado, en respuesta a una crítica a la inversión en bitcoin de Tesla, Musk tuiteó que los precios tanto de bitcoin como de otra criptomoneda llamada Ether «parecen altos». Eso ayudó a que el precio del bitcoin cayera un 9,3% en las operaciones del lunes, lo que puede haber ayudado a arrastrar las acciones de Tesla a la baja.

«En nuestra opinión, Bitcoin es el movimiento inteligente en el momento adecuado para Tesla, pero en el lado negativo está jugando con fuego y los riesgos y la volatilidad se añaden a la historia de Tesla», dijo Daniel Ives, analista de tecnología de Wedbush Securities, quien le apuesta al alza a las acciones de Tesla.

Precio del Model Y

El jueves pasado, Tesla recortó el precio de la versión más barata de su Model Y y de su Model 3 superventas en US$ 2.000 cada uno. Eso elevó el precio del Model Y de «rango estándar», que puede viajar más de 390 km con una carga, a US$ 38.490, y el del Model 3 de rango estándar a US$ 34.590.

Pero durante el fin de semana, la versión más barata de «rango estándar» del Model Y desapareció del sitio de ventas de Tesla. Quedaron solo las versiones más caras de largo alcance y rendimiento de la camioneta tipo SUV. Tesla no explicó su decisión.

«Vemos las siguientes razones plausibles: la combinación se inclinó demasiado hacia la variante más barata y, por lo tanto, iba a matar sus márgenes, o lo más probable es que simplemente no hubiera mucha demanda por la variante más baja», dijo Gordon Johnson de GLJ Research, quien le apuesta a la baja a las acciones de Tesla. Dijo que los recortes de precios recientes y otros cortes muestran que los vehículos Tesla no tienen la demanda que afirman sus seguidores.

«Tesla no puede mantener sus fábricas actuales funcionando a su capacidad sin (…) recortes de precios», dijo Johnson en una nota el lunes.

Mayor competencia

Fabricantes de automóviles consolidados recientemente han fijado objetivos ambiciosos para sus propias ventas de vehículos eléctricos.

General Motors presentó hace una semana una versión tipo camioneta de su Chevrolet Bolt, con un precio muy por debajo del Model Y, y anunció que tiene la intención de vender únicamente autos que no generen emisiones después de 2035. Ford estableció un objetivo aun más ambicioso para sus ventas europeas: dijo que todos los modelos de automóviles que vende allí serán vehículos eléctricos para 2030.

Así es el nuevo Bolt EUV de Chevrolet 1:01

Apple también está considerando asociarse con un fabricante de automóviles para entrar en este negocio, según varios reportes.

Estos esfuerzos ponen nerviosos a algunos inversores de Tesla, dijo Ives, aunque cree que habrá un cambio suficiente hacia los vehículos eléctricos para que haya múltiples ganadores entre los fabricantes mundiales.

Los inversores se adelantaron

Las acciones de Tesla alcanzaron un máximo un día antes de un informe de ganancias decepcionante el 27 de enero, que no cumplió con las previsiones de los analistas de Wall Street.

Los resultados mostraron que el dinero que Tesla ganó con la venta de créditos regulatorios a otros fabricantes de automóviles superó sus ingresos netos generales. Los críticos, como Johnson, dijeron que es una prueba de que Tesla no es capaz de ganar dinero con la construcción y venta de automóviles (aunque, según otras medidas de ganancias, Tesla es rentable).

Durante la teleconferencia sobre los resultados del 27 de enero, Musk también habló sobre la escasez de baterías necesarias para alimentar vehículos eléctricos. Dijo que, incluso con el suministro interno de baterías de Tesla y su ampliación de la producción de baterías planificada, la compañía está luchando por encontrar las baterías que quiere para construir más vehículos.

«El límite fundamental para los vehículos eléctricos en este momento, en general, es la disponibilidad total de celdas (de batería)», dijo. Por ejemplo, Musk dijo que Tesla ya habría comenzado a producir un camión articulado si tuviera las baterías disponibles para hacerlo.

Las acciones de Tesla siguen su camino ascendente

Las acciones de Tesla subieron un 743%, un récord de mercado, en 2020, ya que los inversores abrazaron la idea de que el futuro de la industria automotriz sería eléctrico. Tesla sigue siendo, por lejos, el fabricante de automóviles más valioso del mundo. Tiene un valor de mercado muy superior al de los ocho fabricantes de automóviles más grandes juntos.

Incluso con la caída reciente. Las acciones de Tesla han subido alrededor de un 1.300% desde octubre de 2019, cuando informó sobre una ganancia en el tercer trimestre que sorprendió a los inversores, lo que hizo que las acciones se dispararan.

Algunos inversores creen que las acciones de Tesla volaron demasiado alto. Sin embargo, muchos analistas creen que Tesla se recuperará. Ives tiene un precio objetivo a 12 meses de US$ 950.

Aun así, tiene una advertencia: «De nuevo es ‘momento de abrocharse el cinturón de seguridad’ para las acciones de Tesla, ya que hay más volatilidad en el horizonte», dijo Ives.

Tesla