#ElOpositor

#ElOpositor

El Jefe y su amigo opositor

¿Qué es la oposición?, dices mientras clavas en mi encabronamiento tu nostalgia por el abuso de poder. ¿Qué es la oposición? ¿Y tú me lo preguntas? La oposición … no eres tú.

Hoy las más intrépidas añoranzas partidistas se regodean en la estupidez del ejercitante en turno; ¿olvidan sus guerras, sus estafas, sus desaparecidos, su responsabilidad absoluta en la construcción de la desigualdad, su imbecilidad rampante? Los enemigos de mis enemigos son mis amigos, escupen. Si acaso uno les pregunta por la memoria, o el sonrojo, para calar el tamaño del atrevimiento. Ni cerebro para recordar, ni presión en la sangre para sonrojarse.

Los desterrados del poder traen la figura descompuesta, la sonrisa vacía, el aplauso patético; hurgan entre el basurero de la mediocridad presente para encontrar un pan, una cáscara, un algo para aguantar la pálida y se encuentran a bartlet, a granier o cualquier viejo conocido y en un oscuro ejercicio de humor se mofan del pendejo que recoge a los pendejos que ellos mismos son.

El que trae el bat abanica y llena de bolas la base, el juego se le vino encima y lo dejó manido de otros datos mientras esta #FiguritaMexicana se cuelga de la verdadera oposición que son y han sido siempre ellas o aquellos a los que siempre desoyeron y desollaron. #ElOpositor es un figurín vacío que haría más y haría mejor si nada hiciera, como hizo siempre; al fin el que ejercita el poder en la presidencia es un espejo turbio: antes era un buen opositor y hoy un pésimo gobernante.

Antonio Reyes Pompeyo

Hombre entremetido, bullicioso y de poco provecho.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar para ver