Nuevo estudio muestra por qué vacunar a todos contra el covid-19 es esencial

(CNN) — Aunque cada vez se tiene más la sensación de que la normalidad está cerca luego de la pandemia de covid-19, los expertos siguen presionando para que haya más vacunaciones, sobre todo porque una nueva investigación detalla las consecuencias a largo plazo para quienes se les diagnostica el virus.

En lo que, según los autores, es el mayor estudio realizado hasta la fecha sobre el impacto a largo plazo del coronavirus, investigadores de la Universidad de Washington en San Luis descubrieron que las personas que tuvieron covid-19 parecen enfrentarse a un riesgo mucho mayor de muerte y necesitan más atención médica en los seis meses posteriores a su diagnóstico, incluso si tenían una forma más leve de la enfermedad.

«Tenemos que pensar en la creciente crisis sanitaria que esto va a provocar en los próximos años», dijo el jueves el doctor Sanjay Gupta, corresponsal médico en jefe de CNN, a Anderson Cooper.

Estados Unidos ha avanzado en la vacunación de su población, pero decenas de millones de estadounidenses aún no han comenzado a vacunarse y los expertos afirman que EE.UU. necesita niveles mucho más altos de vacunación para controlar el virus. Además, las probabilidades son menores de que los más jóvenes —muchos de los cuales recientemente se volvieron elegibles para recibir la vacuna— afirmen que se han vacunado o se vacunarán, en contraste con los mayores, según una encuesta reciente.

EE.UU., ante el desafío de vacunar a los indecisos 0:38

Pero el estudio de la Universidad de Washington muestra lo que muchos expertos han dicho durante gran parte del último año: no se quiere este virus, dijo Gupta.

Entre uno y seis meses después de enfermarse, los pacientes que tuvieron covid-19 tuvieron un 60% más de riesgo de muerte que aquellos pacientes que nunca tuvieron la enfermedad. Los pacientes que tuvieron covid-19 también tenían un 20% más de posibilidades de necesitar más atención médica durante los seis meses posteriores a su diagnóstico, así como más medicación.

Por desgracia, las opciones de tratamiento de covid-19 a largo plazo son limitadas, dijo la doctora Leana Wen a Cooper. Pero la buena noticia es que, además de prevenir las infecciones, las vacunas pueden reducir los síntomas de larga duración, agregó.

Gupta comentó que todavía hay mucho que los expertos están aprendiendo sobre el virus, su tratamiento y sus implicaciones en el futuro.

Variantes de covid-19 aún son controladas por las vacunas

Una amenaza para controlar la pandemia es la propagación de variantes más transmisibles, pero estudios han descubierto que las vacunas siguen funcionando para controlarlas.

Un par de variantes de coronavirus observadas por primera vez en California parecen replicarse mejor en la nariz de las personas infectadas, algo que podría explicar su rápida propagación, informaron investigadores este jueves.

Pero los análisis de sangre de personas que habían recibido las dosis de Pfizer o Moderna indican que, aunque las variantes son un poco menos susceptibles a sus efectos, las vacunas siguen protegiendo a las personas de ellas.

El examen de los hisopos nasales mostró que había el doble de virus en las muestras tomadas de las personas infectadas con las variantes en comparación con las personas infectadas con las cepas más antiguas del virus. Esto es un indicio de que las cepas B.1.427/B.1.429 se replican mejor y que también explica por qué serían más contagiosas.

Pero no son tan transmisibles como la variante B.1.1.7 que se observó por primera vez en Reino Unido y que ahora es la más común en Estados Unidos, informó el equipo en la revista Cell.

Según el estudio, los investigadores deben seguir de cerca las variantes, ya que los análisis de sangre demostraron que las variantes B.1.427/B.1.429 pueden evadir en parte la respuesta inmunitaria.

«La identificación y el monitoreo tempranos de la variante podrían haber orientado los esfuerzos de rastreo de contactos de las autoridades de salud pública para frenar su propagación, además de permitir una investigación más oportuna de su posible importancia», señalaron.

Dr. Huerta: Variantes de covid-19 ponen en riesgo vacunas 3:59

Embarazadas que padecen covid-19 tienen un riesgo de muerte significativamente mayor

Otra investigación también ha demostrado que las mujeres embarazadas que padecen covid-19 tienen un riesgo significativamente mayor de sufrir consecuencias adversas y muerte en comparación con las mujeres embarazadas sin covid-19, según un estudio publicado en la revista JAMA Pediatrics el jueves.

Los investigadores afirman que sus hallazgos deben alertar a las embarazadas y a los médicos para que sigan estrictamente las medidas preventivas de la pandemia.

Descubrieron que las mujeres con covid-19 tenían más probabilidades de sufrir resultados negativos, como la muerte, el parto prematuro y la preeclampsia, una complicación grave del embarazo marcada por la hipertensión. El estudio, dirigido por investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido), señaló que el riesgo de mortalidad materna entre las mujeres con covid-19 era 22 veces mayor que entre las que no tenían el coronavirus.

«Estas muertes se concentraron en instituciones de regiones menos desarrolladas, lo que implica que, cuando no se dispone de servicios integrales de cuidados intensivos, el covid-19 en el embarazo puede ser letal», escribieron los investigadores.

Los expertos señalaron que las mujeres con covid-19 que ya corrían un alto riesgo de preeclampsia debido a afecciones preexistentes, como diabetes, hipertensión y enfermedades cardíacas, tenían casi cuatro veces más probabilidades de desarrollar preeclampsia.

Observaron que la fiebre y la dificultad para respirar se asociaban a un mayor riesgo de complicaciones para las madres y los recién nacidos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC) llevan mucho tiempo afirmando que las embarazadas corren un mayor riesgo de padecer enfermedades graves a causa del covid-19 y un mayor riesgo de resultados adversos, como el parto prematuro.

Covid-19 aumenta riesgo de muerte en mujeres embarazadas 1:14

¿Cuál será el futuro de las vacunas de Johnson & Johnson?

Mientras tanto, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de los CDC APIS está reunido este viernes para debatir cómo seguir adelante con la vacuna Johnson & Johnson después de que se suspendiera para investigar una posible relación con graves coágulos sanguíneos.

Y el doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, dijo el jueves que no le sorprendería que el comité decidiera reanudar las vacunaciones como lo hizo Europa.

«No quiero adelantarme a la recomendación de los CDC, pero la Agencia Europea de Medicamentos —que se hace la misma pregunta sobre el uso del producto de J&J en Europa— ha tomado la determinación de permitir que se administre, porque consideran que el riesgo de covid-19 supera con creces la muy rara ocurrencia de este grave evento adverso», comentó Fauci en una entrevista con KCBS Radio San Francisco.

«Están dejando que la vacuna salga al mercado con una advertencia a la gente sobre lo que deben esperar, sobre cuál es el riesgo», añadió.

Las vacunas de ARNm de dos dosis fabricadas por Pfizer/BioNTech y Moderna se elaboran con una tecnología diferente a la de la vacuna covid-19 de dosis única de J&J y no se han relacionado con casos raros de coágulos sanguíneos.

Fauci dijo que la decisión de los CDC y de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) de pausar el uso de la vacuna debería tranquilizar al público.

«Si hacen una pausa por un acontecimiento tan raro, puedes estar convencido de que se toman la seguridad muy, muy en serio», dijo Fauci. «Si cualquier grado de duda está relacionado con una preocupación continua sobre la seguridad, sólo hay que mirar el sistema, que es muy sensato en el uso de la vigilancia para buscar eventos adversos».

— Jen Christensen, Maggie Fox, Lauren Mascarenhas y Christina Maxouris, de CNN, contribuyeron a este artículo.

Vacuna contra el coronavirus