Testigos describen el caos y el terror durante el tiroteo en una tienda en Boulder, Colorado

(CNN) — Un simple viaje a una tienda de comestibles se convirtió para muchos en una lucha por la supervivencia, el lunes en un King Soopers en Boulder, Colorado.

Testigos dijeron que una persona entró en la tienda en el sur de Boulder y abrió fuego, matando a 10 personas, incluido un agente de la policía de Boulder, dijeron las autoridades. Una persona fue puesta bajo custodia policial y se encuentra en un hospital de la zona para recibir tratamiento por las lesiones sufridas en el incidente, dijo el comandante de policía Kerry Yamaguchi.

El helicóptero de KMGH, afiliada de CNN, grabó a un hombre sin camisa siendo sacado del supermercado. El hombre tenía lo que parecía ser sangre en el brazo y la pierna derecha y sus manos parecían estar esposadas detrás de él mientras dos agentes lo escoltaban. El hombre fue trasladado en ambulancia.

¿Qué motivó los tiroteos en salas de masajes de Atlanta? 2:34

Una de las 10 víctimas mortales era el policía Eric Talley, de 51 años, quien fue el primer agente que respondió al incidente, según la jefa de policía de Boulder, Maris Herold.

Esto es lo que vieron los testigos, según lo que le dijeron a CNN:

Dentro de la tienda en Colorado

Ryan Borowski le dijo a Erin Burnett de CNN que estaba en la tienda para comprar un refresco y una bolsa de papas fritas cuando escuchó varios golpes fuertes dentro de la tienda y comenzó a correr.

«Simplemente corrimos hacia la parte trasera de la tienda y salimos por la puerta trasera y los empleados nos mostraron el camino», dijo Borowski. «Y les contamos a los empleados lo que estaba pasando. Entonces, todos nos ayudamos los unos a los otros y corrimos a un lugar seguro lo más rápido que pudimos».

Cuando se le preguntó si podía ver de dónde venían los disparos, Borowski dijo: «No vi a un tirador, solo vi caras aterrorizadas corriendo hacia mí y fue entonces cuando me di la vuelta y corrí en la otra dirección».

Borowski también dijo que nunca imaginó estar en un tiroteo en Boulder. «Este se siente como el lugar más seguro de Estados Unidos, y casi me matan por comprar un refresco y una bolsa de papas fritas», dijo.

Un miembro del equipo SWAT corre hacia la tienda de comestibles King Soopers donde un hombre armado abrió fuego el lunes 22 de marzo.

Steven McHugh le dijo a Don Lemon de CNN que su yerno era el tercero en la fila para recibir la vacuna contra el covid-19 cuando el tirador entró y mató a la mujer que estaba al frente de la fila.

«Estuvieron allí desde el primer disparo hasta el último», dijo McHugh, agregando que sus dos nietas estaban con su padre en la tienda y estaban hablando por teléfono con su abuela. Escuchó unos ocho disparos por teléfono antes de que su yerno agarrara a las dos niñas y corriera escaleras arriba, escondiéndose en un armario de abrigos durante 45 minutos.

«Ninguna familia debería tener que pasar por esto de nuevo en Estados Unidos», dijo McHugh. «E nerviosismo y el horror los acompañarán por el resto de sus vidas».

Neven Sloan le dijo a KMGH-TV, afiliada de CNN, que él y su esposa estaban comprando champiñones y leche cuando escuchó un golpe.

«Pensé que era un poco extraño. No sabía si fue como un disparo u otra cosa, pero probablemente pasaron tres segundos antes de que escuchamos otro, como ‘bang bang bang bang bang’, e inmediatamente corrí hacia ella y le dije: ‘Tenemos que salir de aquí’, y abrí la puerta de emergencia», dijo.

Andrew Hummel le dijo a KMGH-TV que «escuchó un fuerte golpe y luego todos corrieron hacia la parte trasera de la tienda».

«No vi nada; solo podía escuchar … y simplemente corrí, solo quería salir de allí», dijo Hummel. «Pasaban tantas cosas en un área tan compacta».

Hummel dijo que tan pronto como salió, llamó inmediatamente a sus padres y a su amigo y compañero de cuarto Mason, quien trabaja en la tienda.

Hummel dijo que su primera prioridad era asegurarse de que Mason saliera sano y salvo. Más tarde se enteró de que Mason estaba escondido en una bodega con otros clientes.

«Uno de los mensajes de texto más terroríficos que envió, simplemente decía: ‘Los amo chicos. Gracias por todo en caso de que las cosas salgan mal’. Ese fue un mensaje realmente difícil, especialmente estando yo en esta situación», dijo Hummel. «Eso es algo que nunca querría escuchar de ninguno de mis amigos. Fue espantoso. Fue realmente espantoso».

Fuera de la tienda

Jessica Crumby le dijo a Anderson Cooper de CNN que estaba acostada en una mesa en una tienda de tatuajes que estaba en el mismo centro comercial que King Soopers. Dijo que escuchó unos cuatro disparos.

«De repente escuchamos ‘pop, pop, crack, crack’», dijo. «Detuvimos lo que estábamos haciendo y oímos que algunos cristales se rompían».

Crumby dijo que salió y vio que la ventana de un estudio de yoga vecino «parecía como si hubiera recibido un disparo». También vio gente que salía corriendo del King Sooper y escuchó sirenas de fondo.

Unidades de la policía táctica responden a la escena de una tienda de comestibles King Soopers en Boulder, Colorado, después de un tiroteo el lunes 22 de marzo.

En un complejo de apartamentos cerca de la tienda de comestibles, un hombre llamado Ben estaba dentro de su apartamento cuando escuchó disparos.

«No pensé mucho en eso porque todo se escuchaba ahogado desde mi apartamento», le dijo a KCNC, afiliada de CNN.

Dice que miró por la ventana y vio aparecer a 40 o más policías de todas las ciudades circundantes. Le dijo a KCNC que vio que se llevaban de 10 a 12 personas a un autobús.

«Sacaron a un tipo que no tenía camisa ni pantalón y todo el lado derecho de su pierna estaba sangrando», dijo. «Definitivamente es muy aterrador, voy allí dos veces por semana para hacer mis compras y estaba a punto de ir hasta que vi a todos los policías afuera».

Steve Almasy, Paul P. Murphy, Kelsie Smith y Melanie Whitley de CNN contribuyeron a este informe.

Tiroteo en Colorado