“La frontera no está abierta” dice el secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas a legisladores en medio del incremento de migrantes

(CNN) — El secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas dijo a legisladores el miércoles que la frontera entre Estados Unidos y México es segura y repitió que «no está abierta», mientras que el gobierno lidia con una afluencia constante de migrantes.

Su comparecencia ante la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes se produce cuando la el gobierno de Biden lucha por acomodar al creciente número de menores que cruzan solos la frontera entre Estados Unidos y México en el contexto de una pandemia que agota los recursos, en particular el espacio para refugios.

Mayorkas, quien testificó en Capitol Hill por primera vez desde su confirmación, rechazó calificar la situación como una crisis.

«Compartiré con ustedes cómo defino una crisis. Una crisis es cuando una nación está dispuesta a arrancar a un niño de 9 años de las manos de sus padres y separar a esa familia para disuadir la futura migración. Eso para mí es una crisis humanitaria», afirmó Mayorkas.

Hasta el martes, más de 300 menores migrantes no acompañados habían estado bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza durante más de 10 días, según conoció CNN. Más de 4.200 menores estuvieron detenidos, con un tiempo promedio de 120 horas. Mayorkas dijo en un comunicado el martes que Estados Unidos está en camino de encontrar más personas en la frontera que en los últimos 20 años.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. (HHS, por sus siglas en inglés) no ha tenido la capacidad para albergar el número de menores no acompañados que se encuentran en la frontera. La ley federal establece que los niños no acompañados sean entregados dentro de las 72 horas al HHS, que supervisa una red de refugios diseñada para albergar a menores.

En febrero, más de 9.400 menores no acompañados, de distintas edades, cruzaron la frontera entre Estados Unidos y México, según los datos más recientes disponibles de Aduanas y Protección Fronteriza. Esa cifra es superior a enero y se espera que continúe con una tendencia al alza.

Preguntado por el representante Emanuel Cleaver sobre la edad del menor más joven que ha sido detenido, Mayorkas dijo: «Hay niños, congresista, que son infantes de hasta cinco años, que llegan a la frontera. Enfrenté una situación de tres jóvenes hermanos, menores de 10 años. El menor tenía 2 años y su madre no lo logró».

Mayorkas se negó a decir si estaba sorprendido por el incremento de las detenciones en la frontera sur de Estados Unidos.

«No sé si tenía alguna expectativa particular de una forma u otra. Solo supe lo que teníamos que hacer cuando nos enfrentamos a una situación, y de hecho lo estamos haciendo», dijo.

El martes, el presidente Joe Biden desalentó a los posibles inmigrantes de venir a Estados Unidos y le dijo a ABC: «Puedo decirlo con bastante claridad: no vengan».

Biden a migrantes: No vengan 2:36

El presidente agregó: «Estamos preparándonos. No abandone su pueblo, ciudad o comunidad».

Mayorkas continuó con ese tema el miércoles y comentó: «La frontera es segura y la frontera no está abierta».

«Expulsamos con el mandato de salud pública (de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) a la luz de la pandemia. Individuos solos que llegan a la frontera. Expulsamos familias bajo esa misma figura de salud pública, limitada sólo por la capacidad de México para recibirlos», añadió.

Mayorkas dijo que la Patrulla Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) desarrolla la capacidad para que los migrantes puedan ser evaluados por covid-19, y señaló que la administración ha trabajado con entidades locales y organizaciones comunitarias para evaluar y poner en cuarentena a los migrantes liberados de la custodia.

«La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. no tenía la capacidad para realizar pruebas en sus instalaciones, y ahora hay un contrato con un proveedor para comenzar a hacer eso y lo ampliaremos según sea necesario para que podamos ejecutar pruebas en las instalaciones de la CBP, cuando los otros mecanismos de los que he hablado no estén disponibles”, indicó Mayorkas.

El presidente de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, Bennie Thompson, demócrata de Mississippi, calificó la audiencia del miércoles como un aspecto notable en el «futuro» del Departamento de Seguridad Nacional a raíz de «los cuatro años de mala administración y uso indebido del Departamento por parte de la administración de Trump».

«Durante años, el presidente Trump dejó al DHS sin un secretario confirmado y designado legalmente y mantuvo puestos críticos vacantes para poder explotar al Departamento y así obtener beneficios políticos», señaló Thompson el miércoles.

Thompson dijo que espera «un liderazgo competente y confirmado por el Senado» ahora que Mayorkas presentó juramento.

El representante de Nueva York, John Katko, principal republicano de la comisión, dijo que la situación en la frontera, que acaba de visitar, continúa «empeorando todos los días con una acción inadecuada o incluso un reconocimiento adecuado de la gravedad de la situación».

«Puedo decirles sin dudarlo que de hecho es una crisis que sigue profundizándose todos los días», afirmó.

Los republicanos interrogaron a Mayorkas sobre el manejo de la afluencia por parte del gobierno. El representante Clay Higgins calificó la audiencia de «nauseabunda».

El mes pasado, Thompson llamó a Mayorkas a testificar sobre la distribución de la vacuna contra el covid-19, la reciente intrusión en SolarWinds, la inmigración y el ataque del 6 de enero al Capitolio de EE.UU. La comisión también pidió a Mayorkas que proporcione información sobre cómo garantizar que los empleados de primera línea del DHS tengan acceso a las vacunas.

Alejandro Mayorkas