Desafíos Globales | Myanmar tras el golpe militar, ¿qué está pasando?

(CNN Español) — Fue el primero de febrero cuando la Junta Militar encabezada por el general Min Aung Hlein se hizo con el control de Myanmar, el país antes conocido como Birmania. La excusa fue que las elecciones de noviembre habían sido fraudulentas, aunque no presentaron pruebas confiables. Desde entonces ya se habla de cientos de muertes por la represión. ¿Qué sigue ahora para este país de Asia? Escucha el nuevo episodio de «Desafíos Globales» con José Levy.

Recuerda que puedes escuchar este episodio en Spotify o tu plataforma de podcast predilecta.

A continuación, un fragmento de la transcripción del episodio.

Hola. Les Saluda José Levy en el podcast de CNN «Desafíos Globales».

El tema central de esta semana es uno especialmente doloroso, Myanmar, donde se lucha desesperadamente por la libertad frente a una junta militar que se hizo con el control tras destituir a Aung San Suu Kyi, premio Nobel de la Paz. Se habla ya de cientos de muertes en una represión sangrienta.

No puede dejar indiferente la imagen impresionante de la monja católica Ann Rose Nu Twang, quien con un heroísmo admirable se arrodilló frente a los agentes armados y les imploró no disparar a los niños. Algo que llevó a que este miércoles el propio papa Francisco dijera “Yo también me arrodillo en las calles de Myanmar”, y llamó al cese de la violencia.

Myanmar

(Photo by Stringer/Getty Images)

En términos similares se expresó el máximo comité de monjes budistas, religión mayoritaria en Myanmar, monjes que ya en el pasado tuvieron un papel central en las protestas populares de la otrora Birmania.

Fue el primero de febrero cuando la Junta Militar encabezada por el general Min Aung Hlein se hizo con el control del país. La excusa fue que las elecciones de noviembre, en las que venció claramente el partido de Aung San Suu Kyi, habían sido fraudulentas; esto, aunque no presentaran pruebas confiables. Aseguraban también que se mantendrán en el poder hasta que se realicen, decían, “elecciones justas”.

De su parte, la premio Nobel de la Paz se encuentra desde entonces arrestada, acusada de cuatro cargos que sus partidarios califican de “totalmente infundados”. Desde haber recibido sobornos de dinero, oro, hasta tener telefonía móvil ilegal en su casa.

Y así es que se deterioró la situación.

Espero sus comentarios en Twitter @joselevycnn. La próxima semana seguiremos con los nuevos «Desafío Globales» que nos presente este terrible o maravilloso rincón apasionante del universo donde nos tocó vivir.

Más Desafíos Globales: 

Entrevista de Meghan y Harry, ¿una puñalada por la espalda a la monarquía?

El papa Francisco en Iraq: la peligrosa visita del pontífice

Pasaporte covid-19, la apuesta de Israel para incentivar la vacunación

Myanmar
Podcast