El avance de una vacuna contra la malaria altamente eficaz aumenta las esperanzas de controlar la enfermedad

Londres (CNN) — Una vacuna contra la malaria ha demostrado una eficacia récord en un ensayo de fase II, según muestra un estudio previo a la impresión publicado el viernes por la Universidad de Oxford, que genera esperanzas de que una de las enfermedades más mortales del mundo pueda controlarse.

La vacuna, desarrollada por Oxford y conocida como R21, mostró hasta un 77% de eficacia en un ensayo de 450 niños en Burkina Faso durante 12 meses, dijo la universidad en un comunicado. Dijo que la inyección fue la primera en cumplir con el objetivo de la Hoja de Ruta de Tecnología de Vacunas contra la Malaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de ser una vacuna contra la malaria con al menos un 75% de eficacia.

«Estos son resultados muy interesantes que muestran niveles de eficacia sin precedentes de una vacuna que ha sido bien tolerada en nuestro programa de prueba», dijo Halidou Tinto, el investigador principal de la prueba, en un comunicado. «Esperamos con interés el próximo ensayo de fase III para demostrar datos de seguridad y eficacia a gran escala para una vacuna que es muy necesaria en esta región».

Científicos utilizan drones para combatir la malaria 0:29

El estudio inoculó a 450 niños entre las edades de 5 a 17 meses. Se dividieron en tres grupos, y los investigadores informaron que el grupo de dosis más alta tenía un 77% menos de probabilidades de contraer la enfermedad «y un 71% en el grupo de adyuvante de dosis más baja, durante 12 meses de seguimiento», según el comunicado.

Se señaló que «no hubo eventos adversos graves relacionados con la vacuna», agregó el comunicado.

Los investigadores, junto con sus socios comerciales el Serum Institute of India y el fabricante de medicamentos Novavax, ahora están reclutando para un ensayo de fase III «para evaluar la seguridad y eficacia a gran escala en 4.800 niños, de entre 5 y 36 meses, en cuatro países africanos.

En el futuro, la universidad y sus socios esperan poder fabricar al menos 200 millones de dosis al año, lo que tendría un «gran impacto en la salud pública si se logra la licencia», dijo el comunicado.

«La malaria es una de las principales causas de mortalidad infantil en África», dijo Charlemagne Ouédraogo, Ministro de Salud de Burkina Faso, en el comunicado.

«Hemos estado apoyando ensayos de una variedad de nuevas vacunas candidatas en Burkina Faso y estos nuevos datos muestran que la licencia de una nueva vacuna muy útil contra la malaria bien podría suceder en los próximos años. Esa sería una nueva herramienta extremadamente importante para controlar la malaria y salvar muchas vidas».

La malaria es una enfermedad parasitaria transmitida a través de la picadura de las hembras del mosquito Anopheles. Es prevenible y tratable, pero se estima que 435.000 personas mueren cada año, y la mayoría son niños menores de cinco años.

La región africana albergaba el 94% de todos los casos y muertes de malaria 2019, según la OMS.

Malaria