ANÁLISIS | Por qué la postura de Biden sobre la marihuana está 10 años atrasada

(CNN) — El presidente Joe Biden y el gobierno federal están atrasados ​​en la reforma de la marihuana.

A principios de este mes, cinco miembros del gobierno de Biden fueron despedidos al menos en parte por admitir haber usado marihuana en el pasado. La marihuana sigue siendo ilegal según la ley federal.

Pero una mirada a los números muestra cuán diferente es la ley federal sobre la marihuana en comparación con el enfoque del público al respecto. Estos últimos son mucho más favorables a su legalización.

El año pasado, las encuestas de Gallup mostraron que el 68% de los estadounidenses estaban a favor de legalizar la sustancia para uso recreativo. Ese fue el porcentaje más alto jamás registrado por Gallup. Una encuesta de NORC el año pasado descubrió de manera similar que el 67% favorecía la legalización de la marihuana.

Biden, sin embargo, ha tratado con cuidado la reforma de la marihuana. Si bien no quiere que siga siendo ilegal, solo quiere que sea despenalizada, no legalizada.

Es casi como si el presidente no reconociera el asombroso aumento en el apoyo a la legalización de la marihuana en las últimas dos décadas. En 2010, la legalización de la marihuana era la posición minoritaria. Solo el 46% de los estadounidenses estaban a favor y el 50% en contra. En 2000, apenas el 31% estaba a favor de la legalización. Cuando Biden se convirtió en senador por primera vez en 1973, el 16% estaba a favor de la legalización y el 78% se opuso.

Pocos otros temas han experimentado un cambio tan dramático en un período tan corto. El matrimonio entre personas del mismo sexo es uno de los pocos otros temas en los que la opinión pública ha cambiado tan rápidamente. En 2000, el 34% estaba a favor y el 62% se oponía según las encuestas de Gallup. Eso cambió con un 44% de apoyo en 2010. Para 2020, esa favorabilidad subió hasta el 67%.

La transformación de la opinión pública sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo coincidió con muchos más políticos que manifestaron públicamente su apoyo.

Curiosamente, en cierto modo no ha sucedido lo mismo con la marihuana.

Parte de eso puede deberse a que los políticos piensan que la legalización de las drogas es un tercer carril en la política estadounidense. Pueden ver las encuestas nacionales sobre el tema, pero no lo creen.

Una mirada a las encuestas estatales del último mes muestra que la legalización de la marihuana es popular en los estados azul y rojo. Una encuesta de Goucher College de Maryland encontró que el 66% estaba a favor de legalizar la marihuana. Otra encuesta del Quinnipiac de Nueva York mostró que el 64% la apoyaba. Una encuesta del Texas Tribune reveló que el 60% de los votantes de Texas dijeron que la marihuana para cualquier uso debería ser legal.

Esto coincide con casi todos los grupos que respaldan la legalización a nivel nacional. Los únicos que no lo hicieron en las encuestas de Gallup fueron los republicanos (48%), los conservadores (49%) y los que asistían a servicios religiosos semanalmente (48%). Esas cifras siguen siendo mucho más altas que su respaldo básico para muchos temas liberales.

Y para ser claros, este no es un fenómeno de encuestas. La legalización de la marihuana no es solo algo popular en las encuestas. Es algo que es popular en las urnas.

En 2020, había cuatro estados diferentes que tenían medidas electorales para legalizar la marihuana recreativa. Todas y cada uno de ellas pasaron.

Pasaron en un estado azul racialmente diverso como Nueva Jersey (67%), un estado racialmente diverso como Arizona (60%) y estados mucho más blancos como Montana (57%) y Dakota del Sur (54%).

Lo que es notable aquí es que en todos los estados, la legalización de la marihuana obtuvo un porcentaje más alto de votos que Biden. La marihuana tuvo un desempeño desde alrededor de 10 puntos mejor (Nueva Jersey) a casi 20 puntos mejor (Dakota del Sur) que Biden.

Es difícil imaginar que Biden saldría perjudicado al cambiar su postura de despenalizar a legalizar. Incluso puede conseguir algunos votantes.

Joe Biden
Marihuana