Contraloría de Venezuela inhabilita por 15 años a Juan Guaidó y otros opositores a Maduro

(CNN Español) — El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela electa en 2015, Juan Guaidó, y un grupo de parlamentarios opositores del período 2015-2021 no podrán ejercer funciones públicas por 15 años por decisión de la Contraloría General de la República.

El organismo, controlado por el cuestionado presidente Nicolás Maduro, asegura que los parlamentarios no cumplieron con el requisito de presentar una declaración jurada de patrimonio.

A juicio del contralor general Elvis Amoroso, quien comunicó la decisión a través del canal de televisión del Estado, negarse a cumplir con este requisito establecido en la legislación venezolana significa que “algo tienen que ocultar”.

En la lista de adversarios políticos de Maduro que resultaron sancionados están Freddy Guevara, Julio Borges y Juan Pablo Guanipa, los más cercanos colaboradores de Guaidó.

En su cuenta de Twitter, Guanipa respondió: “Que el usurpador de la contraloría anuncie inhabilitaciones es algo que simplemente desconocemos”.

En respuesta, el equipo de Guaidó denunció en un comunicado que la decisión es “una nueva afrenta de la dictadura de Nicolás Maduro contra la democracia y la institucionalidad del país”. Adicionalmente, calificaron de írrito a Amoroso.

La lista de diputados opositores inhabilitados incluye también a Marco Aurelio Quiñones, Armando Armas, Julio Montoya, Ismael García, Mariela Magallanes, Antonio Geara, Carlos Berrizbeitia, Juan Miguel Matheus, Richard Blanco, Rafael Veloz, Luis Florido, Germán Ferrer, Alexis Paparoni, Carlos Paparoni, Juan Andrés Mejía, Franco Casella, Gaby Arellano, Renzo Prieto, Sergio Vergara, Carlos Valero, Winston Flores, José Manuel Olivares, Tomás Guanipa y Américo De Grazia.

La medida se conoce en un año electoral. Según la Constitución, en 2021 corresponde renovar el mandato de los gobernadores y se está discutiendo juntarlas con las elecciones municipales. Maduro ya ha expresado su acuerdo con esa posibilidad, pero acotó que la decisión correspondería a los poderes Legislativo y Electoral.

El Parlamento venezolano renovó sus escaños en 2020 en unos comicios desconocidos por Estados Unidos y varios países de la Unión Europea. Maduro mantiene ahora el control de la Asamblea Nacional. Mientras tanto Guaidó, que no reconoce la validez de la elección del 6 de diciembre, continúa sesionando con el argumento de la continuidad administrativa, que no está establecida en la Constitución, y en un formato conocido como Comisión Delegada.

La Comisión Delegada suele reunirse en los períodos de receso del Parlamento y está constituida por los presidentes y los vicepresidentes de las comisiones.