Tercer cheque de estímulo: una guía de lo que puedes esperar del paquete del Senado

(CNN Español) — El paquete de estímulo económico de US$ 1,9 billones que está considerando el Senado tiene una amplia gama de propuestas para ayudar a los estadounidenses que todavía luchan contra las consecuencias económicas de la pandemia.

La legislación, publicada el jueves, difiere del proyecto de ley que aprobó la Cámara de Representantes la semana pasada en al menos dos aspectos importantes. La Cámara tendrá que volver a aprobar el paquete final que salga del Senado antes de que pueda ser enviado al presidente Joe Biden para que lo firme.

Los senadores redujeron los criterios de elegibilidad para los cheques de estímulo y eliminaron una disposición para aumentar el salario mínimo federal a US$ 15 la hora. La parlamentaria del Senado dictaminó que el aumento del salario violaba las reglas estrictas de la conciliación, el procedimiento al que los líderes demócratas decidieron recurrir para aprobar el proyecto de ley en esa cámara sin ningún apoyo republicano.

El proyecto de ley del Senado contiene muchas de las mismas medidas destinadas a ayudar a los estadounidenses que estaban en la legislación aprobada por la Cámara de Representantes y en el paquete que Biden presentó en enero. Además de otra ronda de pagos directos, prevé más apoyo a las personas que están desempleadas, sufren hambre o no tienen seguro médico, así como a las que corren riesgo de perder sus hogares. También proporcionaría un mayor alivio fiscal para quienes son padres.

Biden y los demócratas del Congreso argumentan que es necesario aprobar otro proyecto de ley masivo para ayudar a las personas que lo requieren y al país en términos generales.

Te explicamos a continuación cómo se podrían beneficiar los estadounidenses del proyecto de ley del Senado:

Si tu familia gana menos de US$ 160.000 por año

El proyecto de ley del Senado prevé que se realicen pagos directos de hasta US$ 1.400 por persona a las familias que ganan menos de US$ 160.000 al año y a los individuos que ganan menos de US$ 80.000 al año.

De acuerdo a este proyecto, los pagos se eliminan gradualmente más rápido que según la versión de la Cámara de Representantes, que además había fijado el límite de ingresos en US$ 200.000 para parejas y US$ 100.000 para individuos.

Eso significa que no todos los que eran elegibles para un cheque antes van a recibir uno. Sin embargo, para aquellos que sí califiquen los nuevos pagos se sumarán a los cheques de US$ aprobados en diciembre. Esto quiere decir que los beneficiarios recibirán en total US$ 2.000 cada uno.

Las personas que ganan menos de US$ 75.000 recibirían los US$ 1.400.

Las parejas casadas que ganan menos de US$ 150.000 al año recibirían $ 2.800. Las familias con hijos serían elegibles para recibir otros US$ 1.400 por dependiente.

Los pagos se van a calcular en función de los ingresos de 2019 o 2020. A diferencia de lo que sucedió en las dos rondas de estímulo previas, los adultos dependientes, incluidos los estudiantes universitarios, también serán elegibles para recibir los pagos.

Si estás desempleado

Tanto el proyecto de ley del Senado como el de Cámara de Representantes tienen mas mismas disposiciones para las personas desempleadas.

Los estadounidenses desempleados recibirían un pago semanal de US$ 400 por parte del Gobierno federal hasta el 29 de agosto. Las personas que se encuentran inscritas en dos programas clave de desempleo por la pandemia también podrían seguir recibiendo los subsidios hasta ese momento.

Los trabajadores autónomos, los gig, los contratistas independientes y otras personas afectadas por el coronavirus podrían continuar en el programa de Asistencia de Desempleo por la Pandemia por hasta 74 semanas. Mientras tanto, aquellos cuyos beneficios estatales tradicionales se agoten podrían recibir la Compensación de Desempleo de Emergencia Pandémica durante 48 semanas.

Los desempleados que se encuentran en estos programas creados por la pandemia comenzarán a quedarse sin los subsidios a mediados de marzo, cuando las provisiones en el paquete de ayuda de US$ 900.000 de diciembre comiencen a desaparecer junto con el pago semanal actual de US$ 300.

Algunos senadores buscaban que se reduje el pago federal a US$ 300 por semana y extender la duración de los programas un mes más. Sin embargo, esos cambios no llegaron al proyecto final de la cámara.

¿Quiénes no tuvieron suerte?

Los trabajadores que cobran el salario mínimo federal de US$ 7,25 la hora o más no recibirán un pago reforzado.

¿Qué consecuencias tendría aumentar el salario mínimo? 0:56

La parlamentaria del Senado dictaminó a fines de febrero que el aumento del salario mínimo por hora a US$ 15 no cumple con el conjunto estricto de pautas necesarias para avanzar en el proceso de conciliación. Este procedimiento es el que permitiría a los demócratas del Senado aprobar el proyecto de ley de estímulo económico con una mayoría simple y sin votos de los republicanos.

Si necesitas ayuda para comprar alimentos

De acuerdo a los proyectos de ley del Senado y de la Cámara de Representantes, el aumento del 15% en los beneficios de quienes reciben cupones de alimentos continuaría hasta septiembre, en lugar de caducar a fines de junio.

Las familias con niños cuyas escuelas están cerradas podrán recibir las ayudas del programa Pandemic-EBT hasta el verano si los estados en los que viven deciden mantenerlo. El programa proporciona fondos para sustituir las comidas gratuitas y a precios bajos que habrían recibido los niños en las escuelas.

Biden destina más dinero a cupones de comida en EE.UU. 3:38

Si estás atrasado con el alquiler o la hipoteca

Ambos proyectos de ley mandarían cerca de US$ 20.000 millones a los gobiernos estatales y locales para ayudar a los hogares con ingresos bajos a cubrir alquileres atrasados, y para ayudar a pagar la renta y las facturas de los servicios públicos.

Se autorizarían alrededor de US$ 10.000 millones para ayudar a los dueños de propiedades que tienen dificultades para pagar sus hipotecas, los servicios públicos y los impuestos.

Además la ley proporcionaría US$ 5.000 millones para ayudar a los estados y localidades a asistir a las personas que están en riesgo de quedarse sin lugar donde vivir. También US$ 5.000 millones adicionales para vales o cupones de alojamiento de emergencia para las personas sin hogar.

Si tienes hijos

La mayoría de las familias con hijos menores podrían solicitar un crédito tributario superior para 2021, según una disposición contenida en los proyectos de ley del Senado y la Cámara de Representantes. En particular se beneficiarían los padres con ingresos bajos.

Las familias que califiquen podrían recibir un crédito tributario por hijos de US$ 3.600 por cada niño menor de 6 años y US$ 3.000 por cada menor de 18 años. Esta cifra supone un aumento en comparación de los créditos actuales de hasta US$ 2.000 por cada niño menor de 17 años.

El crédito reforzado sería completamente reembolsable, por lo que que más padres con ingresos bajos podrían beneficiarse. Además, los hogares podrían recibir pagos mensuales en lugar de un monto global una vez al año, lo que les haría más fácil cubrir sus gastos.

Las familias que pagan por servicios de guardería podrían recibir ayuda adicional. Los proyectos proporcionarían US$ 39.000 millones a quienes proveen servicios de guardería. Parte de estos fondos deben utilizarse para ayudar a las familias que tienen dificultades pagar el costo.

Si estás enfermo

Si estás enfermo, haciendo cuarentena o cuidando a un ser querido enfermo o un niño cuya escuela está cerrada, estos proyectos podrían brindar a tu empleador un incentivo para que te ofrezca licencia paga por enfermedad o por cuestiones familiares.

A diferencia de la propuesta original de Biden, los proyectos de ley de la Cámara de Representantes y el Senado no exigirán que los empleadores ofrezcan el beneficio. Sin embargo, sí siguen proporcionando créditos fiscales a los empleadores que opten de manera voluntaria por ofrecer el beneficio hasta el 1 de octubre.

El año pasado, el Congreso garantizó a muchos trabajadores un pago de dos semanas se contagiaban de covid-19 o estaban en cuarentena. También proporcionó 10 semanas adicionales de licencia por cuestiones familiares remunerada a quienes se quedaban en casa con niños cuyas escuelas estaban cerradas. Esos beneficios expiraron en diciembre.

Si necesitas seguro médico

Una mayor cantidad de estadounidenses podría calificar para recibir más subsidios federales a las primas de las pólizas de la Ley de Cuidado de Salud Asequible durante dos años, tanto en las versiones del proyecto del Senado como de la Cámara de Representantes.

Los afiliados no pagarían más del 8,5% de sus ingresos por la cobertura, en comparación con el casi 10% actual. Además, quienes ganen más del actual tope del 400% del nivel federal de pobreza —unos US$ 51.000 por persona y US$ 104.800 por familia de cuatro miembros en 2021— podrán recibir ayuda.

A los afiliados de bajos ingresos se les podrían eliminar las primas por completo. Además, aquellos que cobran subsidios por desempleo podrían inscribirse para obtener cobertura sin primas en 2021.

La legislación del Senado brinda una asistencia más generosa a aquellos que perdieron sus trabajos pero quieren permanecer en los planes de seguro médico de sus empleadores a través de COBRA. Estos trabajadores despedidos no pagarían primas hasta finales de septiembre, según la versión del Senado.

El proyecto de ley de la Cámara les exigiría pagar el 15% de la prima, que podría resultar costosa.

Si eres dueño de un negocio pequeño

Los proyectos de ley proporcionarían US$ 15.000 millones al programa de préstamos por desastres, que ofrece préstamos a largo plazo y con interés bajo de la Agencia Federal para el Desarrollo de la Pequeña Empresa. A los negocios chicos gravemente afectadas con menos de 10 trabajadores se les dará prioridad para que reciban parte del dinero.

También asegurarían US$ 25.000 millones para un nuevo programa de subvenciones destinado específicamente a bares y restaurantes. Las empresas elegibles pueden recibir hasta US$ 10 millones y pueden usar el dinero para una variedad de gastos, que incluyen la nómina, hipoteca y alquiler, servicios públicos y alimentos y bebidas.

El Programa de protección de pago, que actualmente está aceptando solicitudes para préstamos de la segunda ronda, recibiría US$ 7.000 millones adicionales. Los proyectos harían que más organizaciones sin fines de lucro fueran elegibles.

Otros US$ 175 millones se usarían para acciones de divulgación y promoción, creando lo que se conoce como un Programa de Navegador de la Comunidad para ayudar a identificar las empresas elegibles.