«El delito no tiene pasaporte»: el Gobierno de Colombia se pronuncia sobre crimen cometido supuestamente por un venezolano

(CNN Español) — El gobierno colombiano llamó a no estigmatizar a inmigrantes venezolanos tras la detención de un hombre de esa nacionalidad acusado de matar a un policía en Bogotá el miércoles.

En un comunicado emitido este jueves, Migración Colombia rechaza de manera “categórica” cualquier acto de violencia “independientemente de quien lo realice”. En el escrito, la agencia asegura también que “el delito no tiene pasaporte y la criminalidad debe ser prevenida y perseguida sin atención a nacionalidades”.

La declaración de Migración Colombia sale en medio de la controversia creada luego de que este miércoles el agente Edwin Arnoldo Caro Gómez, de 34 años, murió tras un ataque con disparos en la localidad de Chapinero cuando solicitaba documentos a un grupo de personas, según explicó la Policía de Bogotá.

El ciudadano venezolano Wilkerson Slyke Hernández Sánchez fue identificado como presunto responsable. Este jueves un juzgado de Bogotá le imputó los cargos de “homicidio agravado, homicidio en grado de tentativa y porte ilegal de armas”.

Por su parte, durante su participación este viernes en un foro organizado por la OEA, el presidente Iván Duque rechazó actitudes de estigmatización y de xenofobia contra migrantes al considerarlas generadoras de “formas de violencia”.

“Si hay alguno que viola la ley de cualquier país, al cual ha llegado como condición de migrante, le tiene que proceder la máxima sanción posible en la individualización de su conducta, pero no puede hacerse una estigmatización generalizada, porque esa estigmatización generalizada es partera de formas de violencia”, dijo.

Detalles de la audiencia

Según el Juzgado 11 de Control de Garantías de Bogotá, el acusado rechazó los cargos. En la misma audiencia, su abogado defensor solicitó al juez declarar ilegal la captura por haber sido “objeto de maltrato” por parte de las autoridades policiales. La Policía de Bogotá no ha respondido a las acusaciones de maltrato.

El general Óscar Gómez Heredia, comandante de la Policía Metropolitana, relató que dos agentes solicitaron registro a dos personas que iban en una motocicleta en una “actitud sospechosa”. Dijo que, “sin mediar palabras”, estos individuos sacaron dos armas de fuego de sus morrales y dispararon en el rostro al agente Caro, que murió de forma inmediata.

Durante la audiencia, Hernández Sánchez dijo que no había matado «a ningún policía» y que lo que hizo «fue correr como se ve en el video y no tenía un arma 32”. También dijo que el cruce de disparos fue entre su amigo y los policías. “Yo sé que cometí un error al estar con ese muchacho, pero él solo me iba a llevar a mi casa, él me sorprendió con eso que sucedió, por eso yo corrí asustado”, insistió.

Hernández Sánchez, que en la audiencia que se transmitió por internet aparecía con el rostro golpeado, pidió al juez que le tomen «todas las evidencias de los golpes, la sacada de la cadera”. También solicitó que lo trasladen a su país.

El juez acogió la petición de la Fiscalía General y legalizó la captura de Hernández Sánchez. Consideró que la acusación presentó abundante material probatorio para sustentar que la captura se cumplió atendiendo los protocolos de ley.

La audiencia de medida de aseguramiento estaba programada para este viernes a las 2 de la tarde.

Los dichos de la alcaldesa de Bogotá

Tras informar este miércoles de la captura de uno de los presuntos agresores del policía muerto y la incautación de dos armas, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, había generado polémica por sus dichos sobre inmigrantes venezolanos. “Los colombianos necesitamos garantías, a los venezolanos todo se les ofrece, ¿qué garantías tenemos los colombianos”, declaró la funcionaria a medios locales este jueves.

Las palabras de López generaron muestras de rechazo por parte de usuarios en redes sociales, así como de apoyo.

En entrevista con la estación de radio colombiana La FM, Tomás Guanipa, representante en Colombia del líder opositor venezolano Juan Guaidó, rechazó los dichos de López advirtiendo que “es muy negativo que se quiera estigmatizar a toda una nacionalidad de ser responsable de hechos delictivos que puedan ocurrir en un país o ciudad. Los venezolanos son gente decente, gente buena, generar un brote de xenofobia y confrontación es absolutamente negativo”, aseveró.

Este viernes, en declaraciones a Noticias RCN, la alcaldesa de Bogotá hizo un llamado a que se evite la estigmatización y generalización “pero tampoco negar los hechos ni las realidades”.

En su comunicado, Migración Colombia cita cifras del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC) que indican que en el país hay poco más de 97.000 detenidos y de ellos menos del 1,8% son de nacionalidad venezolana. Señala que continuarán trabajando en la implementación de herramientas, como el Estatuto Temporal de Protección, que les permite identificar “plenamente” a este grupo, facilitando así los procesos de judicialización en los casos que se requiera para otorgar mayor seguridad de nacionales y extranjeros que residen en el país.

Según los últimos datos de la ONU, el país sudamericano acoge a más del 37% de los 4,6 millones de venezolanos que viven en América Latina y el Caribe.