Funcionario de hospital renuncia después de la distribución indebida de vacunas contra el covid-19 en la Torre Trump de Chicago

Chicago (CNN) — La Junta de Fideicomisarios del Hospital Loretto aceptó la renuncia de su director de operaciones y director financiero, el Dr. Anosh Ahmed, el miércoles tras descubrir que el hospital distribuyó indebidamente la vacuna contra el covid-19 en la Torre Trump, en el centro de Chicago.

La noticia llega pocos días después de que el Departamento de Salud de la ciudad anunció que retendrá las primeras dosis adicionales de vacunas contra el covid-19 del hospital, que se encuentra en una comunidad predominantemente negra en zonas más afectadas por el virus.

El director ejecutivo de Loretto, George Miller, dijo que autorizó una clínica de vacunas en el Trump International Hotel and Tower en el centro de Chicago el 10 de marzo para los trabajadores de la industria hotelera.

En un memorando obtenido por CNN, Miller dijo al personal en parte: «En ese momento, teníamos la impresión de que los trabajadores de restaurantes y otros trabajadores de la industria hotelera de primera línea se consideraban ‘esenciales’ según los requisitos de elegibilidad 1b de la ciudad de Chicago».

Ahmed es dueño de un condominio en Trump Tower por valor de US$ 2 millones, según el portal de impuestos a la propiedad del condado de Cook.

CNN se comunicó con la organización Trump dos veces, pero aún no ha recibido un comentario. CNN también se ha puesto en contacto con Ahmed en busca de comentarios.

La Dra. Allison Arwady, comisionada del Departamento de Salud Pública de Chicago, dijo que algunas personas que no cumplían con los requisitos de elegibilidad recibieron la vacuna.

«La mayor preocupación aquí es que estaban vacunando a personas que aún no eran elegibles, pero luego se agregó a eso, por supuesto, la mayor preocupación de que parece que estaban dando prioridad a las personas que estaban bien conectadas y permitiéndoles saltarse la fila», dijo Arwady. «Es decepcionante que los proveedores a los que damos prioridad no elijan vivir de acuerdo con su misión».

El miércoles por la noche, el presidente de la Junta de Fideicomisarios del Hospital Loretto, Edward M. Hogan, dijo que la junta continuará investigando las irregularidades.

«Si nuestra revisión revela algo más que indique que nuestros procesos se vieron comprometidos, se impondrán consecuencias adicionales a los responsables de estas acciones», dijo en un comunicado.

Julie Kudlacz, portavoz del hospital, dijo en un intercambio de correo electrónico con CNN el miércoles temprano que las vacunas administradas en la Torre Trump no eran parte de Protect Chicago Plus, un programa de la ciudad enfocado en vacunar a las comunidades minoritarias.

Eran parte de la asignación de vacunas del hospital, dijo Kudlacz.

Kudlacz también le dijo a CNN que una auditoría del hospital reveló que 68 de las 72 personas que recibieron la vacuna en la Torre Trump eran negras, latinas o asiáticas. Los cuatro restantes se clasificaron a sí mismas como otros / no hispanos.

Miller dijo en su declaración que la clínica en la Torre Trump surgió de las solicitudes de los residentes de West Side.

Gobernador de Illinois: ‘es inaceptable dejar que la gente se salte la fila’

La concejala Emma Mitts dijo durante el último año que había perdido la cuenta de cuántos amigos, muchos de los que votaron por ella, murieron a causa del covid-19.

«Fue simplemente desgarrador», dijo. «Me llamaban y decían: ‘Mi mamá falleció’».

Después de más de un año de sufrir el covid-19, Mitts ahora está lidiando con un tipo diferente de dolor. El hospital está ubicado en el vecindario de Austin, cerca de la sala que representa Mitts, quien ha sido concejala durante dos décadas. Dijo que sus electores se encuentran entre los más vulnerables.

«Que esto suceda es ciertamente una tragedia», dijo Mitts. «No todo el mundo debería tener que pagar por el error de otra persona cuando sabes que no tuvo nada que ver con él».

La senadora estatal de Illinois Kimberly A. Lightford, vicepresidenta de la Junta de Fideicomisarios de Loretto, dijo que Miller y Ahmed fueron «reprendidos» por la junta de fideicomisarios del hospital.

«Y eso no cambia el hecho de que lo que hicieron mal está mal», dijo Lightford, y agregó que el público podría oír hablar de más irregularidades relacionadas con la distribución de vacunas. «Hemos reprendido extensamente al presidente y (ex) director de operaciones del hospital. Se impusieron sanciones (y) también cargos financieros. Ninguno de los dos estaba satisfecho, por supuesto. Quizás pensaron que éramos un poco torpes. Se lo aseguro; no volverá a suceder».

Lightford dijo que ella, como Mitts, está decepcionada.

«Creo que hicieron un mal trabajo yendo a la Torre Trump», dijo. «Mi frustración es cuando alguien no sigue las reglas aquí … todos sufren, pero creo que el hospital está lidiando con eso».

El gobernador de Illinois, JB Pritzker, calificó lo sucedido como «inaceptable».

«Es inaceptable dejar que la gente se salte la fila», dijo.

Las personas que más necesitan la vacuna podrían sufrir, advierten

El Departamento de Salud Pública de Chicago emitió un comunicado diciendo que garantizará que las personas que fueron vacunadas a través de Loretto puedan recibir su segunda dosis a tiempo.

Loretto no recibirá las primeras dosis hasta que el CDPH pueda confirmar que las estrategias de vacunación y las prácticas de notificación de Loretto cumplen con todos los requisitos, según un comunicado de la oficina de la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot.

Las primeras vacunas contra el covid-19 de la ciudad se administraron en el hospital de Loretto en diciembre. El hospital fue elegido debido a la necesidad de la comunidad y su proximidad al vecindario de Austin.

El hospital también fue el primero en crear un sitio de pruebas de la comunidad de West Side en abril de 2020. Las estadísticas estatales muestran que esta área ha visto 10.535 casos de covid-19, la segunda mayor cantidad de casos en el estado, según el hospital de Loretto.

La Dra. Wendy Goodall McDonald, que trata a pacientes en toda la ciudad, dijo que las personas que más necesitan la vacuna podrían sufrir.

«Creo que retirar las vacunas para el área dañará y perjudicará a las comunidades negras y morenas», dijo.

McDonald, que es obstetra-ginecóloga en Women’s Health Consulting, dijo que algunas de sus pacientes han tenido dificultades para conseguir citas para la vacuna, comparando la reserva de citas con tratar de conseguir entradas para conciertos de Beyoncé.

Dijo que espera que la controversia en torno a este caso sea una motivación para las comunidades minoritarias que dudan en vacunarse.

«La vacuna es segura», dijo. «Mira a la gente que clama por conseguirlo».

Alderman Mitts, quien recibió dos dosis de la vacuna a principios de este año en Loretto, dijo que no quiere que las personas a las que ha servido durante casi dos décadas se pierdan una vacuna que podría salvarles la vida.

Chicago
Torre Trump