Volcán en San Vicente: siguen las evacuaciones por la erupción del volcán La Soufrière, que manda cenizas a 6.000 metros de altura

(CNN) — Este viernes continuaron las evacuaciones en la isla de San Vicente, en el Caribe, luego de que la erupción del volcán La Soufrière enviara columnas de cenizas a 6.000 metros de altura, de acuerdo a la Organización Nacional de Manejo de Emergencias del país.

«La caída intensa de ceniza ha detenido un poco el proceso, ya que la visibilidad es extremadamente mala», dijo la organización, conocida como NEMO por sus siglas en inglés NEMO agregó que continúan respondiendo «a los muchos desafíos del proceso».

«La columna de ceniza se extendió en línea vertical unos 10 kilómetros», dijo el viernes el primer ministro Ralph Everard Gonsalves en conferencia de prensa.

Una vez que sucede una erupción explosiva, es probable que haya otras y estas podrían continuar «durante días y posiblemente semanas», dijeron las autoridades.

Las áreas más cercanas al volcán se verán afectadas por flujos piroclásticos y oleadas, agregaron las autoridades. Los equipos están recopilando información para comprender el patrón de erupción.

«El volcán La Soufrière hizo erupción el segundo viernes de abril en 1979», es decir el viernes 13 de abril de ese año, informó NEMO. «A cuatro días de su aniversario volió a entrar en erupción el segundo viernes de abril (9) de 2021», explicó.

La Soufrière se encuentra en la isla más grande de la cadena San Vicente y las Granadinas.

volcán-dos-san-vicente.jpg

(Crédito: Zen Punnett/ AFP/ Getty Images)

El jueves, el primer ministro Gonsalves declaró una alerta de desastre por un cambio en la actividad de erupción del volcano. La isla entró en alerta roja, lo que significa que era «inminente» la erupción, dijo NEMO.

«Por favor dejen la zona roja inmediatamente. La Soufrière hizo erupción. Se registró caída de cenizas hasta el aeropuerto internacional de Argyle», dijo.

El viernes, la directora general de la Cruz Roja de San Vicente y las Granadinas, Dora James, dijo a CNN que la erupción sonaba como un «motor de un jet grande» y que había un «flujo constante de humo» procedente de la columna de ceniza.

Poco tiempo después de la explosión, barcos y otros vehículos recogieron a quienes estaban evacuando a último minuto del área, explicó. Ella también abandonó la zona, pero va a volver para constatar si hubo daños.

James explicó que actualmente las líneas telefónicas del área están saturadas porque muchas personas están llamando para conseguir información y comprobar cómo está cualquier persona que haya quedado rezagada.

La directora de la Cruz Roja fue testigo de las las erupciones de abril de 1979 y las recuerda bien. Contó que ese año las erupciones tuvieron más incendios y cenizas.

Kenton Chance, periodista independiente, le dijo a CNN que estaba a unos 8 km del volcán, en la ciudad de Rosehall, en San Vicente.

«Normalmente tendríamos una vista muy dominante del volcán», dijo. «Sin embargo, debido a la cantidad de ceniza en el aire no se puede ver». La ceniza seguía cayendo, pero en cantidades cada vez menores, según dijo.

Chance escuchó un estruendo proveniente de la montaña cuando llegó, pero desde entonces ha disminuido.

Se emitieron órdenes de evacuación en cerca de una docena de distritos de San Vicente. Esto afectó a entre 6.000 y 7.000 personas, dijo a CNN un portavoz del Centro de Investigación Sísmica de la Universidad de las Indias Occidentales.

Mientras iba hacia a Rosehall, Chance vio a varias personas detenidas al costado de la carretera, según contó. Cree que era gente que había evacuado.

El periodista dijo que hasta ahora no ha visto reportes de daños a propiedades, lesiones o muertes.