Testigos describen una escena caótica cuando los policías dispararon contra Andrew Brown Jr.

(CNN) — Los vecinos describieron una escena caótica en la que agentes de Carolina del Norte intentaron hacer cumplir una orden judicial el jueves, un automóvil se alejó y hubo disparos, dejando detrás a un hombre muerto.

El tiroteo ocurrió el miércoles por la mañana en un barrio de la ciudad de Elizabeth en la esquina noreste del estado.

La Oficina del Sheriff del condado de Pasquotank dijo este jueves en un comunicado en video que su equipo táctico y de operaciones especiales estaba intentando hacer cumplir una orden de arresto contra Andrew Brown Jr. cuando ocurrió el tiroteo.

“Nuestros agentes intentaron entregar la orden de arresto. Ellos fueron los que dispararon. Fueron puestos en licencia administrativa hasta que conozcamos todos los hechos”, dijo el alguacil Tommy Wooten.

El subjefe Daniel Fogg dijo que la orden de arresto era por delitos graves de drogas y Brown tenía un historial de resistencia al arresto. CNN no pudo verificar de inmediato ningún cargo anterior de resistencia al arresto contra Brown.

Delegados de otra agencia ayudaron a entregar la orden, dijo Fogg.

Los vecinos le dijeron a CNN que los agentes abrieron fuego contra el vehículo que conducía Brown, aunque no estaba claro si los agentes comenzaron a disparar antes o después de que el automóvil estuviera en movimiento.

Demetria Williams dijo que Brown estaba conduciendo, lo que provocó que el lodo salpicara en el costado de una casa. Un segundo vecino, que habló bajo condición de anonimato, contó el mismo relato. El barro en la casa y una marca profunda de neumático eran visibles el jueves cuando CNN visitó el lugar.

“Para cuando llegué aquí ellos estaban detrás de su auto y él estaba tratando de escapar”, dijo Williams, quien vive en la misma calle. Williams le mostró a CNN dónde estaba ubicado el automóvil y dijo que las llantas estaban girando en lodo durante el accidente.

Un vecino dijo que el barro de una llanta salpicó su casa.

“Y se pararon detrás de él”, dijo Williams. “No podría decirte qué, quién le disparó. No podría hacer eso. Pero uno de los agentes, o tal vez un par, le disparó”.

“Es algo horrible ser testigo”, dijo a CNN otro vecino que habló bajo condición de anonimato. Dijo que escuchó disparos y lo describió como “fuego rápido”.

Tanto Williams como el testigo que pidió permanecer bajo anonimato dijeron que el vehículo, después de atravesar un lote abierto, cruzó otra calle, chocó contra un árbol y se detuvo. Dos vecinos le dijeron a CNN que los agentes sacaron a Brown e intentaron realizar una intervención médica.

Un hombre que vive en la casa donde se detuvo el vehículo dijo que las autoridades habían recuperado una bala de su casa. El punto de entrada de la bala estaba justo a la derecha de su puerta principal y todavía estaba visible.

Fogg dijo que lo que está por verse es si los agentes tenían motivos para creer que las acciones de Brown los ponía en riesgo de sufrir lesiones graves o la muerte.

Wooten dijo: “Si la evidencia muestra que alguno de mis agentes violó la ley o las políticas, serán responsables”.

Este jueves fue el segundo día de protestas. Cientos de personas marchaban por las calles de la ciudad, pasando por la oficina del sheriff y el lugar del tiroteo, antes de dirigirse hacia un área comercial.

Carolina del Norte Andrew Brown Jr.

El jueves, un portavoz de la oficina del sheriff se negó a comentar más y dijo que el asunto estaba siendo investigado por la Oficina de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte (SBI, por sus siglas en inglés).

Los funcionarios de la agencia dijeron en un comunicado que los investigadores están trabajando rápida y exhaustivamente.

“Entendemos la necesidad de transparencia y daremos a conocer la información que tengamos cuando podamos hacerlo”, dijeron funcionarios del SBI.

Si bien las autoridades no han dado información sobre lo que condujo al incidente, y específicamente, si Brown estaba armado, su familia dice que “nunca cargó un arma”.

“Es mi sobrino favorito. Nunca cargó un arma. No tenía un arma”, dijo Pete Brown a CNN.

El policía involucrado en el tiroteo está suspendido, según el sheriff.

Wooten dijo a los periodistas en una conferencia de prensa realizada el miércoles por la tarde que los agentes portaban cámaras corporales y estaban activadas. El contenido de las cámaras no ha sido publicado.

El SBI dijo en su declaración que se necesita una orden judicial en Carolina del Norte para que se hagan públicas las imágenes de una cámara corporal.

“Cualquier solicitud relacionada con la publicación de dicho video debe dirigirse a la Oficina del Sheriff del Condado del Condado de Pasquotank o la Oficina del Fiscal de Distrito», dice el comunicado.

Andrew Womble, fiscal del distrito del Primer Distrito Fiscal, y el fiscal del condado de Pasquotank, R. Michael Cox, dijeron que “la ley permite una visualización privada por parte de la familia del Sr. Brown (y) estamos trabajando con su abogado para arreglar eso».

La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP, por sus siglas en inglés) de Carolina del Norte emitió un comunicado pidiendo una “revisión inmediata de las cámaras corporales”, así como una investigación exhaustiva del departamento del sheriff.

“Aquí estamos nuevamente indignados de saber que otro hombre negro está muerto, presumiblemente a manos de aquellos que supuestamente deben proteger y servir. El asesinato de Andrew Brown en Elizabeth City, un hombre negro de 40 años de edad y padre de diez, [ocurrió] en la mañana después de que se le declarara culpable de cada cargo a Derek Chauvin. [Esto] es un llamado para realizar un mayor escrutinio al sistema policial”, dijeron los funcionarios de la NAACP de Carolina del Norte, y agregaron que “no se quedarán con los brazos cruzados y verán a Carolina del Norte convertirse en otra Minnesota”.

Un grupo de personas se manifestaron afuera del edificio municipal A. Parker Midgett en Elizabeth City.

La tía de Brown Clarissa Gibson dijo que inicialmente se enteró del tiroteo en las noticias antes de descubrir que, de hecho, fue su sobrino quien murió a tiros. Gibson le dijo a CNN el miércoles que cree que Brown estaba desarmado en el momento del tiroteo porque normalmente no llevaba un arma.

La exnovia de Brown Patrice Revelle, quien dijo que tiene cinco hijos con Brown, le dijo a CNN que “Drew no tenía un arma. No llevaba un arma”.

Revelle, quien no estaba presente en el momento del tiroteo, insistió en que Brown no habría estado armado.

Wooten dijo que no comentará sobre la cantidad de disparos porque una investigación revelará esos detalles.

El gobernador Roy Cooper le dijo a CNN en un comunicado que “está al tanto del incidente y cree que debería haber una investigación completa”.

“Debemos seguir trabajando por la rendición de cuentas y la injusticia en las comunidades de nuestro estado”, dijo el gobernador en un comunicado.

El ayuntamiento celebró una reunión de emergencia el miércoles por la noche para discutir el tiroteo, pero el administrador de la ciudad dijo que no iba a imponer un toque de queda.

Después de la reunión, varios miembros hablaron ante una multitud enojada que se reunió afuera.

El concejal Darius Horton provocó aplausos cuando les dijo a los manifestantes que estaba pidiendo a las autoridades que divulgaran de inmediato las imágenes de cámara corporal.

“Creo que en los próximos días o en las próximas horas se deben publicar las imágenes”, dijo a CNN. “Porque esa es la única forma en que esta gente se va a calmar”.

Elizabeth City tiene alrededor de 18.000 residentes y está ubicada justo al oeste de Outer Banks de Carolina del Norte y a unas 72 kms al sur de Norfolk, Virginia.

Dianne Gallagher, Brian Todd y Devon M. Sayers de CNN reportaron desde Elizabeth City, y Nick Valencia y Gregory Lemos reportaron desde Atlanta. Kay Jones, Jason Hanna y Steve Almasy de CNN contribuyeron a este reporte.

abuso policial