14 países y el director de la OMS acusan a China de ocultar datos de la investigación sobre los orígenes de la pandemia

Hong Kong (CNN) — Se suponía que ofrecería información sobre los orígenes de la pandemia de covid-19. Pero desde su publicación el martes, la tan esperada investigación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha generado críticas de gobiernos de todo el mundo por acusaciones de que es incompleta y carece de transparencia.

En una declaración conjunta, Estados Unidos y otros 13 gobiernos, incluidos el Reino Unido, Australia y Corea del Sur, expresaron su preocupación por el acceso limitado del estudio a «muestras y datos originales y completos».

La Unión Europea emitió su propia declaración, expresando las mismas preocupaciones en un lenguaje un poco más suave. La crítica surge tras una admisión del director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, de que los investigadores enfrentaron problemas durante su misión de cuatro semanas a la ciudad de Wuhan, en el centro de China, donde se detectó por primera vez el coronavirus en diciembre de 2019.

En una conferencia de prensa el martes, Tedros pareció contradecir los hallazgos centrales del estudio al sugerir que la teoría de que el virus escapó de un laboratorio de Wuhan debería ser objeto de seguimiento, aunque el informe señaló que tal posibilidad era «extremadamente improbable» y no recomendaba más investigaciones sobre la hipótesis.

La investigación de la OMS, realizada más de un año después del brote inicial, fue objeto de un intenso escrutinio desde el principio. Algunos científicos y el gobierno de EE.UU. han cuestionado la independencia y credibilidad del estudio, lo que genera preocupaciones sobre la influencia del Gobierno chino. Mientras tanto, Beijing ha acusado a Washington y otros de «politizar» el origen del virus.

Después de repetidos retrasos, el informe de la OMS, compilado por un equipo de expertos internacionales y sus homólogos chinos, finalmente se publicó el martes. Proporciona un examen detallado de los datos recopilados por los científicos y las autoridades chinas desde los primeros días de la pandemia, pero ofrece poca información nueva o hallazgos concretos sobre dónde y cómo se propagó el virus a los humanos.

LEE: La OMS dice que es «probable a muy probable» que la fuente del nuevo coronavirus sea un animal, según el informe final de la agencia

China ha rechazado con vehemencia cualquier crítica o culpa relacionada con su manejo de la pandemia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo en un comunicado el martes que China siempre ha sido «un partidario de la investigación científica mundial sobre la fuente del virus y sus rutas de transmisión».

«La parte china ofreció la facilitación necesaria para el trabajo del equipo, demostrando plenamente su apertura, transparencia y actitud responsable», dijo el comunicado, agregando que el estudio de los orígenes también debería realizarse en otros países.

La declaración conjunta del martes, firmada por Estados Unidos y sus aliados, reconoció el «trabajo incansable» de los expertos de la OMS para comprender cómo comenzó la pandemia, pero también planteó preguntas sobre el momento y la independencia del informe.

«Es igualmente esencial que expresemos nuestras preocupaciones compartidas de que el estudio de expertos internacionales sobre la fuente del virus SARS-CoV-2 se retrasó significativamente y no tuvo acceso a datos y muestras originales y completos».

La reprimenda pública de EE.UU. y otros destaca aún más la dificultad de realizar una investigación científica transparente e independiente sobre los orígenes del virus, que ha infectado a más de 128 millones de personas y ha matado a más de 2,8 millones en todo el mundo, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Acceso a datos

Hablando en la sesión informativa del martes, el director de la OMS, Tedros, admitió que los expertos internacionales enfrentaron problemas con el acceso a los datos en Wuhan.

«En mis discusiones con el equipo, expresaron las dificultades que encontraron para acceder a los datos sin procesar. Espero que los estudios colaborativos futuros incluyan un intercambio de datos más oportuno y completo», dijo Tedros, quien anteriormente había enfrentado críticas de que su agencia era demasiado cercana a China.

Dominic Dwyer, un experto australiano en enfermedades infecciosas y miembro del equipo de la OMS, dijo a Reuters el mes pasado que el equipo había solicitado datos sin procesar de los pacientes sobre los 174 primeros casos en Wuhan en diciembre de 2019, pero la solicitud fue rechazada y se le proporcionó solo un resumen.

En su propia declaración, la UE dijo que el informe era un «primer paso útil», pero lamentó «el inicio tardío del estudio, el despliegue retrasado de expertos y la disponibilidad limitada de muestras tempranas y datos relacionados».

«Solo a través de una revisión exhaustiva de los orígenes del virus y su transmisión a la población humana, podremos comprender y controlar mejor esta pandemia, y prevenir y prepararnos mejor para futuras emergencias de salud», dijo el comunicado.

En comparación, la respuesta del gobierno de EE.UU. fue mucho más directa y enérgica.

«El informe carece de datos cruciales, información y acceso a datos, y representa una imagen parcial e incompleta», dijo la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en una sesión informativa.

Dijo que las autoridades chinas «no han sido transparentes, no han proporcionado datos subyacentes, lo que ciertamente no califica como cooperación».

«[El informe] no nos lleva a un entendimiento más cercano ni a un conocimiento mayor del que teníamos hace seis o nueve meses sobre el origen», dijo.

MIRA: OMS: El covid-19 pudo haberse extendido a nivel mundial antes de diciembre del 2020

‘Barrera política’

El informe examina cuatro posibles formas en que podría haber surgido el coronavirus y concluye que es más probable que se haya propagado a los humanos a partir de un huésped animal intermedio, una creencia mantenida durante mucho tiempo por los científicos. Pero no respondió preguntas cruciales sobre cómo sucedió esa transmisión.

Recomienda más estudios para rastrear los animales vendidos en los mercados de Wuhan y sus alrededores, incluida la entrevista a los trabajadores en las granjas de vida silvestre y las pruebas de anticuerpos contra el coronavirus.

El informe también dice que es «extremadamente improbable» que el virus se fugara a partir de un incidente de laboratorio, una teoría promovida por la anterior administración de Trump y ferozmente negada por el Gobierno chino.

«Simplemente no encontramos evidencia realmente tangible o pistas reales sobre eso, a pesar de muchas preguntas bastante difíciles que se le hicieron al Instituto de Virología de Wuhan», dijo el Dr. Peter Daszak, miembro del equipo de expertos de la OMS que visitó Wuhan, le dijo a CNN.

«Hicieron pruebas a todo el personal del grupo de coronavirus de murciélagos en busca de coronavirus, SARS-CoV-2, para ver si habían sido infectados y dieron negativo», dijo.

Pero los críticos dicen que el informe no ha proporcionado evidencia concreta para descartar esa posibilidad.

El martes, el director de la OMS, Tedros, dijo que la evaluación del informe sobre la teoría de las fugas de laboratorio no era «lo suficientemente amplia» y que se necesitarían más datos y estudios para llegar a conclusiones más sólidas.

«Aunque el equipo ha concluido que una fuga de laboratorio es la hipótesis menos probable, esto requiere más investigación, posiblemente con misiones adicionales que involucren a expertos especialistas, que estoy listo para enviar», dijo Tedros.

Peter Ben Embarek, el investigador principal de la misión de la OMS, dijo en la sesión informativa que el informe era «solo el comienzo» y admitió que «solo hemos arañado la superficie de este complejo conjunto de estudios que deben realizarse».

El informe hace una serie de recomendaciones para estudios adicionales, incluidas las pruebas de anticuerpos contra el coronavirus en muestras recolectadas a través de bancos de sangre antes del brote de Wuhan.

Daszak dijo que actualmente no hay un plan establecido para que la misión de la OMS regrese a China para realizar más estudios.

«Lo que se entiende (es) que la próxima fase de este trabajo será seguir esas recomendaciones y comenzar esos estudios, y ya estamos hablando con China sobre nuestros próximos pasos y cómo podemos ayudar a que eso suceda», dijo.

LEE: Exdirector de los CDC dice, sin pruebas, que el origen del nuevo coronavirus que causa covid-19 fue un laboratorio en China

Pero algunos analistas advirtieron que las preocupaciones que han eclipsado el estudio de la OMS podrían acechar las investigaciones futuras, especialmente a medida que se deterioran las relaciones entre China y los países occidentales.

«La cuestión es que no se evitará la política», dijo Yanzhong Huang, investigador principal de salud global en el Consejo de Relaciones Exteriores con sede en Estados Unidos.

Huang dijo que no esperaba que la investigación fuera transparente, que la OMS desempeñara un papel de liderazgo independiente o que China cooperara plenamente en la investigación mientras persista una «barrera política».

Sandi Sidhu de CNN contribuyó con este informe.

Pandemia