Biden asigna a Kamala Harris las gestiones diplomáticas en Centroamérica para abordar la inmigración

(CNN) — El presidente Joe Biden le asignó a la vicepresidenta Kamala Harris la tarea de supervisar los esfuerzos con los países centroamericanos para detener el flujo de migrantes a la frontera sur de Estados Unidos, el primer problema importante que Biden le ha asignado directamente a su número 2 en el gobierno.

«Le pregunté a ella, la vicepresidenta, hoy, porque ella es la persona más calificada para hacerlo, para liderar nuestros esfuerzos con México y el Triángulo Norte, y los países que pueden ayudar, necesitan ayuda para detener el movimiento de tanta gente, la migración a nuestra frontera sur», dijo Biden a los periodistas antes de una reunión de inmigración en el Comedor Estatal de la Casa Blanca.

«Dije cuando nos convertimos en un equipo y nos eligieron, la vicepresidenta sería la última persona en la sala», dijo. «No se da cuenta de que eso significa que tiene todas las asignaciones».

La tarea imita los propios esfuerzos de Biden en 2014 y 2015, cuando el entonces presidente Barack Obama le pidió que liderara los esfuerzos diplomáticos en Guatemala, Honduras y El Salvador después de que una oleada de menores no acompañados de esos países comenzara a llegar a Estados Unidos.

Los migrantes están llegando nuevamente a la frontera en niveles cada vez mayores, lo que provoca una lucha por parte de la administración para acomodarlos y un problema político para la Casa Blanca.

«Gracias, señor presidente, por confiar en mí. No hay duda de que esta es una situación desafiante», dijo Harris el miércoles. «Si bien tenemos claro que la gente no debe venir a la frontera ahora, también entendemos que haremos cumplir la ley y que también, porque podemos masticar chicle y caminar al mismo tiempo, debemos abordar las causas fundamentales que causan gente para hacer la caminata —como ha descrito el presidente— para venir aquí».

Los funcionarios dijeron que Harris centraría sus esfuerzos en detener el flujo actual de migrantes y en desarrollar una asociación estratégica más amplia con los países centroamericanos basada en el respeto y los valores compartidos.

«A partir de hoy, el Triángulo del Norte y México sabrán que hay un alto funcionario dedicado a este esfuerzo», dijo el miércoles un alto funcionario de la administración al adelantar el nuevo papel de Harris.

A la vicepresidenta, hasta ahora, no se le había encomendado una cuestión clave de cartera distinta de Biden. En cambio, actuó como un «socia plena» de Biden, apareciendo a menudo físicamente junto a él en todos los esfuerzos de la administración, incluida su autoproclamada máxima prioridad de gestionar la pandemia de coronavirus.

Las personas cercanas a Harris dijeron que la política exterior y la seguridad nacional son áreas clave que quiere desarrollar en su cartera, y ha tomado medidas para reforzar su experiencia desde que asumió el cargo, incluso hablando con líderes extranjeros.

Durante su propia carrera presidencial, Harris dijo que expandiría el uso de programas de inmigración de acción diferida y utilizaría acciones ejecutivas para eliminar la amenaza de deportación de millones de personas indocumentadas en Estados Unidos si fuese elegida presidenta.

Harris dijo más temprano el miércoles en una entrevista con CBS News que la Casa Blanca estaba frustrada por la situación actual.

«Mire, llevamos en el cargo menos de 100 días», dijo. «Lo estamos abordando. Estamos lidiando con eso, pero va a tomar algo de tiempo, y ¿estamos frustrados? ¿Está usted frustrado? Sí, lo estamos».

Los funcionarios dijeron que Kamala Harris se basaría en su experiencia como fiscal general y senadora de California, un estado fronterizo, para informar sus esfuerzos diplomáticos.

Dijeron que sería apoyada por funcionarios del Gabinete, incluido el Departamento de Estado y USAID, y que probablemente hablaría con los líderes de países clave, aunque no tenía llamadas telefónicas específicas por ahora.

Los funcionarios dijeron que Biden incorporó a Kamla Harris al nuevo cargo debido a un nivel inherente de confianza.

«Él tiene experiencia y vivió este proceso como vicepresidente», dijo un funcionario. «Biden ha dicho una y otra vez que la persona en la que más confía, la persona a la que recurre cuando hay un problema difícil, es Kamala Harris».

Aún así, otro funcionario dijo que Harris abordaría el asunto de manera diferente a Biden, quien viajó a la Ciudad de Guatemala en 2015 para una reunión trilateral con los líderes de Guatemala, El Salvador y Honduras en parte para desarrollar soluciones al problema de los migrantes de esos países que vienen en masa a Estados Unidos.

«La vicepresidenta Harris asumió este desafío con su propio estilo, a su manera», dijo la funcionaria.

Kamala Harris