7 de cada 10 hospitalizados por covid-19 no se habían recuperado completamente cinco meses después del alta, revela un estudio

(CNN) — Siete de cada 10 personas hospitalizadas por covid-19 no se habían recuperado completamente cinco meses después de que les dieran el alta, según un nuevo estudio del Reino Unido, donde las autoridades consideran necesario estudiar más a fondo el ‘covid prolongado’ para mejorar la atención de los pacientes.

Los sobrevivientes de coronavirus siguieron experimentando preocupaciones sobre su salud mental y física. Una de cada cinco personas desarrollaron una nueva discapacidad y un número similar no está trabajando o tuvo que cambiar de empleo por su salud, de acuerdo a los hallazgos de investigadores británicos.

Las personas con más probabilidades de tener síntomas que persistían fueron las mujeres blancas que desarrollaron casos graves de covid-19. Además tenían al menos dos condiciones que las hacían correr un mayor riesgo de una enfermedad grave, por ejemplo diabetes, asma o enfermedades del corazón.

«Nuestros resultados muestran una gran carga de síntomas, problemas de salud mental y física y evidencia de daños en los órganos cinco meses después del alta con covid-19», dijo en una declaración Rachael Evans. Evans es profesora asociada de la Universidad de Leicester y consultora sobre temas respiratorios en los hospitales de Leicester.

«También está claro que aquellos que requirieron ventilación mecánica y fueron ingresados en cuidados intensivos tardan más en recuperarse», dijo. Sin embargo, destacó que gran parte de la variedad de problemas persistentes no se explicaba por la gravedad de la enfermedad. Esto indica que hay otras razones subyacentes.

El estudio hecho a nivel nacional en el Reino Unido analizó a 1.077 personas. Todas recibieron el alta de los hospitales entre marzo y noviembre de 2020. Entre ellas, el 67% eran blancas y el 36% eran mujeres. Además, el 50% tenía al menos dos condiciones que hacían correr riesgo de desarrollar una enfermedad grave.

5 meses después, más del 90% tenía al menos un síntoma persistente

Cuando a los participantes se les hizo seguimiento cinco meses después, solo el 29% dijo que se sentía completamente recuperado. Más del 90% de las personas tenían al menos un síntoma persistente y la mayoría experimentaba un promedio de nueve síntomas en curso.

Los 10 síntomas más comunes fueron dolor muscular, fatiga, ralentización física, deterioro de la calidad del sueño, dolor o hinchazón de las articulaciones, debilidad de las extremidades, dificultad para respirar, dolor, pérdida de memoria a corto plazo y dificultad para pensar con claridad, según el estudio, que no ha sido revisado por pares.

La salud mental también se vio afectada. Más del 25% de las personas presentaban síntomas clínicos de ansiedad o depresión y el 12% tenía síntomas de trastorno de estrés postraumático (TEPT).

Estos son los signos más comunes de la depresión 28:43

A los participantes se los dividió en cuatro grupos en función de la gravedad de los síntomas cuando se les hizo el seguimiento. Las categorías eran muy graves, graves, moderados y leves. Un 46% de las personas estuvo en este último grupo.

¿Cuál podría ser la causa?

En base a los grupos, los investigadores también identificaron una causa potencial para estos efectos que persistían en la salud.

Cinco meses después del alta, los pacientes con los síntomas más graves tenían niveles más altos de una proteína llamada proteína C reactiva. Esta proteína está asociada con la inflamación en el cuerpo, explicó Louise Wain. Wain es directora de investigación sobre respiración en la Universidad de Leicester y coinvestigadora en el estudio.

«A partir de estudios previos se sabe que la inflamación sistémica se asocia con una recuperación mala de enfermedades en todo el espectro de enfermedades», dijo Wain.

En los grupos se vinculó la inflamación persistente en el cuerpo determinada por esta proteína C reactiva con la gravedad de los síntomas, pero no con la gravedad con la que el covid-19 afectó a los pacientes cuando estaban en el hospital.

«También sabemos que la autoinmunidad, en la que el cuerpo tiene una respuesta inmunitaria a sus propias células y órganos sanos, es más común en mujeres de mediana edad. Esto puede explicar por qué el síndrome post-covid-19 parece ser más prevalente en este grupo. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender completamente los procesos», explicó.

Estudiar más a fondo el ‘covid prolongado’

Los investigadores ahora están haciendo un llamado a que se brinde más atención de seguimiento a los sobrevivientes de coronavirus.

«Nuestros hallazgos apoyan la necesidad de un enfoque proactivo para el seguimiento clínico con una evaluación holística que incluya síntomas, salud mental y física, pero también una evaluación objetiva de la cognición», dijo Chris Brightling, profesor de medicina respiratoria en la Universidad de Leicester e investigador principal del estudio.

«El estudio continuado de la trayectoria de la recuperación durante un período más largo, junto con una mayor comprensión de la biología que subyace a los síntomas post-covid-19, orientará aún más los enfoques para el manejo clínico posterior a la infección por covid-19», dijo.

Los participantes del estudio serán evaluados nuevamente a los 12 meses para recopilar más datos sobre el impacto a largo plazo del covid-19.

El profesor Chris Whitty, jefe médico del Reino Unido y codirector del Instituto Nacional de Investigación en Salud, dijo en un comunicado: «Es importante que averigüemos cuáles son exactamente los distintos elementos de lo que actualmente se denomina ‘covid prolongado‘ para que podamos orientar las acciones para prevenir y tratar a las personas que sufren efectos a largo plazo».

«Sé que el ‘covid prolongado’ puede tener un impacto duradero y debilitante en las vidas de los afectados y estoy decidido a mejorar la atención que podemos brindar», dijo el secretario de Salud y Atención Social del Reino Unido, Matt Hancock, en un comunicado.

«Estudios como este nos ayudan a desarrollar rápidamente nuestra comprensión del impacto de la enfermedad y estamos trabajando para desarrollar nuevas investigaciones para poder apoyar y tratar a las personas», agregó.