Los hechos de violencia doméstica aumentaron en EE.UU. durante los confinamientos por la pandemia, según un análisis

(CNN) — Los incidentes de violencia doméstica aumentaron en Estados Unidos cerca de un 8,1% tras la imposición de confinamientos relacionados con la pandemia, según un análisis de la Comisión Nacional sobre Covid-19 y Justicia Penal (NCCCJ, por sus siglas en inglés).

El análisis, publicado el miércoles, se basó en una revisión de 18 estudios de Estados Unidos e internacionales. Estos compararon los incidentes de violencia doméstica antes y después de que se implementaran las órdenes de quedarse casa la primavera pasada. Los estudios que constituyen la base del análisis cubrieron una variedad de fuentes de datos, incluidos registros de llamadas a la policía e informes de delitos de violencia doméstica. También registros de líneas directas de emergencia y registros de salud.

Alex Piquero, presidente del Departamento de Sociología de la Universidad de Miami y autor principal del análisis, le dijo a CNN en una entrevista que los investigadores encontraron evidencia abrumadora de un aumento en la violencia doméstica, sin importar cuál fuera la métrica que examinaran.

«Fue un resultado muy impactante», dijo.

Los datos sobre violencia doméstica son particularmente difíciles de estudiar dado que muchas víctimas no denuncian los delitos a la policía o sus declaraciones no se toman en serio. Las órdenes de confinamiento por la pandemia también han aislado aún más a las víctimas. La situación las ha alejado de las personas que no viven en las casas y que de otra manera podrían ver signos de abuso o violencia.

El problema de la violencia doméstica ‘es peor’ de lo que sabemos

Piquero dijo que creía que el problema era más grande de lo que indicaban los resultados del estudio.

«En mi opinión, creo que el 8% es un piso y no el techo», dijo Piquero. «Creo que el problema en realidad es peor de lo que realmente sabemos en este momento», agregó.

Desde hace más de un año, los expertos han estado preocupados por el aumento de la violencia doméstica durante la combinación de aislamiento e inseguridad financiera por la pandemia. Las Naciones Unidas se han referido a ese aumento como una «pandemia en las sombras«. El término alude a que las personas quedan confinadas o aisladas de la ayuda externa.

Los autores de la NCCCJ dicen que la evidencia que apoya los hallazgos es «fuerte». No obstante, agregaron que no estaba claro precisamente por qué había aumentado la violencia doméstica.

Teorizaron que los problemas económicos exacerbaron los factores asociados con la violencia doméstica. Entre los factores se incluyen el desempleo, la inseguridad financiera y el estrés por el cuidado de los niños y la educación desde casa.

Otros delitos que aumentan en pandemia

El informe es el último trabajo de la NCCCJ, que fue lanzado en julio pasado por el grupo de expertos del Consejo de Justicia Criminal. Este está liderado por los exfiscales generales Alberto Gonzales y Loretta Lynch. La organización ha examinado previamente cómo la pandemia de covid-19 ha dado lugar a un aumento de los delitos violentos y mayores tasas de infección y mortalidad entre reclusos.

Piquero dijo que había similitudes entre el aumento de los delitos violentos y los homicidios y el aumento de la violencia doméstica. De hecho, ciudades de todo el país han experimentado un aumento en ambas métricas.

«Los veo como algo distinto, pero todos están sucediendo bajo esta nube de, literalmente, un tiempo realmente loco que todos hemos estado viviendo ahora durante casi un año de nuestras vidas», dijo.

«Una cosa es si dices, ‘bueno, es un estudio en un lugar’. Sin embargo, se trata de ciudades diferentes que utilizan diferentes formas de estudiar el problema, y todas ellas arrojan el mismo resultado», dijo Piquero.

En un comunicado de prensa, el director de la NCCCJ, Thomas Abt, dijo que la pandemia ha sido un especialmente difíciles para las personas más vulnerables de la sociedad.

«Los formuladores de las políticas y los investigadores deberían trabajar para comprender mejor los impactos de la pandemia y proporcionar recursos adicionales para la prevención del abuso doméstico y para los servicios para las víctimas, particularmente para aquellos que están más aislados y en mayor riesgo», agregó.

Violencia domésica