Comienza la distribución de una tercera vacuna contra el covid-19 en EE.UU., mientras aumentan las preocupaciones sobre nuevos casos y variantes

(CNN) — Estados Unidos acaba de agregar otra poderosa herramienta a la lucha contra el covid-19 a su inventario: una tercera vacuna. Esta vez de Johnson y Johnson (J&J).

Esta última buena noticia llega en un momento en que los líderes de salud de Estados Unidos dicen que es fundamental en la batalla del país contra el virus, ya que la disminución de casos comienza a estabilizarse y aumenta la preocupación por las variantes altamente transmisibles.

«A partir de esta noche, se distribuirán 3,9 millones de dosis de J&J en todos los canales, estados, tribus, territorios y farmacias y centros de salud comunitarios», dijo un alto funcionario del Gobierno en una conferencia telefónica, el domingo por la noche. «Esas dosis de J&J se entregarán este martes por la mañana».

Después de que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizó la vacuna Johnson & Johnson, el sábado, los asesores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (por sus siglas en inglés) votaron al día siguiente para recomendar la vacuna. La directora de la agencia aprobó esa recomendación casi de inmediato, superando el obstáculo final antes de que la vacuna pueda llegar a aplicarse.

«Como vacuna de una dosis, las personas no tienen que regresar para recibir una segunda dosis para estar protegidas», dijo el domingo la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky. Además, esta vacuna no necesita guardarse en un congelador y puede almacenarse a temperaturas refrigeradas, por lo que es fácil de transportar y almacenar y permite una mayor disponibilidad en la mayoría de los entornos comunitarios y sitios móviles, a medida que aumenta el suministro».

Las ventajas de la vacuna de Johnson & Johnson 0:32

Si bien el funcionario dijo que Johnson & Johnson le dijo a la Casa Blanca que el suministro semanal de vacunas será limitado durante las próximas dos semanas después de la distribución inicial, los expertos esperan que las dosis adicionales ayuden a aumentar el número de vacunas y ayudar al país en su carrera por vacunar tantos estadounidenses como sea posible antes de otro aumento previsto de casos de covid-19.

«Hay una especie de nueva urgencia», le dijo a CNN el domingo el Dr. Eric Rubin, miembro del comité asesor de vacunas de la FDA y profesor de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard. «Debido a que están apareciendo nuevas variantes virales en este momento, con alguna posibilidad de que algunas de ellas eventualmente se vuelvan algo resistentes a la protección que brindan las vacunas, es realmente importante administrarlas rápidamente».

Vacuna Johnson & Johnson protegería contra una variante 0:57

La vacuna llega en un «momento potencialmente crucial»

Las variantes de coronavirus son la razón por la que los líderes de salud han destacado que es especialmente importante seguir practicando las precauciones de seguridad ahora, y ayudar a reducir los números de infección por covid-19, mientras los estados trabajan para vacunar a más residentes.

Más de 2.460 casos de variantes de coronavirus detectados por primera vez en el Reino Unido, Sudáfrica y Brasil se han reportado hasta ahora en Estados Unidos, según datos de los CDC.

La gran mayoría de estos casos —2.400— son de la variante altamente contagiosa conocida como la B.1,1.7. La variante se detectó por primera vez en el Reino Unido, y los CDC advirtieron previamente que probablemente se convertirá en la variante predominante en Estados Unidos este mes. La agencia ha dicho anteriormente que estos números no representan el número total de casos variantes que circulan en Estados Unidos, sino solo aquellos que se han encontrado al analizar muestras positivas.

Varios expertos ya han dado la voz de alarma sobre una posible oleada impulsada por la variante B.1,1.7 que podría estar a solo unas semanas de distancia.

Un informe del Dr. Michael Osterholm y sus colegas del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota dijo que la proporción de casos de esta variante está aumentando rápidamente en algunas partes de Estados Unidos y un «pico importante en casos, hospitalizaciones, y las muertes en el futuro cercano sigue siendo una gran posibilidad».

Walensky, la directora de los CDC, advirtió -a fines de la semana pasada- que era posible que Estados Unidos estuviera viendo los «efectos iniciales» de la propagación de variantes, con una reciente disminución pronunciada en los casos que ahora aparentemente se están desacelerando.

El domingo dijo que la vacuna Johnson & Johnson llega «en un momento potencialmente crucial».

«Los últimos datos de los CDC sugieren que las recientes disminuciones en los casos de covid-19 pueden estar estancando y potencialmente estabilizándose en cifras aún muy altas», dijo Walensky, en un comunicado. «Por eso es tan importante que nos mantengamos vigilantes y tomemos de manera constante todas las medidas de mitigación que sabemos que funcionan para detener la propagación del covid-19 mientras nos abrimos paso hacia la vacunación masiva».

Cuántos estadounidenses han sido vacunados

Por ahora, la vacunación masiva en Estados Unidos aún está muy lejos.

Más de 49,7 millones de estadounidenses han recibido al menos su primera dosis de la vacuna contra el covid-19, según muestran los datos de los CDC.

Más de 24,7 millones han recibido ambas dosis, según los CDC. Eso es aproximadamente el 7,5% de la población de Estados Unidos.

Si bien los estados de todo el país han luchado con la escasez de suministro, entre otros desafíos para recibir inyecciones en sus brazos, los funcionarios tienen la esperanza de que las vacunas solo continuarán aumentando con más dosis en camino.

Pfizer y Moderna se han comprometido a tener un total combinado de 220 millones de dosis disponibles para su envío a fines de este mes. Y Johnson & Johnson se comprometió a poner a disposición 20 millones de dosis en el mismo período de tiempo.

— Jason Hoffman, Michael Nedelman y Maggie Fox, de CNN, contribuyeron a este informe.

Vacuna contra el coronavirus