Biden y su proyecto de ley de subsidios por covid-19 son populares, según una nueva encuesta de CNN

(CNN) — El proyecto de ley de ayuda económica que avanza rápidamente en el Congreso es ampliamente popular, según una nueva encuesta de CNN realizada por SSRS.

La popularidad del proyecto de ley se produce cuando el índice de aprobación del presidente Joe Biden se inclina a positivo alrededor de 50 días después de que asumió la presidencia.

En la nueva encuesta, el 61% apoya el proyecto de ley de alivio económico de US$ 1,9 billones propuesto por Biden y que se espera que sea aprobado en la Cámara de Representantes este miércoles. Varias disposiciones clave del proyecto de ley son aún más populares. Una amplia mayoría de estadounidenses (85%) dice que apoya políticas en el proyecto de ley que proporcionarían mayores créditos fiscales para las familias y facilitarían que los hogares de bajos ingresos los reclamen, incluidas mayorías entre partidos políticos (95% de demócratas y 73% de los republicanos lo apoyan). Alrededor de las tres cuartas partes favorecen disposiciones para proporcionar fondos para facilitar el regreso físico a las escuelas de los estudiantes kínder a grado 12 (77%) y enviar cheques de estímulo por valor de hasta US$ 1.400 por persona a la mayoría de las familias e individuos (76%). Ambas políticas también cuentan con el apoyo de la mayoría en todos los partidos (el 55% de los republicanos apoyan a cada uno, entre los demócratas, el apoyo supera el 90% para cada uno).

Una mayoría más pequeña, 59%, dice que respalda el suministro de US$ 350.000 millones en ayuda a los gobiernos estatales y locales. Esa política provoca la división partidista más marcada entre los cuatro analizados, con el 88% de los demócratas a favor frente a solo el 28% de los republicanos.

Una medida que no está en el proyecto de ley —que es aumentar el salario mínimo federal de US$ 7,25 por hora a US$ 15 por hora— también cuenta con el apoyo de la mayoría. En general, el 55% de los encuestados está a favor de tal aumento del salario mínimo, incluido el 85% de los demócratas, el 52% de los independientes y el 20% de los republicanos.

Aproximadamente dos tercios de los estadounidenses dicen que si el proyecto de ley se convierte en ley, ayudará a la economía al menos en parte (66%), y el 55% dice que ayudaría a personas como ellos. Aquellos con ingresos anuales más bajos tienen más probabilidades de decir que el proyecto de ley hará mucho para ayudarlos que aquellos con ingresos más altos (el 46% de los que ganan menos de US$ 25.000 por año dicen que ayudará mucho a las personas como ellos, en comparación con solo 6 % entre los que ganan US$ 100.000 o más por año), al igual que las mujeres (el 28% de las mujeres dicen que les ayudará mucho frente al 19% de los hombres) y las personas de color (el 37% entre las personas de color frente al 16% entre los blancos).

El proyecto de estímulo económico tiene una amplia popularidad

La amplia popularidad del proyecto de ley se produce cuando poco más de la mitad de los estadounidenses dicen que aprueban la forma en que Biden está manejando la presidencia (51%), mientras que el 41% lo desaprueba. La popularidad de Biden es más altas cuando se trata del manejo de la pandemia de coronavirus: 60% aprueba y 34% desaprueba. Y la mayoría, el 54%, dice que las políticas del nuevo presidente llevarán al país en la dirección correcta.

Aún así, incluso con grandes esperanzas de mejora económica del proyecto de ley de subsidios, hay indicios en esta encuesta de que Biden aún tiene que ganarse al público en cuanto al manejo de la economía en general. Su índice de aprobación para el manejo de la economía es del 49% y 44% de desaprobación. Solo 30% dice que tiene mucha confianza en Biden para lidiar con la economía.

A pesar de que el proyecto de ley está a punto de convertirse en un logro legislativo importante para la administración Biden, el presidente recibe críticas un tanto mixtas por su manejo de algunos temas, incluida la política ambiental (50% aprueba, 41% desaprueba), ayuda a la clase media (50% aprueba, 43% desaprueba), injusticia racial (47% aprueba, 43% desaprueba), asuntos exteriores (44% aprueba y 46% desaprueba) e inmigración (43% aprueba y 49% desaprueba).

El índice de aprobación general de Biden aproximadamente dos meses después de su presidencia es más alto que el de su predecesor, Donald Trump, quien tenía un índice de aprobación del 45% en una encuesta de CNN en marzo de 2017. Pero el 51% de Biden está por detrás de otros presidentes modernos, incluidos los tres más reciente antes de Trump: Barack Obama, 64%, en marzo de 2009; George W. Bush, 58% ,en marzo de 2001, y Bill Clinton, 53%, en marzo de 1993.

Biden, mejor en las encuestas que Trump al principio de su gobierno

Tanto Biden como Trump parecen estar rezagados debido a una polarización partidista mucho más aguda que la que enfrentaron sus predecesores en esta etapa de sus presidencias.

Casi todos los demócratas aprueban cómo Biden está manejando el trabajo hasta ahora (92%) mientras que casi todos los republicanos lo desaprueban (88%). Eso es casi lo mismo que las opiniones partidistas de Trump en marzo de 2017: el 88% de los republicanos lo aprobó y el 89% de los demócratas lo desaprobó. En marzo de 2009, la desaprobación de Obama entre los republicanos fue más de 20 puntos menor que la de Biden (65% desaprobado), la desaprobación de Bush entre los demócratas se situó en sólo el 49%, en marzo de 2001, y el índice de desaprobación de Clinton entre los republicanos, en marzo de 1993, fue del 59%.

Los estadounidenses también parecen tener más confianza en Biden que en Trump en cuanto a medidas de liderazgo político. En general, el 38% dice que tiene mucha confianza en la capacidad de Biden para proporcionar un liderazgo real para el país (el 31% lo dijo sobre Trump, en abril de 2017). El 34% tiene mucha confianza en Biden para nombrar a las mejores personas para el cargo (Trump se situó en un 27%, en abril de 2017). Aproximadamente un tercio (32%) dice que tiene mucha confianza en Biden para trabajar de manera efectiva con el Congreso.

La proporción de estadounidenses que dicen que las cosas en el país hoy van bien se ha recuperado después de caer drásticamente en enero. En general, el 39% dice que las cosas van bien ahora, frente al 22% en enero y aproximadamente lo mismo que en octubre de 2020, justo antes de las elecciones presidenciales. Sin embargo, ha habido un fuerte cambio partidista en esta cuestión, como suele suceder cuando la presidencia cambia de manos. Solo el 9% de los demócratas dijo que las cosas iban bien en enero, que ha aumentado al 59% en la nueva encuesta. En el lado republicano, el porcentaje que dice que las cosas van bien ha bajado del 37% en enero al 19% ahora.

La encuesta de CNN fue realizada por SSRS, del 3 al 8 de marzo, entre una muestra nacional aleatoria de 1.009 adultos, contactados por teléfonos fijos o celulares por un entrevistador en vivo. Los resultados de la muestra completa tienen un margen de error de muestreo de más o menos 3,6 puntos porcentuales.

La metodología y la ponderación de la encuesta incorpora algunos cambios en las prácticas de sondeo de CNN realizados a partir de la encuesta de enero de 2021. Las entrevistas realizadas con teléfonos móviles representaron el 75% del total, frente al 65% en encuestas recientes de CNN. La marcación se extendió durante seis días en lugar de cuatro días, lo que permitió hacer más esfuerzos para contactar a aquellos que no son fácilmente accesibles. La ponderación demográfica se ajustó para tener en cuenta las categorías de educación más discretas desglosadas por raza, y se aplicó una ponderación geográfica para asegurar una distribución representativa por densidad de población.

Encuestas CNN