Acciones de gigante del tabaco se desploman tras posible nueva regulación para cigarrillos

(CNN) — La noticia de que podría llegar una nueva e importante regulación para los fabricantes de cigarros puso en alerta a los inversionistas el lunes por la tarde.

Las acciones del gigante tabacalero Altria Group (MO), antes conocido como Philip Morris, se desplomaron el lunes tras un informe del diario The Wall Street Journal en el que se afirmaba que el gobierno de Joe Biden está estudiando la posibilidad de obligar a los fabricantes de cigarrillos a reducir el nivel de nicotina de sus productos hasta el punto de que dejen de ser adictivos. Aunque la nicotina no causa directamente enfermedades, es un compuesto altamente adictivo que ayuda a que la gente siga consumiendo cigarrillos.

Las acciones de Altria cerraron con un descenso de más del 6% y cayeron otro 2% en las operaciones posteriores al cierre.

El informe de The Wall Street Journal, que cita a personas familiarizadas con el tema, dice que la administración Biden está considerando la medida al mismo tiempo que está estudiando prohibir los cigarrillos mentolados.

La Casa Blanca no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios. La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés), que regula los productos comerciales del tabaco, se negó a comentar el informe sobre la posible nueva regulación que exige la reducción de los niveles de nicotina.

La FDA debe responder antes del 29 de abril a una petición ciudadana que indica si tiene previsto aplicar una política de prohibición de los cigarros mentolados. Las investigaciones, incluidas las de la propia FDA, han revelado que los cigarrillos mentolados –que tienen un sabor a menta y pueden hacer que fumar sea menos irritante– son más propensos a ser fumados por los jóvenes y pueden ser más difíciles de dejar.

Aunque es probable que la entrada en vigor de cualquiera de las dos políticas lleve años, podrían tener enormes repercusiones para las tabacaleras al hacer que los cigarros sean menos adictivos y por tanto reducir potencialmente el número de jóvenes que empiezan a consumirlos.

Altria, que vende los cigarrillos Marlboro, Virginia Slims y Parliament en Estados Unidos, dijo a CNN Business –en un comunicado– que cualquier medida que adopte la FDA «debe tener en cuenta las consecuencias en el mundo real», como el impacto en «cientos de miles de puestos de trabajo desde los cultivos hasta las tiendas locales de todo el país» y el posible aumento de los mercados ilícitos.

«Guiados por la ciencia, seguiremos participando en este proceso de regulación a largo plazo», agregó la empresa.

La posible regla de reducción de nicotina o la prohibición del mentol seguiría a las regulaciones impuestas bajo la administración anterior que también tenían como objetivo hacer que los productos de tabaco fueran menos atractivos, especialmente para los jóvenes.

La FDA prohibió, en diciembre de 2019, la venta de productos de tabaco a cualquier persona menor de 21 años. Un mes después, la agencia introdujo una política que prohíbe la venta de la mayoría de los cartuchos con sabor para los cigarrillos electrónicos.

El gigante de los cigarrillos electrónicos Juul dejó de vender de forma voluntaria sabores afrutados, a finales de 2018, en respuesta a las preocupaciones sobre el vapeo de los jóvenes. Pero la compañía ha luchado desde entonces. En septiembre, dijo que recortaría empleos y consideraría retirarse de algunos mercados internacionales.

En 2018, Altria gastó US$ 12.800 millones por una participación del 35% en Juul, una inversión en la que un año más tarde se depreciaron US$ 4.500 millones. En enero de 2020, la empresa anunció otra rebaja de US$ 4.100 millones en la inversión.

Impuestos cigarrillos
Tabaco