Un año de lucha contra la pandemia por covid-19 tiene a los hospitales de Estados Unidos envueltos en el caos, según un nuevo informe

(CNN) — Personal médico agotado que sufre traumas y, en algunos casos, trastorno de estrés postraumático, la erosión de la confianza del público en los hospitales y la frustración por el suministro «impredecible e insuficiente» de vacunas son solo algunos de los problemas descritos en un nuevo informe sobre hospitales de EE.UU. del Inspector general del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) publicado este miércoles.

«[Los hospitales] informaron desafíos relacionados en gran medida con la intensidad continua de tener que lidiar con el covid durante un año. Eso los hace lidiar con los desafíos que se presentaron con el covid, pero también exacerbó los desafíos de larga data en la prestación de atención médica, la dotación de personal y la estabilidad financiera», le dijo a CNN Ann Maxwell, inspectora general asistente para evaluaciones e inspecciones. «Entonces … tienes la tensión adicional de los esfuerzos de vacunación, que son una nueva adición».

El informe encuestó a más de 300 hospitales en todo el país del 22 al 26 de febrero sobre cómo los ha impactado la pandemia de coronavirus. El reporte pinta una imagen nefasta del costo que el tratamiento de una pandemia mundial ha cobrado un año en el sistema de salud de Estados Unidos y destaca el estrés de operar en «modo de supervivencia» para quienes han operado en él durante un período tan largo.

«Esta [pandemia] realmente ha quemado la industria del cuidado de la salud», dijo el presidente de un hospital al HHS. «Me preocupa lo que vamos a hacer para que la gente quiera dedicarse al cuidado de la salud como profesión».

Nueva York y Florida reducen edad de vacunación 2:07

Los hospitales informaron que las largas horas, más turnos, tiempo fuera de la familia y el aumento de responsabilidades causado por la pandemia dejaron al personal «exhausto, mentalmente fatigado y, a veces, experimentando un posible trastorno de estrés postraumático». Algunos administradores señalaron que el aumento de las muertes, incluso entre los compañeros de trabajo, y el hecho de que algunos miembros del personal fueran la única persona presente en el momento de la muerte debido a las restricciones pandémicas tenían un costo significativo para muchos.

«Será necesario identificar las soluciones a largo plazo para la fatiga del personal, la fatiga por compasión y el posible trastorno de estrés postraumático para que podamos ayudar a nuestro personal a cuidar de sí mismos, sus familias y nuestros pacientes», dijo un administrador al HHS.

Los desafíos que enfrenta el personal médico han dado lugar a una tasa de rotación superior a la normal y han creado una escasez que, en algunos casos, ha afectado la calidad de la atención al paciente, según el informe.

Algunos administradores de hospitales también informaron nuevas preguntas de sus pacientes sobre «si los hospitales son seguros y pueden mantener a los pacientes seguros», debido a los temores de contraer el virus en el hospital. Algunos especularon que esto podría deberse «en parte a la confusión sobre la evolución de las pautas de salud pública».

Muertes por covid-19: progreso se estancó, según la OMS 0:51

Complicaciones en los hospitales por las vacunas contra el covid-19

Sin una guía clara del gobierno federal, los hospitales se vieron obligados a crear sus propias infraestructuras para distribuir y almacenar vacunas contra el coronavirus. En michos casos, esos esfuerzos exacerbaron la escasez de personal causada por la pandemia, según funcionarios de salud. Los hospitales expresaron su frustración al HHS por el suministro de vacunas, informando que era impredecible, que «a menudo reciben poca anticipación» sobre los cambios en las cantidades, y lo que se recibió en términos de dosis no siempre fue lo que se esperaba.

Los hospitales informaron que el lanzamiento inicial de la vacuna provocó mayores desafíos por una variedad de razones, incluida la vacilación para recibir la vacuna entre el personal. Los administradores de varios hospitales dijeron que 1/3 de su personal se negó a vacunarse debido a la falta de confianza en el rápido desarrollo y la eficacia de la vacuna, entre otras razones. Además, la información inconsistente y las pautas diferentes sobre quién es elegible para la vacuna del gobierno federal, estatal y local causaron confusión y estrés adicional a los hospitales que ya estaban sobrecargados.

Debido a que hay tantos sistemas de datos desconectados para varios niveles de gobierno, el personal del hospital ya disperso se ha encontrado pasando horas ingresando la misma información de vacunación una y otra vez.

Los hospitales también informaron sobre las dificultades para vacunar en áreas rurales y en áreas económicamente desfavorecidas y dijeron que tenían que agregar pasos adicionales para asegurarse de que la vacuna fuera accesible para todos los estadounidenses.

Piden a AstraZeneca actualizar datos de vacuna 0:50

Atención demorada y salud mental

El reporte también hizo sonar las alarmas sobre los pacientes que posponen la atención y los chequeos de rutina, incluidos los exámenes de detección de cáncer y las pruebas de cardiología por diversas razones durante la pandemia. Los autores del reporte señalaron que «los diagnósticos graves pueden no identificarse» y conducir a tasas de hospitalización más altas en el camino. Un administrador le dijo al HHS que los pacientes que estaban viendo por diabetes y manejo cardíaco estaban más enfermos después de faltar a citas previas.

«Las cosas que son electivas, si no se tratan con el tiempo, ya no lo son», dijo un director de preparación para emergencias al HHS.

«La atención médica de rutina retrasada u olvidada significa que las personas se presentan en una etapa posterior de su enfermedad, lo cual es preocupante por la complejidad de la atención que necesitarán», dijo Maxwell. «Cuando se habla de cáncer y diabetes, se trata de problemas de salud graves … los resultados de salud son mejores si las personas pueden acceder a la atención de rutina cuando tienen los primeros síntomas».

Durante el año pasado, los funcionarios de salud de todo el país han advertido repetidamente sobre el costo mental a largo plazo que el aprendizaje en línea, las órdenes de confinamiento, el agotamiento y la interacción social reducida tendrán en los estadounidenses. Los hospitales se hicieron eco de esto en el informe, lo que generó preocupación por la posibilidad de que no tengan los recursos para satisfacer las «mayores necesidades mentales y conductuales» creadas por la pandemia.

Esta organización atiende la salud mental de los hispanos 2:27

¿Qué sigue?

Según Maxwell, el objetivo de las dos encuestas, la primera realizada hace un año, es ayudar al país a «mejorar su respuesta y proteger la salud y la seguridad de las personas a las que sirve el HHS».

«Nuestro objetivo singular era ayudar a proporcionar una instantánea en el tiempo, retroalimentación para los responsables de la formulación de políticas en todos los niveles de gobierno que todavía están en una posición de respuesta, que todavía están tratando de averiguar en este momento, cuáles son las políticas y qué son el apoyo que necesitan brindar a los trabajadores de primera línea, como los hospitales, para asegurarse de que realmente puedan brindar la atención necesaria a sus pacientes, cuidar de su personal y cuidar de sus comunidades», dijo Maxwell.

Si bien los hospitales han tomado medidas para tratar de abordar estos desafíos, también describieron formas adicionales en las que el gobierno podría ayudar a respaldar su esfuerzo, incluido el proporcionar a los hospitales el conocimiento y la capacitación para lidiar con el agotamiento.

— Priscilla Álvarez de CNN contribuyó a este informe.

Covid-19