¿Qué es dogecoin, la criptomoneda de broma que se volvió más atractiva que el bitcoin?

(CNN) — Dogecoin es la criptomoneda más popular y peculiar del planeta.

El valor total de los dogecoin en circulación es de más US$ 53.000 millones, lo que no está mal para una moneda digital que comenzó como una broma.

Dogecoin es la quinta criptomoneda más valiosa del mercado, según CoinMarketCap, luego de haber aumentado más del 6000% este año.

El precio de una dogecoin se duplicó nuevamente el viernes después de que el CEO de Tesla, Elon Musk, tuiteara al respecto por enésima vez. La demanda de dogecoin se disparó tanto esta semana que rompió brevemente el sistema de comercio de criptomonedas de Robinhood.

¿Qué es dogecoin?

Como todas las criptomonedas, dogecoin es una moneda digital que puede comprarse y venderse como una inversión y gastarse como dinero.

Aunque cada cripto es única, dogecoin comparte algunas similitudes con sus compañeras más conocidas (su código está basado en el guión de litecoin, por ejemplo). Pero tiene un par de diferencias clave.

A diferencia de bitcoin, que ha fijado en 21 millones la cantidad de monedas disponibles en el mercado, dogecoin tiene 129.000 millones de monedas en circulación y seguirá poniendo a disposición nuevos bloques de monedas para minar cada año. Esa es parte de la razón por la que un dogecoin se valora actualmente en poco menos de 40 centavos de dólar y un bitcoin vale unos US$ 62.000.

Aunque las criptodivisas están ganando aceptación como moneda para comprar bienes, dogecoin no tiene mucho uso en el mundo real. Tiene algunos nichos de mercado, como el dar propinas a los artistas en línea.

Y su principal diferenciador –su activa comunidad online– es lo que hace que esta extraña moneda sea tan divertida. El grupo, activo en Reddit, ha recaudado dinero (en dogecoin, por supuesto) para causas benéficas, y en 2014 financió con éxito un patrocinio para que el piloto de Nascar Josh Wise anunciara a dogecoin en su auto.

«Dogecoin no es tanto un instrumento numismático deflacionario alternativo, sino una exploración ociosa inflacionaria de la construcción de comunidades en torno a un criptoactivo», escribió Usman Chohan, economista de la Escuela de Negocios de la Universidad de Nueva Gales del Sur, en un artículo actualizado en febrero sobre la moneda digital.

¿Cómo empezó?

Dogecoin fue creada como una broma el 6 de diciembre de 2013 por un par de ingenieros de software.

Billy Markus, un programador de IBM de Portland, Oregon, se propuso diferenciar su criptomoneda del bitcoin, la cual estaba impregnada de misterio gracias a su creador anónimo y a que en aquel momento atraía a un pequeño grupo de mineros. Markus quería que su cripto estuviera abierta a las masas, según Chohan.

Markus buscó ayuda para hacer realidad su extraño sueño y encontró a Jackson Palmer, que trabajaba para Adobe. Palmer compró el dominio dogecoin.com, un guiño al meme «doge» que estaba por todos lados en Internet en ese momento.

El sitio web hace un guiño a sus orígenes de broma en la parte superior: su mascota Shiba Inu es la primera imagen de la página, imitando el meme en el que se inspiró, que presenta al mismo perro rodeado de un montón de texto en Comic Sans en inglés mal escrito.

En dogecoin.com, su mascota tiene un título: «Dogecoin es una moneda digital entre pares de código abierto que es favorecida por los Shiba Inus de todo el mundo».

¿Por qué de repente es tan popular?

Dogecoin ya no es una broma. Su popularidad se ha disparado –de forma astronómica este año— en parte por la adopción generalizada del bitcoin y otras criptomonedas.

Pero Elon Musk es el partidario más notorio y destacado de dogecoin. Uno de sus tuits a sus 50 millones de seguidores puede hacer que la criptomoneda se dispare. Eso es lo que ocurrió el viernes, cuando Musk tuiteó «Doge ladrando a la luna» y compartió una foto de un cuadro del artista español Joan Miró, que se titula «Perro ladrando a la luna».

Dogecoin también ha disfrutado de una especie de estatus de culto en Reddit, donde un grupo popular –no muy diferente del grupo WallStreetBets detrás del mitin de GameStop– decidió a principios de este año impulsar su valor «a la luna.» Dogecoin se disparó más del 600% a raíz de eso.

Si es o no una inversión inteligente sigue siendo una pregunta. El bitcoin, que se negocia más activamente y es más aceptado, está sujeto a una volatilidad extrema, por lo que dogecoin también podría desmoronarse sin previo aviso. Pero su ascenso este año ha sido impresionante.

Quien no se ha beneficiado del crecimiento vertiginoso de la moneda es Markus, que vendió todo su dogecoin cuando fue despedido en 2015. El dinero lo utilizó para comprar un Honda Civic.

Criptomoneda