Los CDC deben fomentar una mejor ventilación para detener la propagación del nuevo coronavirus en las escuelas, dicen expertos

(CNN) — Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) deberían hacer más para guiar y fomentar una mejor circulación del aire en los edificios, especialmente en las escuelas, para ayudar a prevenir la propagación de coronavirus, dicen los expertos en ventilación.

Dicen que los CDC no han prestado suficiente atención al papel que puede desempeñar la ventilación para ayudar a la propagación de virus, o reducirla.

Las escuelas necesitarán gastar tiempo y dinero mejorando el flujo de aire usando sistemas HVAC, sistemas de filtrado de aire HEPA independientes o incluso simplemente abriendo ventanas si los estudiantes, maestros y personal van a regresar de manera segura al aprendizaje en las escuelas, en el otoño, dicen los expertos.

«El estado de la ventilación en las escuelas de Estados Unidos en este momento es lamentablemente inadecuado», dijo Richard Corsi, decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Computación de la Universidad Estatal de Portland, en un foro organizado por el Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, en la Escuela de Salud Pública Bloomberg, esta semana.

«En este momento, las escuelas están buscando a los CDC y no están obteniendo las respuestas al tipo de cosas de las que estamos hablando», agregó Corsi. «Todos miran a los CDC». Corsi dijo que ha aconsejado a las escuelas que necesitan mejorar la ventilación, y su respuesta ha sido que no hay una guía específica en el sitio web de los CDC.

La ventilación de aviones no propaga virus, dice estudio 3:25

Los CDC sugieren que las escuelas piensen en mejoras de ventilación.

«Consideren las actualizaciones o mejoras del sistema de ventilación y otros pasos para aumentar la entrega de aire limpio y diluir los contaminantes potenciales en la escuela. Consulten a profesionales experimentados en Calefacción, Ventilación y Aire Acondicionado (HVAC) al considerar cambios en los sistemas y equipos de HVAC», dice en su guía.

También apunta a la guía publicada por la Sociedad Estadounidense de Ingenieros de Calefacción, Refrigeración y Aire Acondicionado.

Pero eso no es suficiente, coincidieron los expertos.

¿Por qué es importante la ventilación para evitar la propagación del virus?

Con una ventilación deficiente, las partículas virales se pueden acumular en el aire en un salón de clases, cafetería o pasillo.

«Si observas todos los brotes de alto perfil, los mismos factores subyacentes, sin mascarillas, poca ventilación. No importa si se trata de una clase de spinning, hockey sobre hielo, campamentos, aulas, práctica de coro o restaurantes, [son] los mismos factores subyacentes», le dijo a CNN Joseph Allen, quien dirige el Programa de Edificios Saludables en la Escuela de Salud Pública TH Chan, de Harvard, a principios de este mes.

«La pandemia ha revelado el papel que nuestros edificios, incluidas las escuelas, pueden desempeñar en la transmisión de enfermedades infecciosas», dijo en el foro William Bahnfleth, profesor de Ingeniería Arquitectónica en la Universidad Estatal de Pensilvania.

Es un concepto bastante simple. La gente tose, estornuda o simplemente exhala partículas constantemente. Si una persona está infectada con un virus, incluido el coronavirus, las partículas virales se pueden llevar en gotitas que pueden quedar suspendidas en el aire. En una habitación cerrada, esas partículas se acumularán y otros las inhalarán.

La solución también puede ser simple: intercambio de aire. Cambie el aire cargado de partículas por aire fresco y limpio, y el riesgo de transmisión caerá.

Covid-19, más luz natural para las escuelas 0:37

El problema surge cuando los edificios sellados también tienen sistemas de ventilación deficientes, y el problema se agrava en los meses más fríos, cuando cualquier ventana o puerta que pueda haber está firmemente cerrada contra el frío.

Tres intercambios completos de aire en una habitación pueden eliminar las partículas infecciosas, dijo Bahnfleth. Un sistema de ventilación o limpieza de aire de alto rendimiento puede hacer esto en 20 minutos, dijo.

«Un sistema HEPA portátil con una tasa de suministro de aire limpio de 300 pies cúbicos por minuto en un salón de clases típico le da el equivalente de tres a cuatro cambios de aire por hora. Eso, en muchos salones de clases, es hasta un 50%, 60% o 70% de reducción en las dosis de inhalación», agregó Corsi.

Pero los directores, las juntas escolares y los maestros a menudo saben poco sobre este concepto.

«No hay mucha conciencia sobre el aire interior», dijo Claire Barnett, fundadora de Healthy Schools Network. Ella dijo que el problema ha empeorado desde que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos dejó de financiar su programa de aire interior para las escuelas, hace 10 años. Ni los CDC ni la EPA tienen experiencia en el aire en interiores en las escuelas ahora, dijo.

Y es un problema que, como tantos otros, afecta más a las comunidades más pobres.

«Ha sido bien documentado durante décadas que las comunidades más pobres a menudo tienen las instalaciones escolares más pobres. Eso significa que no hay aire limpio, ventilación, plomería que no funciona, dificultades con las fugas de saneamiento y el moho», dijo Barnett.

Bahnfleth señaló un estudio de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO) de 2020 que encontró que el 54% de los distritos escolares necesitaban múltiples actualizaciones del sistema. «Aproximadamente la mitad de los distritos necesitaban actualizar o reemplazar múltiples sistemas como calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) o plomería», dice el informe. «Se estima que un tercio de las escuelas necesitaban actualizaciones del sistema HVAC».

Cuesta dinero por adelantado, pero vale la pena, dijo Bahnfleth. «Sí, puede haber costos significativos involucrados en algunos casos, pero no tan altos como algunos podrían pensar, y el costo de no hacer esa inversión es mucho mayor», dijo.

Entonces, ¿quién debería pagar?

«Hay una necesidad de inversión, aunque solo sea en sistemas de filtrado de limpieza de aire para las aulas. Esto debería ser proporcionado por el Gobierno federal», le dijo a CNN el Dr. Donald Milton, profesor de Salud Ambiental en la Universidad de Maryland.

Hay dinero para las escuelas en el plan de rescate de US$ 1,9 billones del presidente Joe Biden, pero ninguno está destinado a los sistemas de ventilación de las escuelas.

Biden pide al Congreso US$ 1,9 billones 2:31

Y los CDC, dijo, necesitan hacer más para ayudar a las personas a pensar dónde está el virus, y eso está en el aire.

«Si está en pequeñas partículas flotando en el aire y las inhala, no importa cuan lejos viajó en el aire, el problema es el mismo. La solución también es la misma: necesita ventilación, filtración y control de la fuente, y se necesitan mascarillas ajustadas con buenos filtros y transpirabilidad «, dijo.

¿Qué no se debe hacer para limpiar el aire?

Los expertos desaconsejaron el uso de tecnología no probada para «limpiar» el aire, diciendo que algunos enfoques podrían resultar en aire contaminado. Lo importante es intercambiar todo el aire de una habitación con aire fresco varias veces por hora, dijeron.

«Quiero implorar a todos que no se aventuren en tecnologías no probadas que tienen un marketing hábil», dijo Corsi durante el foro de Johns Hopkins.

Eso incluye sistemas de nebulización o «robots» desinfectantes o sistemas de luz ultravioleta.

«Los nebulizadores y atomizadores funcionan idealmente en ciertos entornos», dijo Barnett. Incluyen laboratorios u hospitales, no escuelas, ni edificios de oficinas, donde los trabajadores no capacitados no tienen idea de cómo usar los químicos peligrosos involucrados.

Los sistemas de luz ultravioleta que se instalan en lo alto de los techos, con circulación de aire para llevar el aire exhalado hacia ellos, funcionan bien, dijo Bahnfleth. Pero pueden ser costosos y son más apropiados para grandes espacios compartidos, como gimnasios o cafeterías, que para aulas pequeñas.

Algunos enfoques de baja tecnología también pueden hacer más daño que bien, dijo Barnett. Los protectores de plástico, por ejemplo, pueden concentrar el aire contaminado y pueden detener las gotas grandes durante un período corto [piense en una caja de comestibles], pero son inútiles en entornos como las aulas donde el aire puede circular a su alrededor con el tiempo.

«Si puede oler el humo del cigarrillo desde el otro lado del plexiglás, también está inhalando virus», dijo Barnett.

Todos los expertos criticaron el énfasis de los CDC en la limpieza de escritorios y otras superficies a expensas del concepto de aire limpio. «La limpieza de superficies no es muy útil en términos de rentabilidad con el covid-19», dijo Delphine Farmer, experta en Aerosoles de la Universidad Estatal de Colorado. Al menos, las soluciones de limpieza pueden llenar el aire con un cóctel complejo de químicos tóxicos, dijo.

«Hay consecuencias muy reales de limpiar en exceso», dijo Farmer en el simposio de Johns Hopkins.

Lo mismo se aplica a los sistemas que utilizan procesos químicos oxidativos para descomponer las partículas cargadas de virus.

«Pero al hacerlo, producen una serie de compuestos orgánicos», dijo, incluidas toxinas como el formaldehído.

«Lo que sabemos que funciona es la ventilación y la filtración», dijo Farmer.

CDC
Covid-19