República Dominicana aceptará pasaportes vencidos de venezolanos para continuar o renovar estatus migratorio

(CNN Español) — República Dominicana aceptará los pasaportes vencidos de venezolanos que se encuentren en el país y tengan la intención de iniciar, continuar o renovar su estatus migratorio acogiéndose al Plan de Regularización del Gobierno, anunciaron este lunes en un comunicado conjunto el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Dirección General de Migración.

La medida es una excepción para la Ley General de Migración del país «por razones humanitarias». Normalmente, República Dominicana requiere pasaportes vigentes debidamente visados para aceptar trámites de regularización de la permanencia legal.

A finales de enero, el Ministerio de Interior y la Policía de República Dominicana emitieron una resolución que normalizó la situación migratoria irregular de venezolanos en territorio dominicano dentro de la categoría de no residente.

Más de 5 millones de venezolanos residen en el exterior de su país como emigrantes o refugiados, según datos conjuntos de la Organización Internacional para las Migraciones y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur).

Según cifras de la Pastoral Católica Venezolana, actualmente más de 100.000 venezolanos viven en República Dominicana.

Los extranjeros que tengan visado de turistas y permanezcan en el territorio dominicano más allá de la vigencia autorizada podrán ser beneficiarios de una extensión de permanencia, según la nueva medida.

La resolución indica que los venezolanos podrán acogerse a permisos de estudiantes o trabajadores temporarios por un año, lo que es considerado como un gran paso por los extranjeros.

A partir de esta resolución, la Dirección General de Migración otorgará un plazo de 30 días calendario para que los venezolanos interesados en beneficiarse de esta prórroga puedan inscribir sus datos en el portal web del organismo.

El plazo para solicitar los permisos de estudiantes y trabajadores temporarios será de seis meses a partir de la fecha en que se anuncie el inicio de la normalización migratoria.

La resolución indica que se aplicará «la categoría migratoria de no residente» para normalizar «el estatus migratorio de los nacionales venezolanos que se encuentren en territorio dominicano y que ingresaron de manera regular a República Dominicana a partir de enero de 2014 hasta marzo de 2020, así como sus hijos menores de edad, nacidos o no en República Dominicana, a quienes constitucionalmente no les corresponde la nacionalidad dominicana».

Otro de los requisitos de la resolución es el pago de las tasas administrativas por vencimiento de estadía.

De igual forma, la medida advierte que los venezolanos no deberán tener «antecedentes penales en el país ni en el exterior», además de «no encontrarse sujetos a la condición de asilado o refugiado». Tampoco deben encontrarse en proceso de extradición.