La pandemia del coronavirus provoca pobreza sin precedentes en Latinoamérica

(CNN Español) — El 2020 terminó con 22 millones adicionales de personas pobres en América Latina y el Caribe. En total, 209 millones de personas viven en la pobreza, según el informe anual de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). Es una cifra sin precedentes, según el organismo.

Además, Latinoamérica empeoró en los índices de desigualdad, tasas de ocupación y participación laboral, en especial para las mujeres, señala el informe. De los 209 millones de personas en la pobreza al final de 2020, 78 millones de ellas están en situación de pobreza extrema. Son 8 millones más que en 2019.

Y lo que viene no es mejor. Según proyecta la Cepal, la región registrará una caída de 7,7% en el Producto Interno Bruto (PIB). El informe «estima que en 2020 la tasa de pobreza extrema se situó en 12,5% y la tasa de pobreza alcanzó el 33,7% de la población».

MIRA: “La pobreza multiplica la posibilidad de morir por covid”

Las medidas de los gobiernos ayudaron

La Cepal dice que las acciones de emergencia que tomaron los gobiernos en 2020 ayudaron a mitigar el aumento de la pobreza.

«Los gobiernos de la región implementaron 263 medidas de protección social de emergencia en 2020. Estas alcanzaron al 49,4% de la población, aproximadamente 84 millones de hogares o 326 millones de personas», afirma la organización y calcula que sin esas medidas la pobreza extrema sería del 15,8% y la pobreza del 37,2%.

pobreza américa latina

(MAURO PIMENTEL/AFP via Getty Images)

Los más afectados: las personas de ingresos bajos y medio bajos

«Se estima que en 2020 unos 491 millones de latinoamericanos vivían con ingresos hasta tres veces la línea de pobreza. Alrededor de 59 millones de personas que en 2019 pertenecían a los estratos medios experimentaron un proceso de movilidad económica descendiente», dice el informe de la Cepal.

La desigualdad también aumentará como consecuencia de la pandemia

La Cepal afirma que la desigualdad en 2020 podría llegar a un índice de Gini 2,9% más alto que el de 2019. El coeficiente de Gini mide la desigualdad en la distribución de los ingresos y va de 0 a 1, donde 0 es perfecta igualdad y 1 perfecta desigualdad.

MIRA: ¿Podría disminuir la brecha entre riqueza y pobreza condonar la deuda universitaria?

«Sin las transferencias realizadas por los gobiernos para atenuar la pérdida de ingresos laborales, cuya distribución tiende a estar concentrada en los grupos de ingreso bajo y medio, el aumento esperado del índice de Gini promedio para la región habría sido del 5,6%».

pobreza américa latina

(NORBERTO DUARTE/AFP via Getty Images)

Mercado laboral

Al cierre de 2020, el desempleo llegó a 10,7%, un aumento de 2,6 puntos porcentuales con respecto a 2019.

La caída en el empleo y la salida de las personas de la fuerza de trabajo por la pandemia afecta más a las mujeres, trabajadores informales, jóvenes e inmigrantes, dice el reporte.

Acciones que pide la Cepal

«No cabe duda que los costos de la desigualdad se han vuelto insostenibles y que es necesario reconstruir con igualdad y sostenibilidad, apuntando a la creación de un verdadero Estado de bienestar, tarea largamente postergada en la región”, dice Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la comisión regional de las Naciones Unidas, citada en el informe.

Con base en esto, la organización insta, entre otras medidas, a que los países creen un Estado de bienestar que incluya, a corto plazo, políticas como ingreso básico de emergencia, bono contra el hambre y un ingreso básico de emergencia para mujeres. A mediano y largo plazo, la Cepal insta a que haya un ingreso básico universal que dé prioridad a familias con hijos menores, y pide sistemas universales de protección social.

Pobreza