¿Qué es el virus del papiloma humano? Lo que debes saber sobre vacunas, síntomas y riesgos de cáncer

(CNN) –– El virus del papiloma humano, conocido como VPH, es una enfermedad de transmisión sexual muy común, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés). De hecho, cerca de 43 millones de infecciones de VPH se registraron en 2018, la mayoría de ellas en adolescentes mayores y adultos jóvenes, según los CDC.

Las personas con el virus del papiloma humano corren el riesgo de desarrollar verrugas genitales y algunos tipos de cáncer, dijo Debbie Saslow a CNN. Saslow es directora general para VPH y cánceres ginecológicos de la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Ha pasado casi 25 años estudiando el virus del papiloma humanos y trabaja para crear conciencia sobre la vacuna contra esta enfermedad sexual.

Esta conversación ha sido editada y condensada para mayor claridad.

¿Qué efectos causa el virus del papiloma humano?

Debbie Saslow: Casi todo el mundo se contagiará de VPH en algún momento y la mayoría de las personas no tendrán ningún síntoma. Algunos tipos de VPH pueden causar verrugas en la piel, otros pueden provocar verrugas genitales y algunos pueden generar cáncer.

Los tipos de VPH que causan cáncer se transmiten a través del contacto íntimo de piel a piel, por lo que principalmente ocurre en actividades sexuales. El cáncer de virus del papiloma humano más común en las mujeres es el de cuello uterino. Aunque algunas mujeres no estén familiarizadas con su cuello uterino, muchas van al ginecólogo a hacerse un examen de detección de esta clase de cáncer con una prueba de Papanicolaou o una prueba de VPH. El cáncer de VPH más común en los hombres es el de garganta, aunque las mujeres también pueden contraerlo. Se ubica en la orofaringe, que es la parte posterior de la garganta y las amígdalas. Los otros cuatro cánceres son cáncer el anal en hombres y mujeres, el de pene en hombres y los de vulva y vagina en mujeres.

Lo que debe saber sobre el virus del papiloma humano 3:49

No muchas personas llegan al punto de presentar síntomas porque las pruebas de detección son bastante comunes en Estados Unidos. Sin embargo, el dolor después del sexo y sangrado anormal son dos síntomas del cáncer de cuello uterino.

¿Cómo pueden las personas reducir sus probabilidades de contraer el VPH?

Saslow: Vacunarse puede prevenir más del 90% de los cánceres del virus del papiloma humano y más del 90% de las verrugas genitales. Se recomienda para niños y niñas de 9 a 12 años, pero las personas de hasta 26 años pueden recibir la vacuna.

La prevención secundaria para mujeres de 25 a 65 años con cuello uterino es la prueba de detección de cáncer en este lugar. Al detectarlo y tratar o extirpar el cáncer o el cuello uterino, realmente puedes prevenir el cáncer.

El método de detección preferido es una prueba del virus del papiloma humano cada cinco años. A diferencia de una prueba de Papanicolaou, la de VPH predice el futuro. Por ejemplo, si alguien resulta VPH positiva dos años seguidos, incluso si las células del cuello uterino son normales, es una señal de que la infección podría evolucionar a precáncer.

Si alguien tiene una prueba negativa del virus del papiloma humano, sus posibilidades de tener cáncer de cuello uterino en los próximos 5 o 10 años son cercanas a cero.

Aquí te decimos la importancia del Papanicolaou 3:22

No se recomiendan las pruebas de detección del VPH para los hombres porque no existe una para ellos. La única excepción es el cáncer anal. No es una recomendación nacional, pero el examen anal puede usarse para hombres que tienen sexo con hombres. Los condones pueden reducir levemente el riesgo de transmisión del virus del papiloma humano. Es una buena idea usarlos de todos modos para reducir el riesgo de otros virus.

Si alguien tiene relaciones sexuales con múltiples parejas, ¿debería esa persona hacerse la prueba con más frecuencia?

Saslow: Las personas sexualmente activas con más de una pareja a la vez tienen un mayor riesgo de contraer VPH. Sin embargo, si llegan a contagiarse del virus del papiloma humano no tienen un riesgo más alto de sufrir precáncer o cáncer más rápido que alguien que contrajo el VPH de una pareja mutuamente monógama.

El riesgo es mayor pero no cambia el intervalo de detección. El tiempo transcurrido desde la infección por el virus del papiloma humano hasta el precáncer es de una década. Por lo que cinco años entre exámenes de detección son realmente seguros. El tiempo transcurrido desde la exposición a la infección por VPH hasta el cáncer se acerca a los 20 años, entonces tenemos mucho tiempo para encontrarlo.

¿Qué dirías a los padres preocupados sobre que sus hijos se vuelvan sexualmente activos antes si se vacunan?

Saslow: Muchos estudios demuestran que esto no es cierto en absoluto. Hay estudios en los que los investigadores preguntaron si había alguna diferencia en el número de enfermedades de transmisión sexual, la edad en que las personas comenzaron a tener relaciones sexuales o los embarazos no deseados, y la respuesta generalizada es no.

Para los padres que piensan que esto es verdad: ¿les dicen a sus hijos, cuando les enseñan a conducir, que no se abrochen el cinturón de seguridad porque esto hará que aumenten la velocidad? No, no dices eso. Y es exactamente la misma lógica con la vacuna contra el virus del papiloma humano.

Recientemente cambiamos la redacción de la guía para fortalecer la recomendación de vacunar a los 9 años. Antes señalaba que se vacunara a los 11 o 12 años, o que podías comenzar a los 9 años. Ahora solo decimos de 9 a 12. Los estudios han demostrado que cuando ofrecemos una vacuna a un niño de 9 o 10 años, los padres no están pensando en su sexualidad. Cuando los niños tienen 11 o 12 años, es ahí donde las mentes de los padres tienden a considerar so.

¿Deberían los estudiantes universitarios recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano?

Saslow: Recuerde que si la vacuna no se administra antes de los 12 años, igual se recomienda hasta los 26. Los adultos hasta los 45 años pueden preguntarle a su proveedor médico. Sin embargo, la efectividad disminuye drásticamente alrededor de los años universitarios, cerca a los 18 años.

La universidad es un buen momento para encontrar a las personas que no recibieron la vacuna o cuyos padres decidieron no vacunarlos, porque entonces pueden tomar una decisión por sí mismos.

Para cuando salgas de la universidad, la efectividad de esta vacuna es baja. Principalmente, eso se debe a que las personas ya están expuestas al VPH y la vacuna solo funciona antes de la exposición.

Enfermedades de Transmisión sexual
Virus del papiloma humano
VPH