Biden ordena a los estados abrir la vacunación a todos los adultos antes del 1 de mayo

(CNN) — El presidente Joe Biden anunció durante su primer discurso a la nación que ordena a los estados de EE.UU. abrir la elegibilidad de la vacunación contra el coronavirus a todos los adultos a más tardar el 1 de mayo. Un paso que, según él, podría permitir pequeñas reuniones el Día de la Independencia el 4 de julio.

«Después de este año largo y duro, eso hará de este Día de la Independencia algo verdaderamente especial, donde no solo marcamos nuestra independencia como nación, sino que comenzamos a marcar nuestra independencia de este virus», aseguró.

También presentó el esfuerzo por combatir el virus como una iniciativa colectiva y patriótica. Incluso, mientras lamentó las incalculables pérdidas sufridas por los estadounidenses durante el año pasado.

«Encontrar luz en la oscuridad es algo muy estadounidense. De hecho, puede ser lo más estadounidense que hacemos», dijo.

Para Biden, fue el momento de convocar una gran empatía, mientras se dirigía a una nación lista para avanzar más allá de su dolor y agotamiento colectivos. Sus palabras fueron similares a las que pronunció durante gran parte del año pasado como candidato. Pero, el mensaje tuvo un peso mucho mayor cuando se dirigió a los estadounidenses desde el desde la Casa Blanca.

El presidente no mencionó a su predecesor por su nombre, pero dejó claro que pasaría la página de la era Trump.

«Sabemos lo que tenemos que hacer para vencer este virus», dijo Biden. «Decir la verdad», añadió.

El presidente entregó un cuidadoso equilibrio entre optimismo y una fuerte dosis de realidad. «Esta lucha está lejos de terminar», advirtió a los estadounidenses. También emitió un llamado de atención a la «unidad nacional». En ese sentido, imploró a sus ciudadanos que dejaran de lado las luchas partidistas sobre mascarillas y restricciones.

«No cederé hasta enfrentarme con este virus, pero estadounidenses: los necesito», dijo Biden. «Necesito que todos los estadounidenses hagan su parte», añadió.

Los anuncios en el discurso de Biden, anticipados por altos funcionarios del gobierno antes de la intervención, representan el plazo más agresivo hacia la reapertura hasta este momento. El cual llega mientras los casos de covid-19 disminuyen, pero todavía miles de estadounidenses mueren cada semana por el virus.

Su discurso tuvo el objetivo de abrir el próximo capítulo de la pandemia de coronavirus. Por lo que hizo un balance del peor año en la memoria reciente, mientras también proyectó la esperanza de que el próximo sea mejor.

Biden también se pronunció enérgicamente contra el reciente aumento en los crímenes de odio contra estadounidenses de origen asiático. Una fuerte crítica a su predecesor, quien este miércoles se refirió al «virus de China», al atribuirse el mérito del desarrollo de vacunas.

«Crímenes de odio despiadados contra estadounidenses de origen asiático que han sido atacados, acosados, culpados y convertidos en chivos expiatorios», condenó  Biden.

«En este mismo momento, muchos de nuestros conciudadanos están en la primera línea de esta pandemia, tratando de salvar vidas. Y todavía, todavía, se ven obligados a vivir temiendo por sus vidas, simplemente por caminar en la calles de Estados Unidos. . Está mal. Es antiestadounidense. Y debe terminar», agregó.

A través de su autoridad ejecutiva, Biden dijo que cada estado, tribu y territorio debe hacer que todos los adultos sean elegibles para la vacuna a principios de mayo. De esa manera, utilizó el feriado del 4 de julio como fecha límite para que todos los estadounidenses puedan reunirse en pequeños grupos con familiares y amigos.

Biden advirtió a los estadounidenses que alcanzar la meta del 4 de julio requerirá una vigilancia continua sobre el uso de mascarillas, el distanciamiento social y la vacunación cuando la persona sea elegible.

La mayoría de los estados ya avanzan hacia una elegibilidad más amplia para las vacunas. Y uno de ellos, Alaska, ya abrió las vacunación para todas las personas mayores de 16 años.

Cincuenta días después de asumir el cargo ––y en lo que los funcionarios describen como una coyuntura crítica en la trayectoria de la crisis–– Biden ofreció los comentarios más progresistas hasta la fecha con respecto a la reapertura del país. Incluso, mientras más de 1.000 personas mueren por día.

Biden ocupó el mismo espacio de televisión que su predecesor utilizó hace un año para decir a los estadounidenses que el riesgo de contraer el virus era «muy, muy bajo». El actual presidente ofreció un mensaje muy diferente tras casi 530.000 muertes en Estados Unidos, una crisis económica y una alteración dramática de la vida cotidiana.

Para defender su posición, Biden tuvo como argumento la disminución en el número de casos y millones de estadounidenses vacunados. También, un paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares que promulgó en la tarde de este jueves. La confluencia de señales positivas ha llevado a un momento optimista que Biden está ansioso por aprovechar.

En ese sentido, presentó nuevos avances que el gobierno cree hacen realista el plazo del 1 de mayo. Entre ellos, la ampliación de los tipos de profesionales que pueden administrar inyecciones de vacunas. Los dentistas, veterinarios y paramédicos se incluirán en la nueva lista aprobada.

La Casa Blanca también dijo que el lanzamiento de un sitio web nacional a principios de mayo proporcionaría información sobre ubicaciones de vacunas. Y los funcionarios revelaron que se duplicarán los centros federales de vacunación masiva. Además, que se anunciaría que 4.000 soldados en servicio activo adicionales participarán en el esfuerzo de vacunación.

El objetivo centrado en que habrá suficientes vacunas disponible para cualquiera que lo desee, a finales de mayo, no ha cambiado. Y los funcionarios advirtieron que aún tomaría más tiempo para que cada persona que quiera una inyección la reciba.

Covid-19
InstaNoticias
Vacunas