Presidente de Paraguay evita el segundo juicio político de su gestión

(CNN Español) –– La Cámara de Diputados de Paraguay desestimó y archivó el pedido de juicio político que presentó la oposición contra el presidente Mario Abdo Benítez y el vicepresidente Hugo Velázquez, por supuesto mal desempeño en sus funciones para enfrentar a la pandemia.

La oposición unida no logró superar los 53 votos necesarios, dos tercios de la plenaria, para que el intento de destitución del Ejecutivo avanzara.

En la sesión participaron 78 de los 80 diputados del pleno, algunos presentes y otros de forma virtual. La votación terminó con 42 votos en contra del juicio político y 36 a favor.

Abdo Benítez y Velázquez representan a distintas facciones del Partido Colorado. Sin embargo, ambos bandos unieron fuerzas para impedir que prosperara el juicio político en Paraguay.

El presidente no ha ofrecido declaraciones tras el fracaso del segundo esfuerzo por someterlo a juicio político. Tampoco lo hizo durante el proceso.

El primer intento ocurrió en agosto de 2019, debido a un polémico acuerdo de compra de energía a la hidroeléctrica binacional Itaipú, compartida con Brasil. El acta se anuló y se desactivó el juicio político.

La iniciativa del segundo juicio había surgido tras más de una semana de protestas ciudadanas en Asunción, que denunciaban la escasez de medicamentos para pacientes con covid-19 y el inminente colapso de los hospitales por un brote sostenido de la enfermedad.

Las protestas continuaron este martes. Manifestantes a favor del juicio político se movilizaron desde el Congreso hasta el edificio del Partido Colorado. Telefuturo informó sobre un incendio que ya se controla. No se reportan heridos hasta el momento

Entre las acusaciones contra el Poder Ejecutivo, la oposición sostuvo que la Organización Panamericana de la Salud no ha enviado las vacunas del mecanismo Covax por presuntos errores en los pagos por parte de Paraguay. Según la acusación opositora, el gobierno paraguayo envió el dinero a una cuenta equivocada.

Este martes, el Ministro de Salud Pública, Dr. Julio César Borba, aclaro que «las transferencias realizadas en concepto de garantía por las vacunas del mecanismo Covax se encuentran respaldadas por el contrato firmado».

El titular de la cartera sanitaria agregó que el primer pago de US$ 6.847.680 se envió a la OPS el 1 de octubre de 2020, mientras que US$ 2.975.616 sí fueron transferidos a The Vaccine Alliance (GAVI), una fundación creada por Bill Gates para asegurar el acceso a los países pobres a la inmunización contra el covid-19, el 26 de febrero de 2021.

En un comunicado publicado en la página del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, Borba manifestó que GAVI reintegró el dinero debido a los cambios en el proceso administrativo del mecanismo Covax. También detalló que ese importe está en la cuenta del ministerio, en el Banco Nacional de Fomento.

Por otro lado, Borba informó que pagaron US$ 158.000 para asegurar las 36.000 dosis que serán recibidas esta semana. Sin que esto signifique «una alteración en el cronograma de entrega», explicó.

En esa misma línea, la OPS sostuvo este martes en un comunicado que no hubo problemas de envío de dinero. Su explicación coincide con la versión de las autoridades de salud de Paraguay.

La cuenta de Twitter del Palacio de Gobierno informó este martes que el presidente Abdo Benítez confirmó que las primeras 36.000 dosis de vacunas contra el covid-19, de las 4.279.800 previstas a través del mecanismo Covax, llegarán a Paraguay en la tarde de este viernes.

Juicio político
Mario Abdo Benítez