Los estadounidenses están ahorrando el dinero de sus cheques de estímulo… en lugar de gastarlo

Washington (CNN) — Los estadounidenses están ahorrando gran parte de sus cheques de estímulo o utilizándolos para pagar deudas en lugar de gastar el dinero, según una nueva encuesta de la Reserva Federal de Nueva York.

En promedio, los hogares utilizan o planean destinar el 34% de los cheques de estímulo a pagar deudas y ahorrar el 42%, indicó el sondeo. Este es, justamente, el dinero que personas y familias recibieron por el paquete de ayuda de covid-19 más reciente, que el Congreso aprobó en marzo, y cuyo valor alcanzó hasta US$ 1.400 por individuo. Según la encuesta, sólo un 25% de los cheques se destina a gastos.

LEE: Pagos de estímulo adicionales están en camino para quienes perdieron su trabajo el año pasado en EE.UU.

En el momento de la encuesta, las familias dijeron que recibieron cheques por un promedio de US$ 3.162. El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) había enviado unos 130 millones de pagos a finales de marzo, pero aún hay más en camino.

Gastos, ahorros y pagos de deudas

Los legisladores redujeron la extensión de los cheques de estímulo más recientes, con el objetivo de excluir a las familias de mayores ingresos que podrían no necesitar el dinero para pagar las facturas y poner alimentos sobre la mesa. En las rondas anteriores, algunas familias que ganaban más de US$ 200.000 al año eran elegibles para obtener algún dinero. Pero la nueva ronda excluye a quienes tienen ingresos por al menos US$ 160.000, independientemente del número de hijos.

Sin embargo, la encuesta reveló que las familias que han recibido la tercera ronda de pagos utilizan el dinero de una manera muy similar a las veces anteriores. Aunque gastaron una parte ligeramente mayor.

En enero, los hogares gastaron el 26% de los cheques de estímulo, y el resto se dividió entre ahorros y pago de deudas. Esos pagos tuvieron un valor de hasta US$ 600.

En junio del año pasado, las personas recibieron hasta US$ 1.200. Los encuestados por la Reserva Federal de Nueva York en ese momento dijeron que gastaron el 30%, ahorraron el 36% y utilizaron el 35% para pagar deudas.

Aun así, parece que en esta última ronda los hogares con menos ingresos son más propensos a destinar el dinero para gastos que a ahorros. Quienes ganan menos de US$ 75.000 al año señalaron que gastan o esperan gastar el 27% de sus cheques de estímulo. Mientras que las familias que ganan más destinarían el 24% a gastos.

¿Quiénes recibe el cheque de estímulo?

Se espera que los nuevos pagos de hasta US$ 1.400 por persona lleguen al 85% de los hogares, según la Casa Blanca. Las familias recibirán US$ 1.400 adicionales por cada persona dependiente. Por lo que una pareja con dos hijos podría recibir un cheque de hasta US$ 5.600. A diferencia de las rondas anteriores, las familias recibirán dinero adicional por dependientes adultos mayores de 17 años.

El monto completo irá a las personas que ganen menos de US$ 75.000 de ingresos brutos ajustados, los jefes de familia (como las familias monoparentales) que perciben menos de US$ 112.500 y los matrimonios que ganan menos de US$ 150.000. A medida que aumentan los ingresos, los pagos se reducen gradualmente .

Los legisladores disminuyeron el alcance de los pagos en esta ocasión. De modo que no todos los que recibieron un cheque anteriormente volverán a tenerlo. La medida excluye a las personas que ganan al menos US$ 80.000 al año de ingresos brutos ajustados, a los jefes de familia que ganan al menos US$ 120.000 y a las parejas casadas que ganan al menos US$ 160.000, independientemente del número de hijos que tengan.

MIRA: Cheques de estímulo en EE.UU.: ¿qué me conviene hacer con ese dinero?

¿En qué año se basan los límites de ingresos?

Los nuevos límites de ingresos se basarán en la declaración de impuestos más reciente del contribuyente. Si las personas ya presentaron la declaración de 2020 al momento de enviar el pago y esta se procesó, el IRS determinará la elegibilidad en el ingreso bruto ajustado de ese año. De lo contrario, tomará como base la declaración de 2019. O la información presentada a través de un portal en línea, que se creó el año pasado para quienes no suelen presentar declaraciones de impuestos.

Si tus ingresos de 2019 fueron menores que tu sueldo en 2020, no deberás devolver nada. Pero si tus ingresos bajaron en 2020, presentar tu declaración de impuestos ahora, antes de que se envíen los pagos, puede significar que recibirás un cheque mayor.

¿Quién sigue esperando?

Alrededor de 25 millones de pagos más se enviarán a finales de esta semana, incluidos los de los beneficiarios de la Seguridad Social con ingresos muy bajos.

Aquellos que no tienen declaraciones de impuestos correspondientes a 2019 o 2020, normalmente porque sus ingresos están por debajo del umbral para presentarlas, seguirán recibiendo el dinero automáticamente. Pero los pagos no empezaron a llegar a esas personas hasta el pasado fin de semana. Se espera que muchos de esos pagos electrónicos lleguen a las cuentas el 7 de abril. El retraso afecta a quienes reciben prestaciones de la Seguridad Social, de la Seguridad de Ingreso Suplementario o de la Junta de Jubilación Ferroviaria.

MIRA: Lo que los cheques de estímulo en EE.UU. hicieron posible para estas tres mujeres

Las personas que reciben pensiones del Departamento de Asuntos de los Veteranos y no tienen declaraciones de impuestos recientes también esperan sus pagos de estímulo. El IRS dijo este miércoles que seguía revisando los datos que recibió sobre los destinatarios de beneficios de veteranos. Esos pagos podrían ser procesados a finales de la semana. Llegarán a las cuentas electrónicamente el 14 de abril.

Otros hogares que son elegibles para la nueva ronda de pagos, pero que no han presentado sus declaraciones de impuestos de 2020 o 2019 y que no utilizaron el portal en línea del IRS para los no declarantes el año pasado también podrían seguir esperando. La agencia insta a que presenten las declaraciones de impuestos de 2020 lo antes posible para poder recibir sus pagos.

Covid-19
Estímulo económico