Francia busca prohibir vuelos internos cuando viajar en tren sea una alternativa

(CNN) — Francia avanza para prohibir vuelos internos cortos y promover los viajes en tren en su lugar, luego de los legisladores aprobaran un plan que interrumpirá varias rutas aéreas para reducir las emisiones.

Los diputados votaron el sábado a favor de suspender algunos vuelos de aerolíneas dentro del país en los casos en que se puede hacer el viaje por tren en menos de dos horas y media. La medida forma parte de un proyecto de ley más amplio sobre clima.

Si la propuesta pasa el Senado, Francia se sumará a un grupo de países europeos que buscan limitar los vuelos cortos.

Sin embargo, algunos han criticado al presidente Emmanuel Macron por suavizar las propuestas de su propio panel sobre medio ambiente. Este había recomendado prohibir los vuelos en los casos en que hubiera viajes por tren de menos de cuatro horas.

El ministro de Transporte, Jean-Baptiste Djebbari, dijo que la propuesta del Gobierno era razonable. Durante el debate, afirmó que un umbral de cuatro horas «habría afectado realmente a territorios que necesitan los vuelos».

«Cuando hay una alternativa sólida, los clientes normalmente eligen el tren», dijo, y citó las rutas de Estrasburgo y Burdeos a París. «En cada ocasión en que las líneas de alta velocidad han competido con los vuelos, hemos notado que los trenes han drenado en gran medida (a los pasajeros de las aerolíneas)», afirmó.

¿Qué rutas desaparecerán?

francia-vuelos-domésticos

francia-vuelos-domésticos

Djebbari también dijo que el proyecto de ley supondría el fin de los vuelos desde el aeropuerto de Orly en París a Nantes y Lyon.

Sin embargo, las medidas no aplican a las rutas que suelen formar parte de un vuelo internacional con conexiones, lo que significa que el aeropuerto Charles de Gaulle de la capital, el principal centro de transporte internacional del país, queda en gran medida por fuera del cambio.

La diputada de izquierda Danièle Obono afirmó que el plan del gobierno de no ir por el límite de cuatro horas «salvaría las tres rutas que emiten más gases de efecto invernadero». Estas son, según dijo, París-Niza, París-Toulouse y París-Marsella.

La propuesta de las cuatro horas es del panel de ciudadanos de la Convención del Clima, creado por Macron para evaluar las posiciones en el país con respecto a las medidas para reducir las emisiones.

Francia no es el único que apuesta a limitar los vuelos domésticos

Varios países europeos han tratado de promover los viajes en tren como alternativa a los vuelos nacionales. Y lo han hecho incluso en momentos en que las aerolíneas se ven afectadas por la pandemia.

El año pasado, en Austria le ordenaron a la aerolínea de bandera que sustituyera uno de sus vuelos por un servicio de tren más frecuente, para cumplir con los criterios gubernamentales del plan de rescate.

El paquete de ayuda gubernamental de 600 millones de euros (US$ 714 millones) para Austrian Airlines estipulaba que redujera las emisiones de sus vuelos domésticos en un 50% para 2050 y que pusiera fin a los vuelos en los que una alternativa directa en tren tardara «considerablemente menos de tres horas».

En una medida similar, el gobierno francés acordó el año pasado un paquete de rescate de 7.000 millones de euros (US$ 8.300 millones) para AirFrance que estaba vinculado a ciertas condiciones. Una de ellas era la «reducción drástica de los vuelos domésticos, limitados a los traslados hacia los hubs, siempre que haya una ruta alternativa por tren que pueda realizarse en dos horas y media».