ANÁLISIS | La renuencia a las vacunas puede no ser la razón por la que los negros e hispanos reciben vacunas contra el covid a una tasa menor

(CNN) — Encuesta de la semana: una nueva encuesta de CBS News/YouGov encontró que el 22% de los estadounidenses dice haber recibido al menos una dosis de la vacuna contra el covid-19. Un 33% adicional de estadounidenses dice que obtendrá una dosis cuando esté disponible para ellos, mientras que el 22% dice que la obtendrá. Solo el 22% dice que no se vacunará.

Esta encuesta está en línea con otros datos sobre el tema.

¿Cuál es el punto? El esfuerzo de vacunación de Estados Unidos se encuentra entre los mejores del mundo. Uno de los pocos problemas hasta ahora ha sido la desigualdad racial en cuanto a quién recibe la vacuna. Los estadounidenses blancos han recibido un porcentaje más alto y desproporcionado de vacunas en comparación con estadounidenses negros e hispanos. Muchos políticos han afirmado que esto se debe a la vacilación de las personas de color sobre las vacunas.

Sin embargo, una mirada a los datos de las encuestas sugiere que este puede no ser el caso. Las tasas de vacunación más bajas pueden deberse, al menos en parte, a problemas de acceso a la vacuna.

Anunciarán nuevas pautas para vacunados contra covid-19 0:45

La encuesta de YouGov ilustra bien este punto. Entre los blancos, el 26% dice que se ha vacunado, en comparación con el 17% de los adultos negros y el 11% de los adultos hispanos.

Ahora miremos a los que dicen que quieren la vacuna en la misma encuesta: 41% de hispanos, 34% de negros y 31% de blancos.

Este patrón también se ve en otras encuestas. Una encuesta de NPR / PBS NewsHour / Marist les preguntó a los encuestados si se habían vacunado y si lo querían o no. La encuesta mostró que el 27% de los adultos blancos dijeron que habían recibido la vacuna en comparación con el 17% de las personas de color. Pero un 50% adicional de las personas de color dice que sí quiere la vacuna, mientras que el 43% de los blancos dijo que sí.

En nuestra última encuesta de CNN / SSRS, los blancos tenían 11 puntos más de probabilidades de decir que no querían vacunarse en absoluto.

Algunas encuestas muestran dudas de los negros sobre las vacunas, como la de la encuesta de trabajadores de la salud de la Kaiser Family Foundation/Washington Post. Sin embargo, en la mayoría de las encuestas, no hay una brecha racial que indique que las personas de color quieren la vacuna menos que las personas blancas.

Esto es muy diferente de donde estábamos al principio de la pandemia. Si miraras hacia atrás en las encuestas de Axios / Ipsos, del verano pasado, por ejemplo, los blancos tenían constantemente alrededor de 10 puntos más de probabilidades de decir que se vacunarían que las personas de color.

La pregunta es qué está causando esta brecha racial entre las personas que han recibido la vacuna y las que no.

Inicialmente, pensé que podría deberse a que las personas de color tenían dificultades para navegar por los sistemas utilizados para inscribirse en las vacunas. Pero no estoy seguro de que sea tan simple como eso.

De acuerdo con la última encuesta de CNN, solo el 11% de las personas de color dicen que han intentado programar las vacunas y han fallado. Es el 9% para los blancos. Compare eso con el 36% de las personas de color que dicen que quieren una vacuna y no han intentado conseguirla. Solo el 25% de las personas blancas indicaron que quieren recibir la vacuna y no han intentado vacunarse.

Este resultado de la encuesta parece ser representativo de otros datos que estoy viendo. Las encuestas indican que las personas de color no intentan registrarse y fracasan. Es que no están tratando de inscribirse en absoluto, a pesar de que quieren la vacuna.

Algunos podrían llamar a esto indecisión, pero podría ser que muchas personas de color piensen que es tan difícil vacunarse o que el sistema es tan difícil de manejar que no vale la pena intentarlo.

Parte de lo que puede estar ocurriendo es que las personas blancas tienen un acceso más fácil a la vacuna. Alex Samuels, de FiveThirtyEight, quien sugirió que la vacilación no era la razón de la inequidad en las vacunas, señaló la falta de inversión en centros de vacunación en las comunidades negras.

Obviamente, sería menos probable que intentaras inscribirte si no pensaras que la vacuna está fácilmente disponible para ti.

Veremos si el esfuerzo en algunos estados (incluido Nueva York) para poner más centros de vacunación en las comunidades negras e hispanas finalmente da sus frutos.

Por ahora, los políticos podrían ser prudentes al cambiar su enfoque de poner la responsabilidad en las comunidades de color por no vacunarse. Deben tratar de garantizar un acceso más fácil a la vacuna y asegurarse de que estas comunidades sepan que pueden obtenerla.

Vacuna contra el coronavirus